Condena histórica a este sacerdote cabecilla de red de pornografía infantil

Carlos López Valdéz, sacerdote católico mexicano, fue condenado a 63 años de cárcel por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores, en un fallo que el país del norte califica de “histórico” y que aún no termina, pues las autoridades ahora están en busca de la red internacional de pornografía infantil de la cual era el cabecilla.

El fallo fue dictado por la jueza Nayeli López Rodríguez, quien no le concedió la fianza por los abusos cometidos durante al menos 10 años.

Los hechos

El cura pederasta de 74 años fotografiaba y abusaba de niños acólitos y monaguillos, imágenes que luego compartía desde su parroquia a través de una red internacional de pornografía infantil, pista que siguen las autoridades mexicanas, pues van en busca de sus encubridores, que estarían encabezados por el cardenal Norberto Rivera, exintegrante de la arquidiócesis local.

Las víctimas lo identificaron plenamente, así como la recopilación de fotografías que el sacerdote guardaba en su computadora. Entre ellas se pueden encontrar fotos del cura en posiciones exhibicionistas que compartía con pedófilos de Estados Unidos y de su país.

Las imágenes de los abusos contra los pequeños fueron tomadas en la casa del prelado o en la parroquia de San Agustín de las Cuevas en la delegación de Tlalpán, Ciudad de México, donde desarrolló su ejercicio sacerdotal.

Foto/ Tuiter.

Los antecedentes

El caso se remonta al 17 de agosto de 2007, cuando fue interpuesta una demanda contra el prelado y otros cómplices, quienes además deberán pagar por el daño causado, reparación económica que aún está pendiente de ser establecida.

La justicia mexicana exige, asimismo, la apertura del archivo secreto del tribunal eclesiástico de la Arquidiócesis Primada de México, un requerimiento que en un primer momento el cardenal Rivera se negó a cumplir.

También están involucrados los obispos Jonás Guerrero y Marcelino Hernández, entre otros jerarcas católicos. Con el primero, López Valdés trabajaba “estrechamente”, pues incluso llevaba a los acólitos a la vicaría, revelan las pesquisas. Estas relaciones con la cúpula eclesiástica permitían que el sacerdote ahora condenado se sintiera “protegido”, porque sus colegas tenían sus mismos “intereses”, de acuerdo con la investigación.

 

Foto/ Tuiter.

*Con información de Sin Embargo.

La entrada Condena histórica a este sacerdote cabecilla de red de pornografía infantil se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Una víctima chilena informó al Papa del encubrimiento de un caso de abusos por parte de un obispo

Durante su visita a Chile, a mediados de enero, el papa Francisco dijo que no había «ni una sola prueba» para acusar al obispo Juan Barros de encubrir los abusos a menores del sacerdote Fernando Karadima.

Nuevas revelaciones hechas públicas este lunes confirman, sin embargo, que el Sumo Pontífice sí tenía antecedentes de las acusaciones.

Las acusaciones vertidas sobre Barros apuntan a que, como mano derecha de Karadima, siempre supo de los abusos que este cometía y nunca dijo nada.

Por eso, en 2015, cuando fue nombrado obispo de Osorno (950 kilómetros al sur de Santiago), un grupo de feligreses y víctimas alzó la voz. Uno de los denunciantes, Juan Carlos Cruz, redactó ese año una carta destinada a Francisco en la que detallaba gráficamente los abusos de Karadima y el encubrimiento de Barros.

Envían carta

Según la versión revelada este lunes por la agencia estadounidense AP, la carta fue entregada por la comisión pontificia para la protección de los menores con el objetivo de que llegara a manos del Papa.

Marie Collins, por aquel entonces miembro de la comisión, dice a AP que la carta fue entregada al cardenal Sean O’Malley —el principal asesor de Francisco en temas de abusos— y que él se comprometió a pasársela al Papa.

«En una fecha posterior él nos aseguró que lo había hecho», reafirma Collins. Esa misma versión obtuvo Cruz, quien en su carta, además de a Barros, nombra a Tomislav Koljatic, Andrés Artega y Horacio Valenzuela, quienes, aseguran, «estaban parados a nuestro lado cuando Karadima nos abusaba». Además, en la misiva, Cruz le dice a Francisco que en Chile «nadie respeta la «tolerancia cero que usted pide».

Hace tres semanas, mientras paseaba en papamóvil por Iquique (norte de Chile) junto a su delegación oficial, Francisco fue consultado sobre la polémica que marcó su visita y dijo que “el día” que le trajeran “una prueba contra el obispo Barros”, ahí “iba a hablar”. “No hay una sola prueba en contra. Es todo calumnia. ¿Está claro?”, añadió.

En el avión de regreso al Vaticano, en tanto, ofreció disculpas y afirmó que “el caso de Barros, se estudió, se reestudió y no hay evidencias. Eso es lo que quise decir, no tengo evidencias para condenar”.

Días más tarde, ordenó una investigación liderada por Charles J. Scicluna, arzobispo de Malta conocido como un experto en este tipo de indagatorias. Entre los entrevistados de dicha investigación estará Cruz, quien testificará vía Skype ante Scicluna, ya que hace varios años está radicado en Estados Unidos.

Con información de El País

La entrada Una víctima chilena informó al Papa del encubrimiento de un caso de abusos por parte de un obispo aparece primero en Guatevision.

Consultar la fuente

El papa investigará a obispo chileno por encubrir abusos sexuales

El papa Francisco enviará un emisario a Chile para investigar las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales por parte del obispo Juan Barros, al que le dio su total apoyo en una reciente visita al país.

El pontífice ha dispuesto enviar al arzobispo de Malta, monseñor Charles J. Scicluna, “para escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen”, según un comunicado del Vaticano.

El arzobispo de Malta es el fiscal del tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe, encargado de investigar los “delicta graviora”, los crímenes que la Iglesia considera más graves, cometidos contra la eucaristía, el secreto de confesión o los abusos sexuales perpetrados por el clero.

Abusos de sacerdote

El obispo Barros está acusado por las víctimas de haber callado los abusos repetidos del sacerdote Fernando Karadima, un influyente formador de obispos en Chile y a quien el Vaticano condenó en 2011 a “retirarse a una vida de oración y penitencia”, en un sonado caso que sacudió a la sociedad y a la Iglesia católica chilena.

En su reciente viaje a Chile, el papa dio su total apoyo al obispo, que estuvo al lado del pontífice en la práctica totalidad de sus actividades, al tildar de “calumnias” las acusaciones de las víctimas.

“No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia. ¿Está claro?”, zanjó el papa en respuesta a una pregunta de una periodista, después de haber confesado su “dolor y vergüenza” por los casos de pederastia que han mancillado la imagen de la Iglesia en Chile y persiguieron como un mantra su viaje al país.

© Agence France-Presse

La entrada El papa investigará a obispo chileno por encubrir abusos sexuales aparece primero en Guatevision.

Consultar la fuente