La barranca El Jute ha sido afectada con lahares lo que causa problema para vecinos de comunidades cercanas al volcán de Fuego. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

El Instituto Nacional de Sismología,Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), dijo en un boletín que las copiosas lluvias en la zona volcánica provocan el lahar de categoría moderada en el cauce del río Cabello de Ángel, que es afluente del río Nimá I.

Agregó que el fenómeno natural arrastra ramas y bloques de hasta un metro de diámetro, y despide azufre a su paso por el caudal.

El lahar, según el ente científico, tiene 15 metros de ancho por uno de altura, y advirtió que debido a las copiosas lluvias existe también la posibilidad de que se genere otro hacia el río San Isidro-tambor.

El Insivumeh precisó que todos esos ríos son afluentes del río Samalá, por lo que recomendó a las autoridades tomar precauciones con la maquinaria que está en el puente Castillo Armas y en las zonas de inundación como la vuelta del Niño.

También alertó de lahares entre débiles y moderados en el volcán de Fuego, situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, a 50 kilómetros al oeste de la capital, con dirección a las barrancas Santa Teresa y Mineral, afluentes del río Pantaleón.

Los lahares transportan material pastoso, bloques de uno y dos metros de diámetro, ramas y troncos de árboles, y levantan columnas de vapor.

Además, la institución recomendó a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) adoptar las medidas que sean necesarios debido a posibles desbordamientos de los ríos por las fuertes precipitaciones pluviales.

Durante la temporada de lluvias que se inició en mayo pasado y se prolonga hasta noviembre próximo, con algunos periodos de sequía, se han registrado en Guatemala 113 incidentes como deslizamientos que han provocado tres muertos.

Las estadísticas de la Conred dan cuenta que las lluvias han dejado también una persona herida, 1.205 evacuadas, de las cuales están albergadas 43 y 293.579 han sido afectadas en todo el territorio guatemalteco.

La época lluviosa ha causado daños leves a 261 viviendas, moderado a 322 y severo a otras 38, además de dañar 44 carreteras y 3 escuelas, y destruido 2 puentes.

Las instituciones públicas que integran la Conred se encuentran en alerta para atender cualquier emergencia que se registre por las fuertes lluvias en Guatemala.

Contenido relacionado

>Bullying: «tómenselo en serio»

>Cómo evitar el acoso escolar o «bullying»

>PNC conversa con menores sobre acoso escolar en Quetzaltenango

Consultar la fuente