La política del gobierno de Jimmy Morales hacia el conflicto que vive Nicaragua y que ha dejado más de 300 fallecidos y cientos de heridos es calificada como “errática, contradictoria” y con tintes de rechazo por la experiencia con la Comisión Internacional contra Impunidad (Cicig), según aseveran excancilleres guatemaltecos.
Consultar la fuente