Matan a candidato a concejal de la Municipalidad de Iztapa cuando visitaba tumba de su hermano

Iztapa es uno de los municipios en donde se repetirán las elecciones

La entrada Matan a candidato a concejal de la Municipalidad de Iztapa cuando visitaba tumba de su hermano se publicó primero en Emisoras Unidas 89.7FM.

Consultar la fuente

PMT advierte a quienes dejan vehículos abandonados en la vía pública

Se calcula que hay 20 mil vehículos en los seis predios del área metropolitana, aunque el problema es a escala nacional, según la PNC.

La Policía Municipal de Tránsito (PMT) advirtió a las personas que tienen vehículos estacionados en la vía pública por mucho tiempo, de que los están retirando de las calles y llevando a un predio municipal.

Amilcar Montejo, intendente de la PMT, explicó que han recibido cerca de 200 denuncias de todas las zonas de la ciudad de vehículos que parecen no tener dueño.

Al recibir las denuncias, la PMT hace una visita de campo para determinar si los vehículos en realidad están abandonados o son chatarra.

Según comenta Montejo, es común encontrar vehículos abandonados alrededor de talleres mecánicos.

En el último mes, la policía municipal ha movilizado más de 60 automotores a los predios municipales. Montejo hizo el llamado a  los propietarios de estos vehículos que arreglen su situación en los juzgados municipales, ya que los predios  no se dan abasto por la cantidad de motocicletas, carros y buses que han sido retenidos.

Muchos vehículos están en el predio por no tener documentación, porque estuvieron involucrados en algún accidente de tránsito o porque acumularon multas sin pagar. Los propietarios de estos automotores deberán resolver su situación en el juzgado municipal para poder recuperarlos.

Sin embargo, por cada día que un vehículo pasa en el predio municipal se cobra una tarifa.

Vehículos abandonados en #TransitoGT son llevados a depósito municipal.#PMTGuatemala también retira chatarra del #TraficoGT en coordinación con Alcaldías Auxiliares.@ConsejoMontejo: Si quiere recuperar algun vehículo del depósito, puede solicitarlo en juzgado #CENMA zona 12. pic.twitter.com/12Rv8axdF7

— Amilcar Montejo (@amilcarmontejo) August 2, 2019

Esta es la tarifa que cobra la municipalidad dependiendo el tipo de vehículo:

Por cabezales, plataformas, furgones, autobuses, camiones y similares son Q50 diarios.

Por camiones pequeños y autobuses medianos Q25 diarios.

Por microbuses, paneles, automóviles, picops y otros similares son Q15 diarios.

Por motocicletas y vehículos livianos de dos, tres o cuatro ruedas, Q 15 diarios.

Por bicicletas de cualquier tipo, Q1 diario.

Consultar la fuente

Trabajadores inconformes bloquean calzada Aguilar Batres

Desde tempranas horas iniciaron un bloqueo en la calzada Aguilar Batres, en la zona 11 lo que ha complicado el tránsito vehicular en el sector.

La entrada Trabajadores inconformes bloquean calzada Aguilar Batres se publicó primero en Emisoras Unidas 89.7FM.

Consultar la fuente

Otorgan medidas sustitutivas a señalados de corrupción en la Municipalidad capitalina

La jueza Ericka Aifán otorgó arresto domiciliario a dos señalados de supuestas actividades ilícitas desde la Municipalidad capitalina a favor del partido Unionista.

Se trata de Luis Pedro Villanueva Mirón y Héctor Adolfo Cifuentes, ligados a proceso por los delitos de fraude y financiamiento electoral ilícito, respectivamente.

Aifán les ordena a ambos, colocar su huella en el sistema biométrico del MP cada 8 días, no acudir a la comuna capitalina y a sedes de la referida agrupación política, además de pagar una caución económica de Q25 mil.

También tienen vetado comunicarse con otros señalados en el caso y arraigo.

Ambas personas fueron detenidas el pasado 14 de junio, en un caso en el que el MP y la Cicig atribuyen corrupción en la gestión del Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana de la Municipalidad de Guatemala en el periodo del 2011 al 2015.

– COMUNICADO DE PRENSA- pic.twitter.com/gxnQYtfmJF

— MuniGuate (@muniguate) 21 de junio de 2019

Lee más: Solicitarán retirar inmunidad a Ministro de Finanzas y alcalde Ricardo Quiñónez

La entrada Otorgan medidas sustitutivas a señalados de corrupción en la Municipalidad capitalina se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Cuatro más se unen a las denuncias contra Bruno Campo: #MeTooMuni


En la Municipalidad, solo una concejal de oposición, Rosa María Botrán, pidió explicaciones y acciones urgentes para prevenir la violencia contra las niñas y los niños. Pero la gerencia de la Municipalidad y la dirección de la Escuela Municipal de Música mantienen silencio sobre las acusaciones contra Bruno Campo y la beca que lo ayudó a llegar a Europa.

Después del primer reportaje de Nómada cuatro mujeres más decidieron denunciar los abusos que sufrieron de parte de Bruno Campo. Mientras el primer grupo de mujeres avanza con el proceso legal, el Ministerio Público se rehusó a tomar la declaración de una de las nuevas denunciantes. El fiscal Humberto Mencos argumentó que era porque su testimonio no formaba parte del reportaje y que quería esperar a que Nómada publicara este reportaje. Algo bastante criticable, según el equipo legal de Mujeres Transformando el Mundo, la oenegé especializada en violencia de género que acompañará en el proceso judicial a las mujeres que denuncian a Bruno Campo.

En el primer reportaje, que fue publicado el 6 de junio, se publicaron los testimonios de Rossana Paz, Azucena Salinas, Maru Amato y María Libertad Saénz sobre las agresiones sexuales que sufrieron por Bruno Campo entre 2008 y 2012. Otras tres víctimas compartieron sus testimonios de forma anónima. Las entrevistas con maestros y personal administrativo que trabajaron con Bruno Campo en la Escuela confirmaron su carácter abusivo con los niños, jóvenes y maestros de la Orquesta Juvenil y la conducta inadecuada que mostraba con las niñas. Las quejas de los papás y las mamás aumentaron, y en 2012 se redactó una carta dirigida al alcalde de la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen. Al mismo tiempo las quejas internas de parte del personal llegaron al gerente de la Municipalidad, Ricardo de la Torre. La resolución de parte de la Municipalidad fue apoyar a Bruno Campo con una beca, a través de MuniJoven, para irse a Europa.

* Leé aquí la investigación de Nómada que destapó el historial de acoso y abusos sexuales del director protegido por la Muni

1. Carmen y el proyecto en La Verbena

–Yo nunca ni había tenido novio. Él me quitó mi primer beso.

Fue en diciembre 2005, antes de que Bruno Campo llegara a la Escuela Municipal de Música. Carmen Leiva acababa de cumplir 13 años y decidió inscribirse en un proyecto de música dirigido por Bruno Campo en el Intecap de La Verbena, zona 7. Él tenía 23 años, diez más que ella. Desde el principio Bruno Campo trataba diferente a Carmen. La regañaba mucho. A veces hasta en los recesos porque no le gustaba que ella tuviera amigos hombres.

Un día, después de terminar una reunión con todos los niños y jóvenes para escuchar la pieza que estaban ensayando, Bruno Campo pidió que Carmen Leiva se quedara en el salón. Era solo una niña, pero Carmen recuerda cómo Bruno Campo la empujó contra la pared, cómo le inmovilizó los brazos con sus manos, y cómo la comenzó a besar. En la nariz, en una mejilla, después en la otra. En la boca.

— No supe qué hacer. Estaba muy chiquita. Me recuerdo que entró otra persona, uno de los maestros, y Bruno se separó rápido y comenzó a hablar con él. Yo me quedé contra la pared, en shock. Entonces me jaló, me tocaba el pelo, como si me estuviera dando cariño. Como si fuera algo normal.

Cuando pudo, Carmen Leiva salió corriendo del salón con la cara totalmente roja por la ansiedad que le generó la situación. Una amiga le preguntó qué le había pasado, pero en ese momento Bruno Campo salió del salón y le guiñó el ojo. A partir de ese momento, Carmen ya no pudo decir nada, ni siquiera a sus papás. Dejó el proyecto en La Verbena.

— Yo estudiaba en un colegio de monjas, entonces nunca tuvimos nada de educación sexual y cosas así. No era un tema que sabía cómo hablar con nadie.

 

Diploma de La Verbena, Carmen Leiva.

Diploma de La Verbena, Carmen Leiva.

Tres años después, en febrero de 2009, Carmen Leiva quiso retomar el violín y se inscribió en la Escuela Municipal de Música en la zona 1, pero entonces también era dirigida por Bruno Campo.

Ahí, Bruno Campo la volvió a agredir. Tenía 16 años. La hostigaba constantemente. La humillaba enfrente de todos y la regañaba cada vez que tenía la oportunidad. Un día en clases Carmen Leiva se desesperó y le contestó. Bruno Campo la mandó a la oficina de la dirección a esperarlo hasta que terminara la clase. Cuando él llegó, pidió que su secretaria se saliera y entró con Carmen Leiva. Cerró la puerta y las contraventanas de madera para tapar el ventanal que tenía la oficina.

Comenzó a platicarle a la adolescente. Estaba tranquilo. Quería saber por qué Carmen Leiva había llegado tarde a su clase. Mientras ella le explicaba, Bruno Campo comenzó a acercarse. Hasta llegar a la orilla del escritorio donde ella estaba sentada. La miraba fijamente. Carmen se sentía incomoda y cuando se levantó, Bruno Campo la jaló para arrinconarla. Otra vez la comenzó a besar, pero esta vez Carmen protestó y logró zafarse.

Otro día Bruno Campo volvió a intentar en uno de los salones de ensayo. Esa vez con más fuerza, apretándole los hombros hasta lastimarla. Carmen Leiva lo empujó con tanta fuerza que Bruno Campo la acusó de ser agresiva antes de salir enfurecido del salón.

Carmen Leiva dejó el violín por completo. Tanta era la confusión, la culpa injustificada y el poder que tenía él, que durante casi catorce años calló los abusos de Bruno Campo. No lo pudo contar a sus papás, que idolatraban al artista. Ellos, como muchos papás y mamás de La Verbena y de otras colonias de escasos recursos, lo percibían como un ‘salvador’ por abrirles una oportunidad a sus hijos para estudiar música.

En 2013, Bruno Campo buscó a Carmen Leiva via Facebook. Ella lo bloqueó. Pocos años después Bruno Campo estaba de visita en Guatemala y a través del correo electrónico de Carmen, insistía que se juntaran. Hasta que Carmen Leiva le mintió y dijo que estaba por casarse con su novio para que la dejara en paz. Respondió, que él se ofrecía para su despedida de soltera, recuerda Carmen Leiva.

 

Mensaje de Bruno Campo a Carmen Leiva, 2013.

Mensaje de Bruno Campo a Carmen Leiva, 2013.

Carmen Leiva cultivó otro interés: el ciclismo. En 2015 ella y sus compañeros de una organización de ciclismo urbano tuvieron una reunión con el fallecido alcalde de la Ciudad de Guatemala, Alvaro Arzú. Terminó la reunión y por un ratito continuó la charla informal. Carmen Leiva le comentó al alcalde Arzú que estuvo en su proyecto en la Escuela Municipal de Música, algo que pareció alegrarle al alcalde, quien comenzó a preguntarle sobre sus estudios en la escuela. Cuando Carmen Leiva le dijo que salió de la escuela por Bruno Campo, el alcalde terminó la conversación.

Durante años, cuando Carmen Leiva miraba una foto de Bruno Campo o las notas felicitándolo en diferentes medios, su mente se quedaba en blanco y se le erizaba la piel de miedo. Pero ahora ya no. Ahora, a sus 26 años, decide denunciarlo, públicamente y en el Ministerio Público.

2. Los «juegos» de Bruno

Déborah y Mariana se conocieron en el coro municipal que formaba parte de la Escuela Municipal de Música en 2006. Ambas tenían 17 años cuando Bruno Campo comenzó a acosarlas. Sufrieron desde toqueteos hasta invitaciones a hacer tríos sexuales con Bruno Campo. A Mariana a veces la encontraba sola en el parqueo por la noche después de los ensayos e insistía con llevarla a su casa. A Déborah la llamaba a veces en las noches insistiendo que se juntaran.

En la escuela de música las encontraba en el pasillo para sorprenderlas desde atrás con nalgadas. Las agarraba de la cintura y se les acercaba a la fuerza. «Entonces, ¿qué va haber chicas?», les decía.

La situación culminó un día en un «juego» absurdo de Bruno Campo. Estaban en ensayo y juntas fueron a sacar fotocopias en el archivo de la escuela. No sabían que Bruno Campo estaba allí. Él cerró la puerta con llave y comenzó a desabrochar su cincho. «Hagamos un trío», dijo mientras se acercó a Déborah y Mariana. Procedió a meter su mano en el pantalón y sacó su pene: «¿Quién quiere empezar?».

— Yo nunca había tenido relaciones, ni siquiera había visto un pene antes, solo pensaba «¿qué te pasa?», dice Déborah.

Recuerda que Bruno Campo se reía y comenzó a jugar que las estaba ‘cazando’ entre los muebles de la oficina, hasta que Mariana logró quitarle las llaves y abrir la puerta para escaparse.

Las dos decidieron dejar la escuela de música por Bruno Campo porque temían ser violentadas sexualmente como sus compañeras.

Las dos recuerdan la Escuela con sentimientos encontrados. Por un lado la adoraban; por el otro, tenían mucho miedo.

— Caminabas en los pasillos y en un salón estaban tocando un instrumento, en el salón de a la par, otro; y a la par, ensayos de ballet. Era un sueño estar allí. Pero creo que el miedo de no hablar (y denunciar) era porque si lo contabas a tus papás, ellos te sacaban. Si enfrentabas a Bruno Campo, él te sacaba.

La motivación de Déborah de denunciar son sus hijos. Quiere que gocen del sueño de la música y del arte sin tener que aceptar y callar abusos.

Diploma de la Escuela Municipal de Música para Déborah.

Diploma de la Escuela Municipal de Música para Déborah.

3. «Todavía sos muy pequeña»

Estefanie estudiaba en la Escuela Municipal de Música entre 2007 y 2008 cuando su papá decidió sacarla por un incidente específico con Bruno Campo. Estefanie prefiere que no se revele su apellido en este reportaje.

Durante un tiempo Estefanie sentía que por el respeto que Bruno Campo le tenía a su papá, también la respetaba a ella. Nunca le hizo una prueba para entrar a la orquesta, como hacía con los demás, y le preguntaba su opinión sobre los ensayos. Tal vez por eso no habló antes, dice.

— De verdad no quería generar un escándalo, y solo le conté a mi papá.

Recuerda las noches largas de ensayos. Hieleras con bebidas energéticas que Bruno Campo usaba para quitarles el cansancio y agotamiento físico. Dedos que sangraban porque tenían que seguir aunque la hora ya había pasado la medianoche, hasta con los miembros más pequeños de la orquesta, que tenían 6 o 7 años.

Estefanie también sufrió violencia sexual de parte de Bruno Campo.

— Me di cuenta cómo me tocaba siempre. Supuestamente para corregir mi postura, o cómo tomaba el instrumento. Pero siempre rozaba mis pechos con su codo, o con su brazo. O me agarraba de la cintura, de la cadera.

Estefanie ha evitado pensar en su época de la escuela de música durante muchos años. Sin embargo, igual que muchas de las otras mujeres, Bruno Campo dejó una frase grabada en su mente que nunca ha podido olvidar.

Una noche en febrero de 2008, después de un ensayo Estefanie ayudó a Bruno Campo a guardar los instrumentos en una bodega oscura en la Escuela. Estaban solos cuando Bruno Campo se le acercó desde atrás. Le comenzó a rozar la espalda. Se puso enfrente suyo y mientras le tocaba los pechos, le dijo: «todavía sos muy pequeña, pero estás muy bien. Vamos a intentar más adelante». Él tenía 25 años. Ella 13.

4. Los niños «rescatados» por Bruno Campo y el alcalde Arzú

La hija de la académica Silvia Trujillo formaba parte del coro municipal y luego de la Orquesta Juvenil. Nunca fue víctima de los abusos sexuales de Bruno Campo, pero fueron varias las veces que Silvia Trujillo confrontó a Bruno Campo por otros abusos. Asegura que todos le tenían miedo; hasta las otras madres, y por eso nunca lo confrontaron cuando no respetaba los horarios y obligaba a la Orquesta a ensayar hasta media noche para conciertos de la Municipalidad.

El atropello más grande para Silvia Trujillo fue cuando comenzó a darse cuenta de la manera en que Bruno Campo y la Municipalidad utilizaban a los coros y orquestas para hacer campaña política.

Recuerda que una vez organizaron un concierto en el auditorio de la Universidad Francisco Marroquín para recaudar fondos. Al terminar el concierto pusieron un video con escenas de niñas y niños en la calle que limpian vidrios de carros, o niños que lustran zapatos.

— El mensaje del video fue que estos niños que acababan de ver en el coro son los niños y niñas de la calle que Arzú recogió y que hoy están aquí cantando. No te puedo explicar la indignación que teníamos las otras mamás y yo. No porque nos indignara el hecho que compararan a nuestros hijos e hijas con la niñez de la calle, porque entendemos la falta de oportunidades en este país. Sino por la utilización sucia de nuestros hijos y de su tiempo.

Silvia Trujillo confrontó a Bruno Campo. Estaba furiosa. Le prohibió que Bruno Campo volviera a utilizar a su hija para hacer campaña política y amenazó con hacerlo público. Bruno Campo se excusó con que era solamente publicidad.

Pero el uso no fue sólo para fines políticos del Partido Unionista, también para fines privados de del alcalde. Como en el año 2010, cuando la hija de Silvia Trujillo junto a los demás niños del coro tuvieron que ir a cantar a la boda de Alvaro Arzú Escobar, actual presidente del Congreso e hijo del exalcalde Alvaro Arzú Irigoyen.

— El uso que el Partido Unionista le daba al coro fue constante durante los seis años que mi hija estuvo en el coro. Yo tenía ganas todo el tiempo de sacarla de allí. Pero ella era una niña, le gustaba estar allí con sus amigas. Me resultaba difícil, porque claro, cuando yo le decía que la iba a sacar, parecía la mamá mala de la película.

 

El coro municipal en la boda Arzú-Pullin.

El coro municipal en la boda Arzú-Pullin.

Las preparaciones para el concierto del coro en la boda de Arzú Escobar fue manejado con total discreción. Las mamás y los papás ni siquiera fueron informados sobre a dónde iban a ir sus hijos.

Otra confrontación fuerte que tuvo Silvia Trujillo con Bruno Campo fue un día que una niña, también miembro del coro, le contó que después de un ensayo en el Teatro Nacional, Bruno Campo se había bajado los pantalones enfrente de ella y otras niñas del coro.

— Me dijo: ‘Silvia, no sabes qué acaba de hacer Bruno. Estábamos todos terminando el ensayo, y él se bajó los pantalones enfrente de nosotras’. Disque para arreglarse la camisa. Yo le fui a hablar. ‘Sabes perfectamente que lo que acabas de hacer es un abuso, que eso no se hace’, le dije.

Bruno Campo respondió que era solo una mala interpretación, recuerda Silvia Trujillo.

— Tenía un montón de excusas. Que todos terminaban muy cansados después del ensayo, que lo único que hizo fue acomodarse la ropa, que él era incapaz de hacer lo que yo estaba insinuando…

Silvia Trujillo explica que fue testiga de los gritos, los abusos verbales y que Bruno Campo tiraba cosas a los niños. Asegura que Blanca López, la actual directora de la Escuela, sabía lo que estaba pasando pero que lo defendía siempre.

— Puedo dar absoluta fe de la complicidad de Blanca López. No solo lo defendía, era como su escudo.

Durante la campaña electoral en 2011, Silvia Trujillo se opuso a dejar que su hija participara en un concierto para la campaña política del alcalde Arzú. La respuesta que recibió de la Escuela Municipal de la Música fue que si su hija no estaba en ese concierto, ya no podía estar en el coro. En ese momento, Trujillo sacó a su hija de la Escuela, como lo hicieron también otras mamás durante estos años.

— Esas eran las opciones que teníamos las mamás, los papás o los mismos jóvenes. O permitir que nuestros hijos avanzaran en la orquesta, a costa de toda esa violencia, de aguantar este trato de porquería, las humillaciones, los berrinches de Bruno, la gritadera, la tirada de zapatos, la campaña política. O los sacabas, y perdían la oportunidad de seguir y hacer lo que les gustaba. Las dos son terribles. Muchas elegimos sacarlos.

5. Aprender con miedo

Sara, una lectora que prefiere no publicar su apellido, compartió su experiencia con Nómada en un correo. Con su autorización publicamos aquí lo que escribió sobre el miedo que le tenían los niños y jóvenes de la Orquesta Juvenil a Bruno Campo.

«Recuerdo que empecé a tocar un instrumento a la edad de 11 años. Pasé rápidamente de una orquesta inicial a la orquesta infantil. Durante los dos años que estuve en la misma mi único sueño y aspiración era tocar en la juvenil y ser dirigida por Bruno».

«Todos lo admiraban, lo respetaban, su orquesta era lo mejor que tenía El Sistema. Recuerdo que en un concierto para Italia, justo antes de que Campo viajara permanentemente a Europa, una amiga y yo fuimos llamadas a la Juvenil. Yo estaba demasiado emocionada. Sabía que Bruno tiraba zapatos, su batuta y hasta atriles. Sabía que los ensayos empezaban muy temprano y terminaban muy tarde, que no les daba descansos y que les gritaba. Lo sabía todo incluso antes de subir, aún así yo quería entrar a esa orquesta».

«Cuando entré a mi primer ensayo estaba feliz. Pero alguien dijo una especie de burla o chiste y yo quise reírme, pero mi compañera de atril (que ya tenía un rato perteneciendo a la orquesta) me dijo que no me riera. La vi confundida y escondiendo su cara en el instrumento. Me dijo: A él no le gusta que nos riamos. Pasé de ser muy feliz tocando en la infantil, a ser un robot que solo pensaba en tocar afinado, entrar a tiempo y bajar la mirada (en la Juvenil)».

«No sabía qué era lo que estaba mal, miraba a todos haciéndolo, así que me adapté. Lo tomé como algo normal. Incluso verlo tirar zapatos y verlo gritar lleno de ira era normal. Hasta que un día, en uno de tantos ensayos, Bruno estaba trabajando un fragmento específico con los metales, cuando un integrante de cuerda se rió de algo».

«Recuerdo perfectamente que Bruno se bajó de la tarima, empujó todo lo que encontró a su paso y fue directamente con esta persona a pegarle con el puño en el hombro. Le pegó con ira, con muchísima fuerza. Esta persona se escondió en su instrumento por mucho tiempo. Hizo un silencio sepulcral. Recuerdo que Bruno le gritó algo como ‘vas a aprender a hacer sho’. Regresó al podio y siguió con el ensayo como si nada».

«Desde ese día quedé aterrada de él. No le hablaba, no lo miraba, hacía exactamente lo que él decía con la cabeza abajo. Me daba miedo, pero pensaba que si no era de esa manera nunca aprenderíamos».

«Hoy me doy cuenta del error que cometí, y de que nunca tuve que normalizar sus prácticas, pero así como tantos otros compañeros, yo también quería ‘triunfar en la música’ y esa fue la manera en la que me dijeron que debía ser».

«A todas las compañeras allá afuera que hablaron o que aún no han hablado, yo les digo #YoSíTeCreo.»

 

Bruno Campo dirige la orquesta juvenil. Foto: Carlos Sebastián

Bruno Campo dirige la Orquesta Sinfónica Juvenil Municipal, en 2011. Foto: Carlos Sebastián

6. El zapatazo

Uno de los niños que recibió un zapatazo de Bruno Campo fue el hijo de Patricia Flores. Fue en 2010 ,cuando tenía 12 años pero no fue ni el primero ni el último de los abusos. Bruno Campo también lo tiró un atril y lo castigaba cada vez que podía.

— De mis tres hijos que estudiaban en la Escuela Municipal de Música, él era el más callado, explica Patricia Flores, quien sospecha que por eso Bruno Campo siempre lo hostigaba más a él.

Patricia Flores es maestra y tuvo varios enfrentamientos con Bruno Campo porque no estaba de acuerdo con usar gritos, insultos y violencia como método de enseñanza. Recuerda varios episodios donde fue a la dirección a presentar sus quejas.

En 2008, en uno de los conciertos de barrio, donde la Orquesta Juvenil salía a dar presentaciones en diferentes zonas de la Ciudad de Guatemala, el maestro de percusión se tuvo que ir. Encargó al hijo de Patricia Flores cubrir la parte que le tocaba. Tenía solo 10 años. El niño hizo lo mejor que pudo, pero se ganó una gritada enfrente de toda la orquesta de parte de Bruno Campo. «Sos una mierda, ¿para qué subís a tocar algo si no lo sabés bien?»

Patricia Flores recuerda que Bruno Campo siempre trataba de manipular a su hijo mediano, que lo admiraba muchísimo, y usarlo en contra de sus hermanos. En 2010 su hijo mediano, quien tocaba clarinete, iba a ser solista en un concierto de la orquesta en la Iglesia Santa Delfina, en la zona 2. En el ensayo, pocas horas antes del concierto, vio que su hijo no estaba bien y le preguntó qué le pasó. Bruno Campo le había dicho que si su hermano menor, que en ese entonces tenía 10 años y había hecho una cara que no le agradaba a Bruno Campo, no cambiaba de actitud, no lo iba a dejar ser solista en el concierto.

En cada ocasión Flores confrontó a Bruno Campo, a veces también a Blanca López.

— Siempre decía que los niños lo habían interpretado mal. ‘Esos son puros cuentos de los patojos’, decía. Era un súper manipulador. Hasta mi esposo lo comenzó a creerle un tiempo. Le trataba de convencer que el problema era que nuestros hijos eran rebeldes. Eso generó muchísimo resentimiento en mi hijo más grande, hasta la fecha detesta a Bruno Campo porque logró incluso generar roces con su papá.

La frustración de ver que los abusos continuaron sin consecuencias se acumulaba en Patricia Flores y las mamás de otros jóvenes de la Orquesta que se mantenían esperando en las bancas durante los ensayos. Patricia Flores dice que ellas redactaron varias cartas para llamar la atención de la Municipalidad acerca de la situación en la escuela de música, pero nunca recibieron respuesta.

La primera versión de la carta de 2012 dirigida al alcalde Alvaro Arzú, que Nómada publicó el primer reportaje, fue escrita a mano y entregada personalmente al alcalde en el concierto por su cumpleaños el 14 de marzo 2012. Cuando Flores y las otras mamás vieron al alcalde en el evento, elaboraron la carta escrita a mano y una de las señoras aprovechó el momento para felicitar personalmente al alcalde después del concierto para entregarle la carta.

Lo único que cambió fue que bajaron las horas de los ensayos, dice Flores con decepción.

7. Como el flautista de Hamelín

Años antes, otra mamá estaba luchando para cambiar la dinámica en la Escuela Municipal de Música. Tanto que en 2008 decidió presentar una denuncia en el Ministerio Público. ‘Liliana’ contará su testimonio con un nombre ficticio, mientras se aclare por qué la denuncia nunca procedió.

Las cuatro hijas de Liliana comenzaron en la escuela de música a principios del 2007. Desde el principio Liliana, comenzó a frustrarse por la falta de organización y estructura en las clases de música. Con el tiempo se daba cuenta de que el comportamiento de Bruno Campo con los alumnos y maestros de la escuela era abusivo. Envió varias cartas a Bruno Campo con propuestas de cambio y recomendaciones de cómo dirigirse a los maestros y niños pero asegura que nunco vio cambios, solo empeoró.

— Él era como el flautista de Hamelín. Es el mismo caso, el poder de la fascinación, de la manipulación que tenía él para la pertenencia de los niños y jóvenes a un grupo que les iba a dar estatus, abrir oportunidades, ingresos. Maltrataba a los niños, con violencia, con malas palabras. Pero muchos venían de la pobreza, y con el afán de pertenecer, callaban. No respetaba a los maestros. Y los que hablaban, se fueron o los sacaban.

Liliana recuerda con claridad cómo Bruno Campo entró en medio de una clase a gritarle a un maestro enfrente a sus alumnos de 4 a 7 años. También que fue frecuente ver niñas y niños llorando en la escuela. Una vez que encontró a una niña de 14 años llorando en la terraza de la escuela antes del concierto de medio año. Bruno Campo la había sacado del ensayo. Decía que no le salía bien la pieza. Liliana le recomendó hablar con Bruno Campo, pero la niña le confió a Liliana que le tenía miedo porque le decía que era gorda.

Bruno Campo comenzó a hostigar a la hija más grande de Liliana, ‘Sofía’, que tocaba arpa. Igual que a otras de las jóvenes, la regañaba a gritos. Se ponía furioso porque Sofía, que tenía 12 años, no tocaba bien ciertas piezas.

— Era una arpa de 40 cuerdas. Simplemente mis manos no llegaban. Él quería a toda costa tener una arpista en la orquesta juvenil para una pieza que estaban tocando. Yo no tenía ni cuatro meses de haber empezado y me quería poner una pieza que hasta a mi maestro le costaba. Me presionaba, pero mis brazos eran muy pequeños para llegar, recuerda Sofía.

Liliana decidió sacar a sus hijas de la escuela. La última participación de Sofía sería en un campamento de práctica intensiva de una semana en enero 2008. El segundo día Bruno Campo la volvió a regañar. Furioso porque a ella los ayudantes del campamento no le habían traído su arpa, que ella no podía cargar sola, la humilló enfrente de toda la orquesta. Sofía le respondió, pero eso solo hizo que Bruno Campo se puso más furioso.

A partir de ese día Sofía dejó de estudiar música en la escuela municipal. Pero el 28 de febrero en la tarde fue a la escuela a pedir una partitura de un amigo de la orquesta. De pronto, Bruno Campo se le acercó desde atrás, la agarró con fuerza de la cadera y la acercó. «Y usted, ¿ya ni saluda?», le dijo a Sofía mientras la mantenía pegada a su cuerpo, pero rápidamente ella logró zafarse.

Fue la primera vez que puso una mano encima de Sofía. Liliana, que ya estaba alerta por los abusos de Bruno Campo, decidió ir esa misma noche ir a presentar una denuncia en el Ministerio Público. La denuncia se ratificó diez días después, pero la familia nunca supo nada más después.

 

Denuncia.

Denuncia contra Bruno Campo presentada por ‘Liliana’ el 28 de febrero de 2008.

Hace más de 10 años ya hubo una denuncia por malos tratos en el Ministerio Público. Aún así los abusos de Bruno Campo continuaron de forma impune hasta por lo menos el año 2012.
Actualmente, el equipo legal de Mujeres Transformando el Mundo está en proceso de verificar qué pasó con la denuncia de Liliana, que fue ratificada a los 10 días.

The post Cuatro más se unen a las denuncias contra Bruno Campo: #MeTooMuni appeared first on Nómada, Guatemala..

Consultar la fuente

Así fue el ataque de sicarios en el parque central de Palín, Escuintla

La Municipalidad de Palín, Escuintla, difundió imágenes de cámaras de seguridad sobre el ataque armado en el parque central del municipio, que dejó una persona muerta y dos heridas.

Ayer en la noche, César Amílcar Mejía Castellanos de 19 años y Sergio Frander Ubaldo Cruz Boror de 18, fueron detenidos como sospechosos del hecho, luego de ser copados por agentes de la PNC.

Los presuntos sicarios se conducían en una motocicleta y dispararon a las víctimas en el área conocida como «La Ceiba».

La grabación incluso muestra cuando los sicarios pasan en la motocicleta rumbo a cometer el crimen.

En el video publicado en su página de Facebook, la comuna solicita a las fuerzas del  orden, «redoblar esfuerzos para garantizar la seguridad y tranquilidad de los vecinos palinecos».

Tras una persecución, agentes de @PNCdeGuatemala capturaron a César Amilcar Mejía Castellanos de 19 años y Sergio Frander Ubaldo Cruz Boror de 18, integrantes de la Mara 18, presuntos responsables de asesinar a una persona y herir a otra, en el parque central de Palin, Escuintla. pic.twitter.com/8O0rI9ZAwI

— Canal Antigua (@CanalAntigua) 24 de junio de 2019

La entrada Así fue el ataque de sicarios en el parque central de Palín, Escuintla se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Esto dice la Muni Guate por antejuicio contra Ricardo Quiñónez

La Municipalidad de Guatemala se pronunció por la solicitud de antejuicio contra el alcalde Ricardo Quiñónez.

En un comunicado, aseguran que la petición, hasta ayer presentada oficialmente por el MP y la Cicig, fue usada solo para «impedir el resultado de la elección» en la cual Quiñónez resultó electo.

Explican que toda actividad de la comuna es auditada por las «instituciones encargadas de ejercer los controles internos y externos respectivos».

Aseguran que ya desvanecieron los señalamientos al presentar documentos para la investigación en la cual siempre han colaborado.

Al alcalde se le señala de financiamiento electoral ilícito, fraude y peculado.

Por su parte, el Ministro de Finanzas no se ha pronunciado hasta el momento.

Lee más: Solicitarán retirar inmunidad a Ministro de Finanzas y alcalde Ricardo Quiñónez

La entrada Esto dice la Muni Guate por antejuicio contra Ricardo Quiñónez se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Municipalidad de Guatemala pide a partidos políticos retirar propaganda

Los partidos políticos deben retirar la propaganda de las calles en un plazo máximo de 60 días, según lo establece la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

La entrada Municipalidad de Guatemala pide a partidos políticos retirar propaganda se publicó primero en Emisoras Unidas 89.7FM.

Consultar la fuente

Las ventajas y limitaciones de Álvaro Véliz, el técnico que sueña con llegar a la Muni

* WikiElectoral: todo lo que necesitás saber antes de votar

 

Dentro del minúsculo mundo de Twitter, Álvaro Véliz es el candidato de los jóvenes. Alguna de sus fotografías se ha vuelto viral entre aquellos que simpatizan con el candidato del Movimiento Semilla y que lo comparan con el personaje más famoso de Miguel de Cervantes, el Quijote de la Mancha. Interactúan con él, le dan likes, difunden sus tuits y lo promueven como la opción más favorable para la alcaldía municipal.

Bailando porque las mafias no nos quitarán la alegría.

Gracias a @iCinthyaa porque aunque huyó del baile, me tomó este lindo videos pic.twitter.com/lBwGdVB5dz

— Álvaro Véliz (@Veliz_Ciudad) April 28, 2019

Celebró una victoria en redes sociales, cuando fue invitado al debate de candidatos a la alcaldía, organizado por la Asociación de Gerentes de Guatemala (AGG). Inicialmente Véliz no había sido tomado en cuenta para  participar en esta actividad y, por esa razón, protestó a través de varios tuits, con el respaldo de sus seguidores en esa red social. Finalmente, fue invitado y logró presentar su propuesta.

 

Me ha escrito Mario López de la @AGGuatemala para finalmente invitarme al foro de mañana a las 7pm que será transmitido por @AztecaGuate y @EmisorasUnidas .

Sintonicen porque voy con todas las ganas para presentar las mejores ideas que le devolverán la ciudad a la gente ✌🏼🌱

— Álvaro Véliz (@Veliz_Ciudad) May 25, 2019

De acuerdo a la última encuesta de Prensa Libre, tiene 6% de intención entre los menores de 29 años, pero apenas 3% entre los mayores de 30.

Lejos de las redes sociales, muy pocos conocen el rostro y la propuesta de Álvaro Véliz, el técnico al que debería atribuirse el esfuerzo arquitectónico detrás de los proyectos de recuperación de varios espacios públicos en la Ciudad: El paseo de la Sexta y el nuevo Cerrito del Carmen, por ejemplo. El candidato se moviliza por las calles de la ciudad en una bicicleta, sin que los capitalinos puedan reconocerlo como el arquitecto detrás de varios proyectos exitosos que la Municipalidad de Guatemala presume entre sus principales logros.

Veliz fácilmente habla durante 20 minutos sobre su experiencia en varios proyectos de la ciudad, explica las soluciones técnicas que pueden ser viables para llegar a la resolución de los problemas que le quitan el sueño a los capitalinos: el acceso a agua potable, el tráfico de la ciudad y el transporte público. También habla de propuestas concretas para resolver el problema de la basura y encontrar una solución a uno de los problemas más criticados durante la gestión del exalcalde Álvaro Arzú y del alcalde sustituto, Ricardo Quiñónez: el basurero.

Aquí, su propuesta completa.

Se define como «arquitecto de profesión, urbanista de oficio y peatón por vocación».

Ha sido uno de los mejores técnicos de la Muni de Arzú. Fue cofundador y director de Urbanística, el Taller de Espacio Público de la Municipalidad, y cofundador de la Empresa Metropolitana de Vivienda y Desarrollo Urbano.

— El espacio público era una parte importante pero  también teníamos que ver el tema de vivienda. En ese momento yo entro en crisis y veo que la empresa es aprobada por el concejo municipal pero es desnaturalizada porque no tiene capacidad financiera, entonces renuncié.

El gremio artístico lo recuerda de manera grata por su paso como director del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, en el 2016. Ahí tuvo a su cargo la ejecución de varios proyectos para restaurar el teatro al aire libre, recuperar la casa de la marimba y abrir las instalaciones del lugar para que cumpliera su función de ser un centro cultural y recreativo de la Ciudad.

— Cuando salí de la Municipalidad me di cuenta de que un técnico sin poder político no puede hacer cambios profundos. Hoy está instalado el poder del virrey, desde la colonia hace 500 años hasta hoy, con excepción de Manuel Colom Argueta, han tenido el ayuntamiento controlado, entonces ese poder tiene a la ciudadanía como sus súbditos. Somos los súbditos del señor feudal, la Muni. Y nos dan pan y circo, nos dan chocolates, nos dan espejos. Así se mantienen y la ciudad no se desarrolla correctamente.

De hecho, la CICIG y el Ministerio Público publicaron ayer una nueva investigación contra la Muni de los unionistas y del alcalde Ricardo Quiñónez. Encontraron que usan los fondos públicos como parte de la familia –instalaron hasta la grama en la casa de Arzú y su ahora viuda, Patricia Escobar– sino que desarrollaron un plan de afiliaciones y estrategia política para la reelección de Arzú, que incluía a técnicos. Técnicos como Álvaro Véliz.

Les expreso mi sentir sobre el caso de financiamiento electoral ilícito del Unionismo. pic.twitter.com/EzyLgRp63V

— Álvaro Véliz (@Veliz_Ciudad) June 14, 2019

¿Es suficiente con un técnico?

Además de este señalamiento tan grave de la CICIG, hay otros cuestionamientos para Véliz.

El exvicealcalde municipal Quique Godoy dice que es más difícil conseguir un político que deje trabajar a técnicos que un técnico que haga política.

— Todo puesto de elección popular es un puesto de gestión política y uno de los grandes retos es convertir necesidades de la ciudadanía en soluciones técnicas. Podemos tener técnico de alto nivel, pero que no tiene conexión con la gente y podemos tener un politicos sin capacidad técnica. Álvaro (Véliz) ha sido un buen arquitecto y urbanista, pero el 80 por ciento de un alcalde es la capacidad de la gestión pública. Hay que tener la capacidad de gestionar, negociar y hacer política.

Según Godoy, hay que reconocer el trabajo y la trayectoria de Véliz dentro de la comuna pero también cabe recordar que sus aportes han sido técnicos y que así como se requieren conocimientos técnicos, alguien que aspira a la alcaldía de Guatemala también debe tener capacidades políticas.

— Los buenos técnicos se contratan, los buenos políticos se eligen.

Progresistas sin mujeres (y con una acusación seria)

El Movimiento Semilla, partido que postula a Véliz es uno de los que surgió a partir de las manifestaciones de 2015 y propone una visión progresista del mundo, que incluye la igualdad de género. Pero la planilla de Véliz solo incluye una mujer para el concejo municipal y 10 hombres. Aunque probablemente, como es quien encabeza el listado, será la única que resulte electa.

Oxfam cuestiona este detalle:

«La participación política en el ámbito formal se limita a determinados grupos sociales, destacando hombres, mayores, blancos o mestizos y quedando excluidas las mujeres y los pueblos indígenas. Naturalmente, eso hace que ciertos grupos vean sobrerrepresentadas sus visiones e intereses y gocen de mayor influencia, lo que alimenta el círculo vicioso de la desigualdad».

Así resume este cuestionamiento el último informe de Oxfam, titulado Entre el suelo y el subsuelo: Radiografía multidimensional de la desigualdad en Guatemala.

A pesar de ser representar un partido progresista y con propuestas reformadoras, parece bastante tradicional y conservador en la conformación de su equipo de trabajo. Solo una mujer, ningún indígena. ¿Cómo explica eso?

— En el caso de la mujer es lamentable porque teníamos casi una paridad con mujeres, al principio, pero ellas se retiraron de la planilla por diversas causas de conflictos de interés y entonces no teníamos mujeres que pudieran ser representativas. Se nos fueron cayendo las candidaturas de mujeres y quedó una planilla totalmente desequilibrada. Lo único que te digo es que la candidata Concejal 1 (Lyli Caravantes) tiene una gran representatividad. Lo lamento, es algo fortuito, fuera de nuestra voluntad. Esa es la verdad, teníamos paridad en la propuesta inicial. No puedo poner una mujer solo por ser mujer, tenía que tener representatividad, ya no me dio tiempo de conocer a otras personas para que se involucraran en nuestro proyecto. Ya nadie se pudo comprometer. El problema de la mujer es que siempre está en desventaja, las mujeres renunciaron porque en el trabajo las tenían presionadas y entonces prefirieron renunciar. Otra tenía un proyecto aparte que la comprometía. En cuanto a representantes indígenas, nosotros no elegimos por etnia ni por cultura, sino que buscamos que todos fuéramos ciudadanos. En nuestro caso, los miembros de la planilla son ciudadanos que representan movimientos de COCODES, transportistas y personas con discapacidad.

La planilla está integrada por Lyli Caravantes, doctora y exfuncionaria de la Secretaría Presidencial de la Mujer y también de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional. También Francisco Castañeda, un biólogo con más de 20 años de experiencia en su campo; Luis Velásquez, un joven con estudios políticos; Hugo Corzo, con más de 14 años de experiencia en Empagua; el arquitecto y fotógrafo Daniel Hernández Salazar, un piloto de bus y activista urbano, Mario Alejos; Manuel Peralta, un periodista especializado en personas con discapacidad y Miguel Ángel Alvarado, un ingeniero. Era también candidato el músico y gestor cultural Paulo Alvarado.

Pero en los registros del Ministerio Público hay una denuncia contra el músico y gestor cultural, Paulo Alvarado. La denuncia fue  presentada en mayo de 2013 por agresión y violencia contra la mujer.

Incluyeron en su equipo de trabajo a Paulo Alvarado, quien fue denunciado por violencia contra la mujer. ¿Cómo justifican esto?

— Nosotros vimos eso cuando estábamos ya en campaña. Justamente apareció esa información, no lo sabíamos. Entonces comenzaron a llamarnos por esa denuncia. Sin embargo, el concejal Paulo Alvarado tuvo un problema administrativo y ya no es miembro del concejo. Pero sí fue una sorpresa cuando tocamos ese tema. Él dejó la candidatura hace como un mes.

A pesar de las propuestas de transparentar la municipalidad, irónicamente, Véliz es uno de los muchos candidatos que se ha negado a participar en la iniciativa 3de3, que consiste en hacer pública  su declaración patrimonial, una declaración de interés y la declaración fiscal (solvencia), como muestra de su compromiso con la transparencia y rendición de cuentas.

Gabriela Ayerdi, la coordinadora de este proyecto, comentó que la propuesta le fue presentada al candidato pero nunca se sumó a ella.

— Esta iniciativa es voluntaria y busca que los candidatos den muestras de su compromiso con la transparencia y evaluar qué tan cierto es su discurso. Es una oportunidad para mostrarse como candidatos diferentes. Muchas de las excusas que nos presentaron fue la falta de tiempo o supuestos atrasos en tramitar su solvencia fiscal, que se puede solicitar en línea.

¿Por qué no aceptó participar en esta iniciativa?

— Ya no pude presentarlas porque tenía un omiso en la SAT y tenía que pagarlo, no pude presentarlo. No tenía cómo pagar el omiso porque no pude presentarlo. Esa es la verdad, la persona que es mi contador no presentó a tiempo algunas declaraciones mías, es un tema administrativo. Por lo demás, no tendría problema en presentar mi declaración patrimonial.

Una campaña sin impacto

En los informes presentados por el Movimiento Semilla al Tribunal Supremo Electoral (TSE), no hay aportes de financistas individuales que superen los Q15 mil. La campaña del partido y todos sus candidatos se ha ejecutado sin mayores recursos, se ha enfocado en la difusión de propuestas a través de redes sociales y de actividades organizadas en la exclusividad del centro de la ciudad, lejos de los barrios más lejanos y populares.

La noche del lunes 11 de junio, Véliz convocó a través de redes sociales a uno de los encuentros con los que se ha hecho campaña, en los últimos meses. Su campaña es distinta, básicamente porque no cuenta con recursos exorbitantes para darse a conocer, su nombre y su propuesta.

La invitación era a las 18:00 horas en Casa Celeste, un espacio cultural ubicado al centro de la ciudad. «Álvaro Véliz y los vecinos. Los vecinos intercambiarán opiniones y dudas sobre la ciudad con el arquitecto Álvaro Véliz», se leía en la invitación. Pasadas las 19:00 horas, en el lugar no había más de 20 personas, a lo sumo 18. Minutos más tarde, 24.

Un día después, en el cierre de campaña del partido se hicieron presentes unas 200 personas.

— No queremos financiamiento de grandes financieros, no queremos financiamiento comprado. Todo eso se hace con el TSE, todo está transparente, todas las donaciones, por ejemplo. Tenemos también fiestas y reuniones de recaudación y las personas aportan dinero pero queda sustentado en un acta, es un financiamiento ciudadano democrático pero de  bajo impacto, reconoce Véliz.

El candidato protesta por estar en evidente desventaja frente a la campaña de sus dos principales contrincantes: Ricardo Quiñónez, el heredero del poder en la Municipalidad, con acceso a campaña permanente desde los canales del monopolio televisivo; y Roberto González, el candidato que ha hecho campaña desde hace 12 años con abundantes recursos financieros.

A criterio del analista Daniel Haering esa es la principal debilidad de Veliz,  a quien considera un candidato sin posibilidades de llegar al poder, a pocas horas de que se realicen las elecciones.

— Es un buen técnico, claramente domina los temas, pero le falta temple político y le falta capacidad retórica y de ilusión. Ha hecho una campaña dentro de sus posibles, satisfactoria, el problema es un problema de conocimiento, la gente no lo conoce y   es imposible proyectarse en tan pocos meses de campaña cuando además no tienes los posibles de los otros. Véliz no tiene nada y Quiñónez tiene el aparato mediático de los canales al servicio de él y eso obviamente proyecta muchísimo.

En las encuestas de CID-Gallup y Prensa Libre, la disputa está entre Quiñónez y Roberto ‘Canela’ González; ambos alrededor del 30 por ciento. Véliz apenas aparece con entre 4 y 5 por ciento.

De no llegar a la alcaldía, ¿qué viene después de las elecciones?

— Ese escenario no está contemplado ahorita. Vamos con todo para ganar porque creemos en nuestra propuesta. Después ya podemos platicar de otra cosa, en la Municipalidad.

 

* Mirá toda nuestra cobertura electoral

The post Las ventajas y limitaciones de Álvaro Véliz, el técnico que sueña con llegar a la Muni appeared first on Nómada, Guatemala..

Consultar la fuente

Pilotos turísticos exigen a la municipalidad petenera revocar medida

Pilotos de microbuses turísticos exigen a la municipalidad que les permitan de nuevo el ingreso a la Isla de Flores, Petén.

La prohibición entró en vigencia esta semana, luego de que los residentes de la localidad hicieran la solicitud.

“Ahora todo es un relajo, los turistas no saben para dónde ir”, dijo el conductor Marco Tulio Hernández.

Solución para vecinos y problemas para sectores turísticos

De acuerdo con las autoridades, esta disposición busca descongestionar el tránsito del área turística.

Por ahora, los buses y microbuses solo pueden cargar y descargar en el planchón de Flores y frente al salón social San Nicté.

Los choferes explicaron que la situación afecta a turistas, especialmente a los adultos mayores, que deben caminar un kilómetro hacia la Isla.

Las autoridades municipales indicaron que analizarán la petición.

Por si te interesa: Buscan reactivar turismo en Antigua tras erupción de Volcán de Fuego

Los turistas se desorientan, pues no saben qué rumbo tomar al llegar a la estación de buses.

 

La entrada Pilotos turísticos exigen a la municipalidad petenera revocar medida se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente