Resumen del día: Vielmann deja la cárcel con fianza de Q1 millón y el amor prohibido que pierde Guayo Cano

El exministro de Gobernación, Carlos Vielmann Montes, dejará la prisión preventiva según resolvió la jueza Claudette Domínguez pues consideró que no existe peligro de fuga y decidió favorecer al exfuncionario que está procesado por tortura en el caso Infiernito.

La jueza Domínguez valoró que tampoco existe peligro de obstaculización a la averiguación de la verdad. Vielmann pagó Q1 millón de fianza y seguirá ligado al proceso.

Sin embargo, Vielmann no podrá salir del país. Queda arraigado y cada quince días tiene que firmar un libro de asistencia del Ministerio Público. La jueza Domínguez también le prohibicó prohibió acercarse al Ministerio de Gobernación y a la PNC.

En esta nota de noviembre de 2018 te explicamos cómo fue el pierde-gana del exministro Vielmann: sí es juzgado pero no por los dos delitos con los que el Ministerio Público y la CICIG querían que se procesara. El exfuncionario solo tiene el delito de tortura en su contra, algo que ya han estimado analistas que será difícil de comprobar.

Más sobre Carlos Vielmann y el proceso en su contra:

* El comisario Frank y el enigma de quién daba las órdenes
El dilema de los secuestradores torturados
El acusado ‘más bueno’, las víctimas ‘más malas’ y el viceministro de Jimmy que cierra el círculo
Ex secretaria de la PNC afirma que Vielmann ordenó el asesinato de los prófugos de El Infiernito

En otro tema, comenzamos la semana ocho de elecciones y las aguas proselitistas siguen moviéndose. ¿Recuerdan el texto que publicamos sobre el alcalde de Nueva Concepción, Escuintla, a quien el MP y la CICIG lo vincularon con el narcotráfico? El edil presentó su documentación para ser inscrito como candidato con el partido CREO, para reelegirse —o al menos conservar la inmunidad que le da ser candidato a un cargo de elección popular—.

Lima Recinos llegó a la municipalidad de Nueva Concepción hace cuatro años. En 2018 su nombre acaparó titulares luego que el MP solicitara el retiro de su inmunidad, acusado de pertenecer a una «estructura criminal que se dedicaba al comercio de estupefacientes, robo de droga, atracos, allanamientos ilícitos y asesinatos».

Hace un mes publicamos en Nómada que el candidato estaba trabajando arduamente por su reelección, mientras algunos extrabajadores ediles y expolicías ya fueron ligados a proceso. Este lunes el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral decidió dejarlo participar en estas elecciones 2019.

Hablando de procesos penales, este día el Juzgado Quinto Penal llevó a cabo la audiencia de primera declaración contra el exministro de Salud Pública, Jorge Villavicencio, quien escuchó los señalamientos del fiscal Henry Recinos en su contra por los delitos de abuso de autoridad y peculado por sustracción en forma continuada por el fraude millonario al Estado de la suscripción del pacto colectivo con sindicalistas en el año 2013.

Respecto al narcotraficante Eduardo Francisco Villatoro Cano, mejor conocido como Guayo Cano y quien cumple una condena por 372 años por el crimen contra nueve policías y civiles en Salcajá, Quetzaltenango hace seis años,  la Sala Primera de Apelaciones de Mayor Riesgo confirmó la sentencia que dictó el Juzgado de Extinción de Dominio.

Dos inmuebles pasarán a propiedad del Estado: el autohotel Amor Prohibido, valorado en Q3 millones 479 mil y una residencia ubicada en La Democracia valorada en Q795 mil.

Y para finalizar el resumen de hoy, les contamos que líderes de organizaciones sociales, entre ellos Lenina García de la Asociación de Estudiantes (AEU) de la Universidad San Carlos de Guatemala, anunciaron que la Marcha de la Dignidad por la Vida y la Justicia llegará a la capital el próximo miércoles 8 de mayo, luego de haber iniciado su recorrido en Quetzaltenango el 1 de mayo y hoy en Patzicía, Chimaltenango. La finalidad de la protesta es exponer la situación de la corrupción y la impunidad en el sistema, intentando denunciar la cooptación del Estado.

 

Organizaciones indígenas salen de Quetzaltenango para la marcha hacia la Capital. Foto: Asier Vera

Organizaciones indígenas salen de Quetzaltenango para la marcha hacia la Capital. Foto: Asier Vera

The post Resumen del día: Vielmann deja la cárcel con fianza de Q1 millón y el amor prohibido que pierde Guayo Cano appeared first on Nómada, Guatemala..

Consultar la fuente

“Tenés que estar delgada”: la voz interior que más odio desde los 13 años

Tengo 21 años, lo que significa que dejé mis días adolescentes atrás hace ya dos largos años. O bueno, es lo que se espera. Como ocurre con los humanos, mi forma de ver el mundo ha cambiado con el tiempo. Pero hay un patrón insistente y manipulador que no se va: el estar delgada.

Quizás su perseverancia radica en que desde niña me enseñaron a pensar así. Fui una bebé muy grande y pesada al nacer, lo que hizo que mis padres me apodaran «la gorda». Siempre detesté ser llamada así. Por el otro lado, mi hermana mayor siempre fue delgada; a ella le decían «la seca». Y así crecimos las dos, escuchando constantes opiniones sobre nuestros cuerpos.

Hace 8 años, en una reunión familiar, recuerdo muy bien que una tía me dijo que metiera la panza: «Paola, estas más gordita. Meté la barriga, por favor». Corrí a mi habitación y lloré por horas. En ese momento, odiando mi piel, comenzó esta historia.

Tenía 13 años.

Desde entonces tuve una jeringa en la ducha. Pinchándome buscaba la manera adecuada de succionar toda esa grasa «extra» en mi piel. Recuerdo pasar horas en el baño viéndome al espejo, luego ingresaba a la regadera, tomaba la aguja y sujetándome la pancita la pinchaba una y otra vez. Dolía. Sangraba. Y lógicamente este método nunca funcionó. Así que a los 14, como cualquier humano de mi generación, comencé a investigar en internet. Con comunidades que buscan el mismo objetivo, me informé sobre cómo supuestamente bajar esos kilos tan indeseados. Ese mismo año, me vino la menstruación por primera vez. Se me ensancharon las caderas y los tobillos, algo normal que le ocurre a las humanos que resultamos ser de sexo femenino y tenemos 14 años. Pero para mis ojos, cada vez estaba peor.

A los 15 años, ya no comía. Papaya y yogur por la mañana, de almuerzo un vaso de leche y de cena, nada. Nunca cenar, esa era la regla de oro. Perdí unos 10 kilos, 22 libras, ese año. También perdí mi menstruación. Y poco después me dio anemia. Recuerdo que junto a mis amigas del colegio, un colegio que se precia de ser uno de los mejores del país, laicos, europeos, científicos, pasábamos horas hablando del tema.

«Y vos, ¿cuántas calorías llevás hoy?», nos preguntábamos mutuamente al finalizar el día. «Tenés que pensar que hasta una manzana te puede engordar», le aconsejaba yo a ellas.

A los 16 años tuve mi primer novio. Aunque ¿qué hombre en su sano juicio iba a querer a alguien así?, pensaba. Así que decidí comer. No por mí, por él. Pero recuerdo bien que el desgraciado me dijo meses después que, para yo llegar a ser un 10/10, tenía que trabajar en la celulitis de mis piernas. Tenía un promedio de notas arriba de 80 puntos, era una chava buena, inteligente, extrovertida, medía 1.73, pesaba 130 libras e incluso contaba con todos los rasgos físicos que exige la blancura hegemónica de esta sociedad colonial racista, y el tipo me hablaba de mi celulitis. Entonces, mi yo de 17 se inscribió en el gimnasio.

Me sumergí en llevar una vida «saludable»: contar calorías, dejar el arroz, la impensable azúcar, las frutas siempre medidas, ya no limonadas, ya no rosas de jamaica, solo agua. Todo por perder tan feos hoyuelos en mis piernas. Un buen día en aquel entonces dependía de mi rendimiento en el gimnasio y los alimentos que ingería.

A los 18 años, encontré las drogas. ¿Qué antídoto mejor que este para perder el apetito? Ese año fue muy duro, y para mí seguía siendo «la gorda». Pero este capítulo no dura mucho, pues a los 19 encontré el deporte. Entrenar, competir, mantenerme fuerte y sana por un objetivo. ¡El autosabotaje más grande de mi vida! «Paola, que cuerpazo tenés», me decía la gente. Siempre basando mi bienestar emocional en las opiniones ajenas.

A mis 20 años, me quebré la rodilla dos veces haciendo deporte. ¿Y ahora qué hago?, pensé. Estudios, trabajos, pero y con mi cuerpo, ¿para dónde? Mi mundo se cayó.

Engordé varios kilos y la gente empezó a comentarlo. Estaba harta. A mi entrenador y gran amigo de aquel entonces, un señor de unos 40 años, fue al último al que le permití violentarme a través de comentarios sobre mi cuerpo.

— Y vos, ¿en dónde dejaste a mi Paola? Ahora sos Hilary, la prima gorda de Texas que se comió a mi Paola, me dijo el hombre.

Odié cada sonido de cada letra de sus palabras.

Ahora tengo 21 años. Después de mi tercera operación de rodilla, tengo que estar en silla de ruedas tres meses y luego ya caminaré sin dolor. Y no me ha quedado de otra que mandar todo a la mierda. Encontré por suerte el feminismo, y gracias a tantas mujeres valientes que me antecedieron, supe decirle a esa niña de 13 años que no tiene que vivir pensando en los kilos de más o de menos. Que nosotras somos más que lo que quieren que seamos, y que niña, ¡la jeringa la podés guardar!

Ahora estudio antropología, trabajo como periodista e intento leer todo lo que pueda sobre historia y feminismo.

Como adolescente mujer en esta sociedad crecí muy acostumbrada a escuchar opiniones sobre mi cuerpo. La implantación de estereotipos y los cánones de belleza son una manera más de violentar a las mujeres. Nosotras nos encontramos constantemente bombardeadas desde la publicidad, así como por las miradas agresivas de parejas y familiares.

Esta realidad conlleva a que las mujeres no podamos identificarnos con nosotras mismas. Nuestra diversidad y autenticidad ha sido moldeada y prefabricada por estos estereotipos de belleza a gran escala. Esta homogenización tiene graves consecuencias en nuestras vidas. La pérdida de la autoestima, la inseguridad, la ansiedad son solo algunos ejemplos del impacto que tiene esta violencia sistematizada.

La construcción de este imaginario se ha convertido en una opresión constante para las mujeres y la sociedad cuestiona constantemente la feminidad de las que resisten. Rebeca Lane, una de ellas.

Por mi parte, aún no me he curado. No hay día que no piense en lo que es apropiado comer y en lo que no. Me da miedo comer postres, pizza y hasta pan. La diferencia es que ahora lo entiendo y estoy en proceso de sanación. Así, luchando todos los días, poco a poco me estoy convirtiendo en alguien más libre, más plena, más cómoda conmigo misma. Más yo.

The post «Tenés que estar delgada»: la voz interior que más odio desde los 13 años appeared first on Nómada, Guatemala..

Consultar la fuente

El convenio irregular que dejó a los afectados del Cambray II sin casa por dos años

Por:  Ximena Villagrán
Edición: Claudia Ocaranza 
Fotografías: Oliver de Ros

Una comunidad a solo 10 minutos de una de las zonas más ricas de la ciudad de Guatemala quedó completamente soterrada el 1 de octubre de 2015. Para atender a los damnificados y darles un lugar donde vivir el Congreso de Guatemala aprobó un fondo de 20 millones de quetzales y un estado de calamidad que permitía que el gobierno hiciera compras directas, sin ningún proceso de licitación pública.

Este decreto, que canceló las regulaciones y procedimientos de contratación, abrió la puerta a una serie de errores que retrasaron más de 730 días la entrega de las viviendas a los afectados.

El presidente interino en ese momento, Alejandro Maldonado, ofreció 11 días después del desastre que construiría casas para todos los afectados. Prometió que estarían listas el 24 de diciembre de ese mismo año para que las familias tuvieran una casa para «comer un tamal» y celebrar la Nochebuena.

«Se hará todo lo posible para que las casas estén finalizadas en diciembre, para que las familias puedan pasar la Navidad bajo el techo de sus nuevos hogares»,  fueron sus palabras. Pero conseguir un terreno, censar a los damnificados y construir una urbanización con casi 200 casas en sólo 73 días no era posible, y para lograrlo olvidaron un paso: firmar contratos que les permitiera pagar a las empresas.

En lugar de hacer contratos se firmó un convenio, una figura no contractual, y que no generaba ninguna obligación administrativa. El documento fue firmado por el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, el Ministerio de la Defensa, dos organizaciones privadas que estaban donando dinero: Fundación Ronald Mcdonald y TECHO, dos empresas que serían los proveedores del material de construcción: Cementos Rocafuerte, S.A,

 

Vecinos de Santa Catarina Pinula observan desde el cementerio del pueblo la comunidad devastada de El Cambray II.

Vecinos de Santa Catarina Pinula observan desde el cementerio del pueblo la comunidad devastada de El Cambray II.

Mezcladora, S.A (ambas propiedad de Cementos Progreso) e Inpro, la empresa que se encargaría de construir las casas.

El convenio era útil para las fundaciones que donaron dinero y para los ministerios que tenían que organizar el trabajo conjunto, pero no para la ejecución de fondos gubernamentales.

Un gobierno colapsado

Alejandro Maldonado asumió como presidente interino de Guatemala solo 28 días antes del desastre del Cambray II. El gobierno se encontraba al borde del colapso tras la captura del presidente, Otto Pérez Molina y de la vicepresidenta, Roxana Baldetti. Había decenas de capturas de funcionarios y empresarios involucrados en procesos de contratación fraudulentos y un gobierno paralizado por el miedo a recibir acusaciones de corrupción.

El abogado tenía experiencia como Ministro de Educación, diputado, embajador de Guatemala ante Naciones Unidas y magistrado de la Corte de Constitucionalidad. Pero no tenía experiencia en manejo de desastres naturales. Según él, 73 días eran suficientes para construir una urbanización que albergara 181 casas.

 

El 16 de noviembre de 2015, los ministros de Comunicaciones y Defensa junto con TECHO supervisaron la preparación de la finca para iniciar la construcción.

El 16 de noviembre de 2015, los ministros de Comunicaciones y Defensa junto con TECHO supervisaron la preparación de la finca para iniciar la construcción.

Maldonado ordenó al ministro de comunicaciones, infraestructura y vivienda, Víctor Corado, que hiciera todo lo posible para que su promesa se cumpliera. Para hacerlo, Corado debía aprovechar los permisos que le otorgaba el estado de Calamidad Pública decretado por el Congreso de la República el 21 de octubre. El decreto permitía saltarse la mayoría de procedimientos de la Ley de Compras y Contrataciones y autorizaba usar fondos para la construcción del proyecto de urbanización para los damnificados. Pero ningún gobierno guatemalteco había ejecutado una obra de este tipo en tan poco tiempo.

El Congreso asignó 20 millones de quetzales (unos dos millones y medio de dólares), del fondo común del gobierno que maneja el Ministerio de Finanzas Públicas, para atender la emergencia y la reconstrucción. La mitad del dinero fue asignado al Ministerio de Comunicaciones y la otra mitad al Ministerio de Defensa.

Además la Fundación Ronald Mcdonald, del restaurante de comida rápida Mcdonald’s, y la organización TECHO aportarían 1 millón 700 mil quetzales y 1 millón 32 mil quetzales, respectivamente.

La fórmula que encontró el gobierno de Alejandro Maldonado fue que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército se encargaría de construir la urbanización: calles, electricidad, posteado, alumbrado público, red de agua potable, sistema de drenajes, banquetas, planta de tratamiento y muro perimetral. Las 181 viviendas serían construidas por la empresa Inpro.

Para seleccionar a Inpro usaron la recomendación de Cementos Progreso, la empresa de cemento más grande del país y que también sería proveedora de este proyecto.

 

Oficiales del ejército cargan con ramas de los árboles que talaron en el terreno asignado para construir «Mi Querida Familia». Aún no tenían la licencia ambiental que les autorizaba talar árboles.

Karina Moll, viceministra de vivienda durante el desastre, en una entrevista para El Intercambio dijo que desde el Ministerio de Comunicaciones se creó una mesa de transparencia para analizar las ofertas recibidas para la construcción de viviendas.

Pero no hay ninguna constancia de las otras ofertas recibidas, ni en el convenio y la valoración que hicieron. Según pudo confirmar El Intercambio en una entrevista con Goyo Saavedra, exgerente general de TECHO, y quienes pagarían por los materiales de 45 casas, nunca se les dio otra opción ni se les explicó porque Inpro fue seleccionada.

«Ellos (el gobierno) querían que nosotros pagaramos a la empresa ejecutora (Inpro) pero nosotros no los conocíamos, no sabíamos porque eran los más calificados»
Goyo Saavedra – Ex gerente general de Techo

La empresa recomendada

Inpro jamás había trabajado proyectos del gobierno, nunca había sido contratista pero tenía experiencia en proyectos privados de viviendas en serie. Al nunca haber trabajado con el Estado, la empresa no estaba en el listado de contratistas del Registro de Precalificados de Obras del Ministerio de Comunicaciones. La ley de Compras y Contrataciones prohibía, en ese momento, contratar a empresas que no estuvieran pre aprobadas en este registro.  Pero aún así las autoridades decidieron continuar.

 

El proyecto habitacional incluye un espacio verde con parque de diversiones, un tanque comunal de agua y tratamiento de aguas residuales.

El proyecto habitacional incluye un espacio verde con parque de diversiones, un tanque comunal de agua y tratamiento de aguas residuales.

Según el convenio firmado el 16 de diciembre de 2015, casi 50 días después del inicio de la construcción de la urbanización por parte del Ejército, Inpro se encargaría de proveer las tuberías interiores de la casa y los suministros eléctricos a cambio de 7 mil 151 quetzales por casa (893 dólares), y de la mano de obra por 34 mil 608 quetzales (4 mil 300 dólares) por vivienda. La empresa empezó a trabajar el 3 de diciembre.

Mientras todavía estaba activo el estado de calamidad el Ministerio de Comunicaciones se aseguró de comprar los materiales necesarios para las viviendas, utilizando la modalidad de compra directa. En situación normal, esa modalidad no puede usarse para compras de más de 90 mil quetzales (11 mil dólares), pero con el estado de calamidad, el gobierno hizo un contrato directo con Inpro por las tuberías y los suministros eléctricos por 1 millón 300 mil quetzales (162 mil 500 dólares). Estos materiales no fueron entregados inmediatamente, lo único que recibió el Ministerio de Comunicaciones fueron cupones canjeables.

Este mismo procedimiento lo siguieron con Cementos Rocafuerte y Mezcladora, S.A, a quienes hicieron dos compras directas de cupones canjeables por concreto para las viviendas por 1 millón 441 mil quetzales (180 mil dólares) y 1 millón 720 mil quetzales (215 mil dólares), respectivamente.

Carlos Barillas, el ex viceministro de vivienda, cuenta que cuando él tomó el puesto muchos de estos cupones estaban guardados en una caja fuerte, ya que si alguno se perdía, no había manera de reemplazarlo. Además de los cupones, TECHO y la Fundación Ronald Mcdonald también pagaron por cemento a estas dos empresas, lo correspondiente al pago del cemento necesario para la construcción de 106 casas, más de 2 millones de quetzales.

Los planos de las casas fueron elaborados desde la Presidencia de la República. El terreno para cada familia tiene 92 metros cuadrados, y las casas de 53 metros cuadrados tienen 3 habitaciones, un baño, un espacio conjunto de sala, comedor y cocina y un patio trasero.

 

El 21 de febrero de 2017, varios obreros de la empresa Preco S.A. trabajan en la construcción de las casas.

El 21 de febrero de 2017, varios obreros de la empresa Preco S.A. trabajan en la construcción de las casas.

En los planes originales no incluían espacio para estacionar un vehículo frente a la casa, pero según relata el expresidente a sugerencia de su esposa se dejó el espacio porque esas familias «van a prosperar con el tiempo».

Danilo Romero fue el arquitecto que diseñó las viviendas y él también confirma que el diseño de las casas fue guiado por Cementos Progreso, la misma empresa que sugirió a Inpro para construirlas. Según él, se hizo así porque es el mismo modelo que ellos utilizaban en la construcción de una urbanización privada. «Era prometedor y alentador para la gente pero constructivamente era casi imposible hacerlo», responde en una entrevista sobre el plazo de 74 días que prometió el presidente.

Del narcotráfico a los afectados

Las familias afectadas fueron trasladadas a un terreno en San José Pinula, un municipio al sureste de la ciudad de Guatemala, a más de 20 kilómetros de El Cambray II.

Esta finca era propiedad de Marvin Montiel, alias El Taquero, un narcotraficante capturado en México el 15 de agosto de 2011. Y desde 2014, 13 de sus propiedades se encuentran en procesos de extinción de dominio. Una de ellas es la «Finca Santiago» de casi 76 mil metros cuadrados en San José Pinula.

«Se hizo un área para conmemoración de los fallecidos y se iban a poner placas de los que habían beneficiado el proyecto: Embajada de Taiwán, esto de las hamburguesas, de Mcdonald’s. Yo todavía les hice la broma y les dije ‘ahí le ponen una plaquita al Taquero’ porque fue el único que cuando lo entrevistó la prensa dijo que sí quería ayudar.»
Alejandro Maldonado, ex presidente de Guatemala

El terreno fue subastado en 2014 pero nadie quiso comprarlo. Según relata el expresidente Alejandro Maldonado, su esposa Anna Fagianni de Maldonado fue quien se dedicó a buscar un terreno para la urbanización. Y luego de una conversación con la Ministra de Gobernación, Eunice Mendizábal, se enteró de la existencia de este terreno. Por eso el presidente convocó a la Comisión Nacional de Bienes de Extinción de Dominio el 12 de octubre para solicitar que estas tierras fueran trasladadas como una donación al Ministerio de Comunicaciones.

Además de la Finca Santiago también se pidió la donación de la Finca La Cuya, que también era propiedad del narcotraficante. En la propuesta original del proyecto se utilizaría ese terreno de una manzana para construir un centro de salud, una escuela y una iglesia, pero nunca se hizo.

El proceso de donación de los terrenos no fue rápido, el 28 de octubre, que empezó la construcción por parte del Ejército, el Ministerio de Comunicaciones seguía sin ser el propietario de esas tierras. Es decir, se estaban invirtiendo recursos públicos en un terreno que todavía estaba en un limbo legal.



La Finca Santiago tenía una casa, piscina,  animales y muchos árboles. Cuando empezó la demolición y corte de cientos de árboles, el 28 de octubre, el gobierno aún no tenía los permisos y licencias ambientales que fueron entregados el 17 de noviembre.

También fue idea de la esposa del presidente que a partir del anuncio de la construcción de la urbanización se le pusiera un nombre. Ella lo bautizó como «Mi querida familia» después de acordarlo con las madres que perdieron a sus hijos en el deslave, como relata el expresidente Maldonado en una entrevista a El Intercambio en marzo de 2019.

Óscar de León vivía en el Cambray II junto a su familia: 3 hijos y su esposa. Ellos alquilaban una casa de madera y lámina por 800 quetzales al mes (100 dólares) cuando ocurrió el deslave, a eso de las 9 de la noche del 1 de octubre. Todos ellos pudieron salir. Pero lo perdieron todo.

Según el reglamento de la Unidad para el Desarrollo de Vivienda Popular (Udevipo) del Ministerio de Comunicaciones, Óscar y su familia, no podrían ser beneficiarios de una de las casas ofrecidas por el presidente Maldonado. Ellos no eran propietarios de la tierra ni de la casa donde vivían.

 

En un recorrido para estudiar el proyecto habitacional ante la prensa, un miembro del ejército supervisa alrededor de la finca que perteneció al narcotraficante Marvin Montiel Marín alias «El Taquero».

El reglamento de Udevipo estipula que para poder ser beneficiarios de las viviendas que entregaría el gobierno, los vecinos debían ser propietarios y tener menos de dos salarios mínimos de ingresos mensuales, unos 4 mil 400 quetzales mensuales (550 dólares).

Pero Óscar era un líder comunitario y a solicitud de la Municipalidad de Santa Catarina Pinula, donde estaba ubicado El Cambray II, él se hizo cargo de organizar uno de los albergues a donde llevaron a los cientos de damnificados.

A Óscar le ofrecieron que a cambio de organizar el albergue recibiría una de las casas que construiría el gobierno. Por eso el 24 de diciembre él esperaba recibir una casa en Mi querida familia, pero eso no ocurrió.

Óscar y su familia pasaron la Nochebuena de 2015 en el albergue, junto a decenas de familias que para ese momento seguían sin tener un lugar donde vivir.

No fue hasta abril del siguiente año cuando las tierras pasaron al poder del Estado cuando se contrató a una abogada por 71 mil 500 quetzales (casi 9 mil dólares) para que hiciera las primeras 60 escrituras que le darían la propiedad del terreno y las viviendas a las víctimas de El Cambray II. Óscar no recibió papelería en ese momento.

Sin contrato no hay pago

El 24 de diciembre de 2015, Alejandro Maldonado que estaba a 20 días de dejar de ser presidente, hizo una entrega simbólica de las casas. No importó que no estuviera nada listo. Los afectados todavía no tenían una propiedad a su nombre, la urbanización aún no estaba terminada y solo había 4 casas de las 181.

Fue un espectáculo, toda la prensa invitada, el cuerpo diplomático, los donantes. No importaba que los vecinos siguieran viviendo en albergues o donde alguien les dio un espacio o pudieron pagarlo.

Ese 24 de diciembre una de las cuatro casas estaba completamente decorada. «Una casa modelo equipada por decoradoras, seguramente, linda la casita. Yo quisiera una así. Y los paisajes y los árboles», recuerda el expresidente Maldonado. No existe ningún registro sobre cómo se pagó por los muebles y la decoración que utilizaron ese día.

 

Alejandro Maldonado hijo, atrás de sus padres en la fotografía, era el Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional para Reducción de Desastres, institución que tuvo que advertir sobre el riesgo del deslave en El Cambray II. Foto: Santiago Billy

Alejandro Maldonado hijo, atrás de sus padres en la fotografía, era el Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional para Reducción de Desastres, institución que tuvo que advertir sobre el riesgo del deslave en El Cambray II. Foto: Santiago Billy

En ese momento todo estaba bien con Inpro y la ejecución. Durante los últimos 21 días los empleados de la empresa habían trabajado en dobles turnos, incluyendo fines de semana para terminar las 4 casas que el presidente presentó ese 24 de diciembre.

Además, parecía que el gobierno de Alejandro Maldonado iba a cumplir con su parte del trato:  pagar por la mano de obra de las 181 casas. Pero el gobierno intentó jugarle la vuelta al sistema:  ya que Inpro no estaba registrado como proveedor del Estado, crearon 3 contratos, uno a nombre del representante legal de Inpro y 2 a nombre de los socios de la empresa, en los que se fraccionaron los pagos por la mano de obra de las 181 casas.

Esto les evitaba hacer un contrato con una empresa que no estaba registrada, y a los encargados de la obra se les pagaría por servicios profesionales mediante compra directa, porque todavía estaba activo el estado de calamidad. Según el representante legal de Inpro, Edgar Sagastume, esto fue planteado por las autoridades del Ministerio de Comunicaciones como la única solución para poder efectuar el pago.

Pero antes de que se acabara el mes, el 31 de diciembre de 2015, las mismas autoridades rescindieron de forma unilateral los tres contratos, porque no tenían fianzas y no existía un acuerdo ministerial que los aprobara.

Según Carlos Barillas, viceministro de vivienda nombrado en febrero de 2016 por Jimmy Morales, nunca lograron descubrir por qué se hicieron esos contratos. «A todas luces se incurría en una serie de delitos. Si yo como viceministro hubiera aprobado eso (los tres contratos) incurría en delitos desde fraccionamiento, hasta otro tipo. El estado de emergencia no permite hacer esa división. Me permite no hacer la licitación pero no un fraccionamiento», explicó.

Aunque sin estos contratos, el ministro de comunicaciones Víctor Corado, siguió prometiendo a la empresa que encontraría una solución para pagarles. Por eso durante los siguientes días, hasta el 13 de enero, Inpro continuó trabajando en dobles turnos y fines de semana para que, un día antes de dejar la presidencia, Alejandro Maldonado pudiera hacer una nueva entrega simbólica de 12 casas.

Seguían siendo 12 casas que no podían entregarse porque el terreno aún no era del Ministerio de Comunicaciones, porque no se había hecho ningún pago a la empresa. Pero Alejandro Maldonado terminó su mandato el 14 de enero como el presidente que entregó 16 casas a los afectados de El Cambray II.

Karina Moll, la ex viceministra de vivienda, culpa a la empresa por no tener la papelería completa para que pudieran pagarles antes del 18 de diciembre, cuando acababa la ampliación del estado de calamidad pública.

Pero la versión de Carlos Barillas, el viceministro que reemplazó a Moll y de la empresa no coincide con la de Moll. El gobierno de Jimmy Morales, que tomó posesión el 14 de enero de 2016, no tenía ningún mecanismo que permitiera pagarle a la empresa.

El convenio no tenía ninguna figura contractual, es decir, Inpro y el gobierno nunca tuvieron un contrato, por lo tanto no se podía hacer ningún pago.

 

Las casas se entregaron totalmente vacías, los muebles y la decoración solo estuvieron ahí el día de la inauguración.  Foto: Santiago Billy

Las casas se entregaron totalmente vacías, los muebles y la decoración solo estuvieron ahí el día de la inauguración.  Foto: Santiago Billy

Pero las promesas de pago continuaron. El Ministerio de Comunicaciones creó una mesa de que incluía a la Contraloría General de Cuentas, la Procuraduría de Derechos Humanos y a la empresa para que juntos pudieran encontrar una solución.

La empresa intentó negociar por su parte. Por eso en junio de 2016 organizaron una reunión con el presidente Jimmy Morales en la Base Naval del Pacífico, donde se encontraba por un evento, en la que el presidente les pidió continuar con la obra y que él se comprometía a utilizar el dinero que fue donado a su persona durante la campaña electoral de 2015 para los damnificados del Cambray II.

Carlos Barillas, ex viceministro de vivienda, confirma que en algún momento se puso sobre la mesa el tema del dinero donado a Jimmy Morales pero nunca fue viable utilizarlo.

Además porque ese dinero está desaparecido hasta la fecha y en ese entonces ya había sido ofrecido a la Asociación de Vecinos de El Cambray II. En un evento simbólico en las instalaciones de la Municipalidad de Santa Catarina Pinula en marzo de 2016, Morales entregó un cheque gigante al presidente de la Asociación de Vecinos del Cambray II. Pero la Asociación nunca recibió el dinero, y tampoco Inpro.

El reemplazo de Inpro

Para el 9 de mayo de 2016 ya habían pasado 137 días desde la navidad en la que el presidente Maldonado ofreció que los afectados tendrían una casa. Ese día los empleados de Inpro llegaron a la urbanización y no pudieron entrar. Los militares que resguardaban el lugar no se los permitieron.

Desde ese día las obras se detuvieron por completo y las esperanzas de los afectados de recibir una casa se atrasaron 592 días más.

Inpro nunca recibió ni un quetzal correspondiente a la mano de obra de las 40 casas que logró terminar completamente en abril y las 98 casas fundidas.

El ritmo de construcción de las viviendas ya había disminuido porque el gobierno dejó de enviar agua para la construcción y combustible para las plantas de electricidad que utilizaban. El combustible fue pagado en varias compras directas de cupones canjeables del Ministerio de Defensa. Además la empresa empezaba a quedarse sin fondos para pagarle a los trabajadores.

El presidente cree que el Ministro de Comunicaciones, Víctor Corado, era muy eficiente. Porque cuando él vio los planos las calles estaban numeradas «pero yo le dije quiero que le pongan nombres a las calles para que haya más fraternidad», relató. Y a los dos días cuando el presidente fue a visitar el lugar ya había rótulos en todas las esquinas.

Fue hasta el 21 de julio de 2016, seis meses después de la toma de posesión de Jimmy Morales y del cambio de Ministro de Comunicaciones, cuando se publicó una nueva licitación pública para conseguir a una empresa que pudiera terminar la obra. A la convocatoria se presentaron dos empresas y se le entregó a Productos Especiales de Concreto, S.A..

A la empresa se le hizo un nuevo contrato por 5 millones 976 mil quetzales. Es decir 33 mil quetzales por cada casa, solo 1 mil quetzales menos que lo presupuestado por Inpro. Aunque la obra estaba 70% finalizada, según la empresa.

 

Las casas están diseñadas con capacidad para 5 o 6 personas, con tres habitaciones, una cocina, una sala-comedor, un baño, un patio y un parqueo.

Las casas están diseñadas con capacidad para 5 o 6 personas, con tres habitaciones, una cocina, una sala-comedor, un baño, un patio y un parqueo.

Según Carlos Barillas se tuvo que pagar casi el 100% de cada casa porque la auditoría que hicieron en mayo reportaba 22 problemas con la obra, por ejemplo, los techos no tenían las inclinaciones para vaciar el agua de la lluvia, o no se habían hecho los postes para instalar los contadores de la luz.

Inpro interpuso varios amparos en contra de la licitación pública, una denuncia penal en contra de UDEVIPO y 5 querellas penales en contra del exministro, Víctor Corado, el ministro del nuevo gobierno, Aldo García y el ex coordinador y coordinador del momento de UDEPIVO, pero ninguna avanzó.

El día decisivo

Entre el 22 y el 24 de diciembre de 2017, dos años después del espectáculo del expresidente Alejandro Maldonado, las familias comenzaron a llegar a Mi Querida Familia.

Pero una semana antes, el 15 de diciembre, Jimmy Morales quiso hacer una entrega simbólica de las viviendas, la tercera desde el desastre. Tampoco importó que los afectados no pudieran mudarse porque las casas no tenían ni luz ni agua.

Óscar de León, el mecánico que vivía alquilando en El Cambray II, llegó con su familia la tarde del 24 de diciembre a una casa vacía.

 

Óscar perdió su trabajo como mecánico de una línea de taxis por no presentarse a trabajar luego del deslave.

Óscar perdió su trabajo como mecánico de una línea de taxis por no presentarse a trabajar luego del deslave.

Esa tarde la familia de de León no tenía electricidad porque no tenía los 100 quetzales que costaba que la conexión eléctrica. Así que Óscar quitó la batería del pickup ochentero con el que hace fletes y conecto unas bocinas para poner música durante la noche y así celebrar la Nochebuena.

Esa noche su familia y él, dos años después, pudieron comer el tamal a oscuras. El 25 de diciembre, como regalo de navidad, su vecino de enfrente le regaló los 100 quetzales que necesitaba para conectar la luz.

Pero los problemas no terminaron ahí. Las tuberías de la casa estaban totalmente tapadas y no caía agua. Para destaparlas Óscar uso su compresor de aire y luego a petición de los vecinos fue de casa en casa ayudando a otros.

Los problemas del techo, por los que se tuvo que pagar más a Productos Especiales de Concreto, S.A. tampoco estaban solucionados. Unos meses después de la llegada de los vecinos, cuando empezaron las lluvias, los techos de decenas de casas se inundaron y las paredes se convirtieron en cataratas. Óscar puso un sellador plástico en todos los bordes por donde se filtraba el agua, pero las manchas de humedad todavía están en su techo.

Óscar no ha vuelto a encontrar trabajo de mecánico, como antes de la tragedia, porque Mi Querida Familia está muy lejos de la ciudad. Sus hijas no pudieron volver a estudiar, porque no tiene cómo pagarlo y el instituto de bachillerato les queda muy lejos. Pero él muestra su casa con orgullo y cree que vive mejor que antes.

 

La urbanización tiene seguridad privada y un muro perimetral, las puertas de las casas están abiertas y los niños juegan en las calles.

La urbanización tiene seguridad privada y un muro perimetral, las puertas de las casas están abiertas y los niños juegan en las calles.

Aunque Mi querida familia es el único proyecto habitacional completamente terminado por un gobierno guatemalteco tras un desastre natural, el aprovechamiento del estado de calamidad para el proceso de reconstrucción y no únicamente para la atención de la emergencia, provocó que las más de 181 familias afectadas tuvieran que esperar por más de 2 años por una vivienda.

Aunque la Ley de Compras y Contrataciones se modificó en 2015 y se ampliaron controles y métodos de transparencia, el vacío que permitió los errores en la construcción de esta urbanización sigue existiendo.

***

Este reportaje forma parte del proyecto Contratos del Desastre en alianza con PODER y financiado por HIVOS.

The post El convenio irregular que dejó a los afectados del Cambray II sin casa por dos años appeared first on Nómada, Guatemala..

Consultar la fuente

Cedecon pide a CC que resuelvan con ética

El Centro para la Defensa de la Constitución (Cedecon), se pronunció por los casos relacionados con candidatos que la Corte de Constitucionalidad (CC) tiene pendientes de resolver.

El Cedecon solicita objetividad a la CC para el análisis y resoluciones de cada uno de los casos, que se basen en metodología científica de interpretación constitucional y un «sólido» razonamiento de los supuestos planteado en cada expediente.

La CC tiene en su poder una apelación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), contra el amparo definitivo que otorgó la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a Zury Ríos para ser inscrita.

Además, está la apelación del Movimiento Semilla contra el rechazo de un amparo solicitado en la CSJ para inscribir a Thelma Aldana como su presidenciable.

El Cedecon también solicita que la CC actúe con ética, y que en casos de amistad, enemistad, parentesco u otra situaciones que puedan comprometer la imparcialidad e independencia de los magistrados, deberían de inhibirse voluntariamente.

«Los casos sometidos a conocimiento de la Corte de Constitucionalidad son distintos; sin embargo, existe abundante jurisprudencia respecto a la temática que se aborda en cada uno de ellos«, señala el Cedecon.

Según el Centro, hay precedentes de antejuicio, aplicación de leyes en el tiempo, la no idoneidad de las personas para optar a un cargo público, el incumplimiento de requisitos para formalizar una inscripción electoral, el efecto jurídico de las órdenes de captura dentro de los procesos penales, entre otras cosas.

«Reiteramos la importancia que tiene el estado de Derecho de las decisiones del máximo Tribunal Constitucional se aleja de un razonamiento exclusivamente político», puntualiza el Cedecon.

La entrada Cedecon pide a CC que resuelvan con ética se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

Revelan qué extraño grito improvisó un actor de ‘Juego de tronos’ durante las batallas

Daniel Brett Weiss, uno de los productores de la popular serie ‘Juego de tronos’, reveló que el actor británico Jacob Anderson, famoso por interpretar al personaje Gusano Gris, improvisó mientras grababa la batalla de Invernalia y comenzó a gritar sin parar el nombre del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, según comentó este jueves en el programa televisivo Jimmy Kimmel Live.

Weiss detalló que el director Miguel Sapochnik le pidió a Anderson que improvisara algo en valyrio
para reunir a sus tropas. «Jacob estaba tan cansado, tan frenético y tan agitado que todo lo que pudo pensar en gritar fue: ‘¡Mike Pence!’, ‘¡Mike Pence!’, ‘¡Mike Pence!'», explicó Weiss, precisando que luego doblaron la escena en valyrio, ya que Anderson lleva puesta una máscara no se pueden leer sus labios.

La octava y última temporada de esta famosa serie de HBO se estrenó el pasado 14 de abril y su primer capítulo batió el récord de audiencia con 17,4 millones de espectadores a través de las distintas plataformas del canal estadounidense.

La entrada Revelan qué extraño grito improvisó un actor de ‘Juego de tronos’ durante las batallas se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

PS5 y Xbox Scarlett se lanzan en 2020 según AMD

La máximo responsable de AMD, la ejecutivo Lis Su, ha hablado con inversores del fabricante sobre cuándo arrancará la nueva generación de consolas. Según ella, tanto PS5 como la próxima generación de Xbox no se harán esperar más allá de 2020 y, como está ya confirmado, tampoco saldrán en 2019.

«Estamos encantados de nuestra colaboración con Sony en sus consolas de nueva generación», añadió una Su que, con motivo del lanzamiento de ambas consolas en 2020, prevé para entonces «un aumento de su negocio» tras un 2019 del que esperan que no haya unos números tan buenos, ni mucho menos, con una caída que estiman que podría alcanzar incluso el 20%. Puedes escuchar la intervención completa de Su, algo más de tres cuartos de hora, desde este enlace facilitado por el portal VGChartz.

Su también ha hablado sobre el segmento de tarjetas gráficas para PC. «Los ingresos han decrecido en comparación con el año pasado, mientras que las ventas de procesadores se han visto compensadas por las menores ventas de tarjetas gráficas», comenta. «Las ventas de procesadores para nuestros clientes aumentaron en un fuerte porcentaje, de hasta dos dígitos, en comparación con el mismo período del año anterior, ya que han aumentado exponencialmente los envíos de unidades. Como resultado de todo ello, creemos que ganamos en cuota de mercado por cada PC vendido por sexto trimestre consecutivo».

AMD, como ya sabemos, contribuye con sus piezas tanto a la nueva consola de Microsoft como a la de Sony. Si bien de Xbox Scarlett todavía no tenemos especificaciones oficiales, sí que es cierto que PS5 ha presentado primeros detalles sobre su hardware que puedes consultar desde ese enlace.

La entrada PS5 y Xbox Scarlett se lanzan en 2020 según AMD se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

La Reina Astrid

Editado Para La Historia

Todos recordamos aquel 31 de agosto de
1997 cuando la prensa nos comunicó la trágica muerte de la princesa Diana de Gales
en un accidente automovilístico en el Puente del Alma en París. Diana era la
quintaesencia de la gracia, la elegancia y la bondad, pero antes de Diana hubo otra
noble que también encarnaba estas características. Casualmente ese 31 de agosto
de 1997 se cumplían exactamente 62 años de la muerte, el 31 de agosto de 1935, de
otra gran princesa, Astrid Princesa de Suecia y Reina de los Belgas. También
casualmente a menos de 100 metros de donde falleció Diana se encuentra la Place
de la Reine Astrid en París.

El 17 de noviembre de 1905 nació en
Estocolmo Astrid Sofía Thyra de Suecia, hija del príncipe Carlos y de la
princesa Ingebord de Dinamarca. Tuvo dos hermanas (Margarita y Marta) y un
hermano, Carlos.

De niña fue enfermiza y tímida, siendo
una gran devoradora de libros y excelente deportista. Estuvo matriculada en una
escuela para señoritas de sociedad, pero ella se sentía muy lejos de los suyos,
por lo que tuvo profesores particulares en casa. Estudió lo que realmente
amaba: puericultura. Debido a que la corte sueca no tenía un protocolo riguroso
y a que se había perdido una buena parte de la fortuna en la quiebra de un gran
banco danés, la vida en casa del príncipe Carlos era como la de cualquier familia
burguesa de su país.

Lejos de su natal Suecia y solo 4 años
antes había nacido otro niño, Leopoldo Felipe Carlos Alberto Meinrad Humberto
María Miguel de Saxe-Cobourg y Gotha, destinado a ser el cuarto Rey de los Belgas.
En su calidad de heredero al trono tomó el título de Duque de Bravante. Su
hermana fue María José de Bélgica, última reina de Italia.

El joven príncipe Leopoldo recibió clases
de historia, ciencias políticas, filosofía y religión. La madre del príncipe,
Isabel Gabriela, buscaba novia para su hijo y después de descartar a varias
pretendientes se fijó en las princesas suecas. En un baile organizado para la
ocasión en Copenhague llegó el flechazo de amor mutuo, aunque Isabel Gabriela,
la madre, había apostado por otra de las hermanas de Astrid.

A partir de ese momento Leopoldo visitó
varias veces Suecia de incógnito y, después de confirmar sus deseos, se fijó la
boda civil en Estocolmo para el 4 de noviembre de 1926 y la boda religiosa 6 días
más tardes en la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula en Bruselas. Desde su
llegada al puerto de Ostende en Bélgica Astrid supo cautivar a sus futuros
súbditos por su espectacular belleza y su extrema sencillez. La llamaron «La
Princesa de las nieves».

De este matrimonio nacieron Josefina
Carlota, que casó con el Gran Duque Juan de Luxemburgo, Balduino, futuro Rey de
los Belgas y que casó con Fabiola de Mora y Aragón y el menor, Alberto, que
sucedió a su hermano Balduino con el nombre de Alberto II.

En febrero de 1934, Alberto I muere en un
accidente de alpinismo y lo sucede su hijo con el título de Leopoldo II.

A comienzos de 1935 la economía belga es
golpeada por una fuerte crisis y los desempleados pidieron audiencia al rey
para explicarle sus precarias condiciones de vida. Astrid de inmediato se
solidariza con la causa de los desempleados y organiza en el Palacio de
Bellevue, residencia de la pareja real, una colecta de ropa y comida para los
afectados.

El 31 de agosto de 1935 sale de
vacaciones la pareja real para visitar las montañas Dolomitas, el lago de Garda
en el norte de Italia y el lago de los Quatre Cantons (cuna de la nación suiza)
El 29 de agosto de 1935 en la carretera de Lucerna a Zurich el rey va al volante
de un nuevo Packard 120. La Reina Astrid iba sentada a su derecha en el asiento
del copiloto y el chofer se encontraba en el asiento trasero. En un momento de
inatención de Alberto para mirar el mapa que llevaba Astrid en las manos, el
coche patina, atravesó el parapeto de la carretera, chocó contra un arbusto
para terminar al borde mismo de lago. El rey y la reina fueron eyectados del
coche. La reina tuvo una fractura en el cráneo por haberse golpeado con un
árbol y una profunda herida en el rostro, que le causó su inmediata muerte. El
rey salió con una fuerte lesión en la rodilla, en el brazo y en la mano. El
chofer también salió mal herido

Al día siguiente del accidente los restos
mortales fueron repatriados por tren a Bélgica donde no se quería creer la
noticia. Durante 3 días millares de belgas le rindieron homenaje en el Palacio
Real de Bruselas y sus funerales solemnes tuvieron lugar el 3 de septiembre en
la misma Catedral San Miguel y Santa Gúdula donde 18 meses había sido
proclamada reina y donde 9 años antes había contraído matrimonio religioso con
su amado Leopoldo.

Leopoldo nunca más contrajo matrimonio.
Pocos años después Bélgica fue invadida por Hitler. Ante la poca resistencia
que Leopoldo opuso a los ocupantes más adelante, en 1950, se vio en la
necesidad de abdicar a favor de su hijo Baduino para salvar la monarquía.

Muchos lugares, plazas, calles,
restaurantes, hoteles y casas de té llevan el nombre de la Reina Astrid, la
Princesa de las nieves, que aún es querida y recordada por todos los belgas.

La entrada La Reina Astrid se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

¡Si tú te sientes bien, yo me siento bien!

Conversemos Acerca De:

Ya hace años habiendo sido promovido a una
determinada responsabilidad lo cual conllevaba de inicio a valorar el trabajo
de las acciones de mí antecesor en el cargo, y en la medida de las
posibilidades darle un giro — con elementos de creatividad, innovación y profesionalidad
— estableciendo una diferencia y tratar de darle a las funciones «un sello
propio»

¿Por dónde comenzar? Solicité la lista del
profesorado y en particular para enviarles una tarjeta por el día de su
cumpleaños — lo implicaba un costo, por lo que no recibí apoyo en este sentido —
posteriormente se me ocurrió que se le reconociera a los docentes más
destacados de las diferentes unidades académicas en determinados períodos:
votos a favor, en contra y al final se logró.

¿Por qué la necesidad de comenzar por ahí, se
preguntarán? Siempre he sido del criterio que resulta vital que en su entorno
(más amplio, más reducido, usted decide) las personas se sientan bien. No
necesariamente se logra un empoderamiento de las personas hacia la institución
— cualquiera sea la naturaleza de la misma — con solicitudes de informes y
reuniones insípidas, trilladas que no conducen a nada.

Haga un alto, y a los que les toca decidir,
citen a los colegas, al personal ¿cuándo? (dependiendo de la dinámica del
centro de trabajo) y sin agenda predeterminada aborde ante la incertidumbre: «!
Hoy queremos hacer algo diferente, algo sencillo… reconocer el trabajo de los
mejores por su desempeño, a los mejores colectivos, a…!» No se requiere
necesariamente de gastos financieros, aunque a la larga lograr sonrisas vale
más que lo que se pretendía ahorrar.

Una persona que se sienta parte de… sin
necesidad de solicitarle horas extras hará su trabajo, ya que en un momento su
nombre se escuchó a través de los parlantes, posteriormente sus compañeros lo
felicitaron a través de las redes sociales, la familia al llegar a casa, cuando
él o ella les contó que le habían reconocido todos sonrieron. Con ello se
establecer una gratitud, un compromiso de la persona hacia la empresa.

Hace poco, reciente por cierto fuimos a
celebrar un grupo de compañeros/as y excompañeros/as de trabajo, una efeméride
y se nos acercó una joven dependiente/mesera donde el servicio que nos
proporcionó fue espectacular, una atención que daba ganas de regresar en la
semana — además de la excelente calidad de lo que consumimos –, al concluir se
acercó con la cuenta y le pregunté ¿qué tiempo de embarazo tenía?; me
respondió: » ya próximo a los 8 meses, con cara sonriente de mamá primeriza y
será niña»

Le plantee que si no se ofendía, pero que si
le podía hacer un presente en mi próxima ocasión al local, para la bebé, ¿la
respuesta? Un rostro iluminado, tal vez ruborizado, una esperanza.

Mi apreciación es que los seres humanos
requieren de esa gratitud, sistemática, perenne lo que no resta que uno sea
respetado, al contrario. Hoy la tecnología, las redes sociales para bien, constituyen
una herramienta muy importante — y aquí es donde posiblemente vea que el tiempo
utilizado para ello es razonable gastarlo — en beneficio de acercar voluntades,
esfuerzos. Cuando en una familia u otro núcleo, lo que prima es el silencio…
posiblemente esa relación se… diluya, pasando al olvido lo que no fue o dejó de
ser.

Nota: con la publicación de este artículo ya aquella joven que nos había atendido en el restaurante tuvo su bebé y todo salió perfectamente bien, más el regalo otorgado le quedó de maravilla.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/04/01/guardan-relacion-alerta-miedo-o-agresion/

La entrada ¡Si tú te sientes bien, yo me siento bien! se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

¿Es posible la revolución verde?

Nueva Sociedad

Podremos hacer frente a la crisis ecológica actual ante las expresiones y dimensiones alcanzadas. Los diagnósticos y cifras que dan los científicos, los gobiernos, las instituciones ambientales, personas conocedoras y recientes indicadores sobre su profundidad dicen que solo tomando decisiones fuertes que paren las tendencias actuales, hará posible que la tierra continué existiendo con las características actuales. Pero hay que tomar medidas para realizar cambios en todos los ámbitos de las sociedades actuales. ¿Cómo hacer frente a la contaminación del aire, a los anegamientos de islas y regiones, a la escasez crónica de peces, a las sequías y a las tormentas entre muchas más expresiones preocupantes que sufre la naturaleza en todas las partes y en todos los países del mundo? De una u otra manera cada país ha venido realizando un uso excesivo de sus recursos naturales.

En Centro América, por ejemplo el consumo de los árboles para la leña, la
contaminación de los ríos, la enorme cantidad de vehículos consumiendo petróleo,
el escaso despliegue de políticas públicas ambientales en la mayoría de los países
de esta región. Un ejemplo extremo es la producción alimenticia en Guatemala.
Las escasas lluvias del año pasado provocaron que se redujera la cantidad
producida de maíz y frijoles y con ello el aumento de la desnutrición y el
hambre de más y más población pobre. La respuesta de este gobierno es cada vez
más débil ante este fenómeno, al igual que en la calidad y cobertura educativa.
Posiblemente para este país la revolución verde ya es casi imposible, con estas
cifras. Es muy poco lo que se puede hacer, y las consecuencias serán aún más
nefastas. En Estados Unidos, aunque durante los últimos años las actividades
económicas privadas enrumbadas a combatir los problemas ambientales están
generando grandes proyectos y novedades para la recuperación del medio ambiente
y de una economía sana, no termina de imponerse, ante la voracidad del capital,
de producir con el único fin de aumentar las ganancias privadas de unos y el
consumo desmesurado de otros.

La situación europea es similar. Algunos Estados realizan grandes esfuerzos
para mejorar la calidad de su medio ambiente, pero el gran consumo suntuoso de
la población y el gasto de los gobiernos hace que la situación se haya agravado
significativamente como es el caso de España. Recientes mediciones indican que
su temperatura ambiental subió punto y 
medio, no solo el punto que se esperaba, lo que refleja más contaminación
del aire, problemas respiratorios y muerte de más personas por esta causa, a
pesar de algunas medidas tomadas. Situación similarmente caótica se da en China
aún con las medidas que están ejecutando al respecto.

Las protestas de los jóvenes europeos son admirables a seguir como un
ejemplo por el resto del planeta. Esta protesta se da cuando los jóvenes toman
conciencia de que su continente también es vulnerable, considerado hasta
entonces como el mejor, como la clase A del mundo, y puede acabarse al igual
que el resto. Es importante preguntarse si esos jóvenes hubieran protestado de
la misma manera si fuera África, América Latina u otro continente el que
enfrentara tales peligros.  O es que son
conscientes de los cambios que deben de realizarse en relación con su estilo de
vida y en todo el mundo.  Esperemos que sí
y que este movimiento sea tan democrático e inclusivo como la crisis ambiental
y sus efectos. Y esta vez tiene que ser así, pues depende de las medidas y de
los cambios globales que realicen los países, gobiernos y poblaciones
conscientes y responsables que nos garanticen a todos para poder seguir en esta
tierra. Y no solo a unos, como ha sido hasta ahora la costumbre del sálvese
quien pueda, ante el principio de la propiedad y la ganancia individual y
privada. Pues pareciera que existen proyectos de algunos, con enormes recursos
económicos para emigrar hacia el espacio, en caso de que la tierra fracase.

Los cambios se tienen que realizar en todas las esferas: la alimentación en primer lugar, seguida por la producción económica, la salud, el empleo, la producción industrial y agrícola, la educación, la cultura, la política, etc, etc. Sería interesante que las desigualdades y las necesidades de los más pobres y resilientes, de las víctimas y de los más afectados por los fenómenos ambientales de todas las naciones del mundo, fueran los sectores más protegidos y asegurados con las transformaciones que se logren por medio de la construcción de relaciones más igualitarias. Y no como siempre, que los ganadores sean los más fuertes. Trabajo, salud y alimentación de calidad para las mayorías. Producción de oxígeno, de energías no contaminantes, de medios de transporte no contaminantes y públicos, entre otros. Construcción de viviendas con materiales menos caloríferos. En el marco social de una institucionalización democrática que dé sostenibilidad a la formas políticas para acceder a ellos. ¿Será posible  construir esta utopía?

Existen muchos años de esfuerzos de las ciencias y de la conciencia política mundial sobre esta catástrofe que se avecina. Esperemos que los resultados y acciones de los sectores económicos y políticos más fuertes tomen más las decisiones correctas. Resultados actuales muestran cambios importantes en las materias primas utilizadas por industrias, en la agricultura y en los medios de transporte. Ojalá no lleguen demasiado tarde.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora: http://elsiglo.com.gt/2019/04/01/facebook-si-o-facebook-no/

La entrada ¿Es posible la revolución verde? se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente