Entre nubes grises, luces de vida y alguna poesía triste

#DesdeMiTrinchera

Aun uso el reloj de cuerda heredado de mi padre, señala el medio día; en la 6ª avenida de la zona 1, camino entre la gente, hay dos niños con sus cajas de lustre que llaman ofreciendo brillo para mis zapatos, continuo mi marcha hasta que unos metros después me detengo, mis zapatos no necesitan brillo, pero los niños necesitan de mis zapatos. Me siento en una banca mientras le digo al niño “bueno… que queden nítidos”, el instinto no me engaño, al ritmo de su trabajo nos envolvimos en una interesante platica, no le pregunte su nombre así que le llamare “Julio”, como el mes que acaba de terminar, orgullosamente me decía, como llevaba ya Q 40.00 en sus bolsillos, desde que empezó su jornada a las 5:30 de la mañana, producto de su habilidad de tratar al cliente como se merece, narrándome con una sonrisa sarcástica, que no faltaba la clienta “traicionera”, que se fue con el lustrabotas de dos cuadras delante, solo para que éste “por  salir de pobre”, le cobrará Q 35.00 por el lustre de sus botas que le llegaban hasta  las rodillas; frente a “Julio” y mi persona descansa el majestuoso Palacio de la Policía Nacional de Guatemala, hoy sede del Ministerio de Gobernación; construido por el General Don Jorge Ubico en el año de 1935, entre estilos romanos y góticos, se alza entre la 6ª y 7ª avenida entre 13 y 14 calle de la Zona 1, este palacio ha sido testigo de grandes acontecimientos y difíciles decisiones , en sus jardines exteriores descansaban hace años, dos bustos que formaban parte de la historia del mismo, uno de ellos el del General Ubico y que fue destruido por una nube gris de vándalos, los mismos que se escudan en manifestaciones, con resentimientos ideológicos y que dañan nuestro patrimonio, que son parte de la historia de Guatemala.

Las nubes grises estáticamente decoran el ambiente del país, y entre violencia, mala práctica política y crisis financiera el guatemalteco no tiene mucho que escoger, no tiene mucho que soñar, se ha vuelto incapaz de levantar la mirada y darse cuenta que entre la amargura, decepción, manipulación y del engaño existen luces de vida, esas luces convertidas en  hombres que de alguna manera viven sin querer o queriendo para servir, para logra colocar estrellitas positivas a la historia de cada día, en un país… en nuestro país GUATEMALA. Para junio de este año el deportista Gelber Albertino Vásquez, conquistaba dos preseas en una competencia de alto rendimiento a nivel internacional, el “Desert Challenge, la de oro en lanzamiento de bala, y una de plata en la de lanzamiento de jabalina, Vásquez sin duda un joven  deportista, que promete una vida llena de triunfos, basados en la disciplina y el entrenamiento que alterna con su trabajo, un trabajo digno y de sacrificio, uno que no mira condición social para servir, que no posee horario, ni fechas festivas en ningún calendario, uno donde su uniforme representa y marca la ruta, el destino para servir a la patria, el ser soldado de infantería que integra orgullosamente las filas del Ejército de Guatemala; como lo ha aprendido que sin sacrificio no existe la gloria, y que a su regreso de los Estados Unidos de Norte América la ausencia de los medios de comunicación fue evidente, los que se atrevieron a cubrir su gloria se encargaron de ocultar su oficio, no fue recibido con una comitiva de 6 vehículos blindados, ni tampoco una escolta de 24 guardaespaldas , al contrario no dudo en vender su moto para cubrir  los gastos de estadía, comida y boleto  para poder viajar a los EEUU; una luz guatemalteca, digno guerrero maya de Petén que coloca otra medalla más en el pecho de la victoria y dignidad de Guatemala.

Era el grito del Volcán, era su inexplicable furia, talvez queriendo demostrar que el ser humano no es más grande que la voluntad de Dios sobre su propia creación, a ese grito que sería el preámbulo de un domingo de luto, acudió Juan Fernando Galindo Hurtarte, delegado de CONRED, que con el mismo sentido de sacrificio, salió de su hogar en la tarea de auxilio y evacuación de las víctimas de la tragedia del Volcán de Fuego, en San Miguel Los Lotes, sin saber que dejaría para siempre en su estado físico a su esposa y tres hijas, pero su espíritu y el orgullo de ser una luz más en Guatemala, brillara para siempre en su hogar y familia que jamás le olvidara, de igual manera correrá su sangre por la venas de su hermano Fabricio, un querido amigo mío de sangre verde, que sigue y seguirá sirviendo a su patria; así como Juan Fernando muchas otras luces pasaron a brillar en el firmamento y de seguro proveerán esperanza y bendiciones a nuestra tierra.

De esta manera abrimos el cielo gris, para demostrar que en Guatemala las luces de vida y de orgullo existen, que no las olvidamos; precisamente el día jueves 2 de agosto los atletas guatemaltecos acumulan ya 82 preseas en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se están llevando a cabo en la ciudad de Barranquilla, Colombia, nuestra delegación la integran 428 atletas guatemaltecos, participando en 44 disciplinas deportivas que maravillosamente representan a nuestra querida y orgullosa patria.

“Julio” termino su lustre, con el dilema de irse a descansar a su casa en la Zona 12 o continuar su tarde ganando unos quetzales más; “Julio” una luz de vida, lleno de inteligencia y personalidad, que ha falta de apoyo y motivación de parte de nuestra sociedad, lo más probable sea que su brillo se pierda como la luz de un disparo en medio de una oscura noche y yo por mi parte con un párrafo de triste poesía me despido y termino estas líneas, con ejemplos de “luz de vida” que en medio de nubes grises llenan de esperanza los cielos de mi amada Guatemala.

Se unen las palabras en un intento de los

Labios por murmurar la verdad…

La costa esta tan cerca pero mi vida se ahogó,

Hace mucho tiempo en la amargura de la mar.

Arameo Zealep.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Entre nubes grises, luces de vida y alguna poesía triste se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

Al sector empresarial organizado.

#Kidon

El sector productivo organizado del país fue una pieza clave durante el enfrentamiento armado interno que vivió Guatemala hace algunos años. La entereza de varios de sus miembros que colaboraron con nuestro Ejército en la defensa del orden jurídico del país que, logró por fortuna de todos, doblegar a un grupo armado de asesinos que pretendían tomar por la fuerza el control del estado, para instaurar un sistema totalitario de corte marxista.

Y es que, a pesar de los asesinatos, extorciones, secuestros, despojos, bombazos y destrucción del patrimonio del Estado, estos hombres no se amilanaron. Sacaron el pecho para defender la vida, la propiedad, la industria, el comercio y en sí la libertad individual; pues, a pesar de tener la facilidad para migrar e invertir sus capitales en el extranjero, no lo hicieron y prefirieron incluso morir aquí peleando, antes que darse por vencidos.

Justos, valientes y con amor por el país, se unieron para dar batalla en contra de esa amenaza terrorista que pretendía despojarlos de su vida y patrimonio. Recuerdos de mi niñez vienen a mi mente, cuando veía esos valientes guatemaltecos ante los medios de comunicación, haciendo sus pronunciamientos, fuertes, claros, en apoyo a la institucionalidad y a nuestras fuerzas armadas. Por muy difícil que estuviera la situación del país, nunca los vi dudar, ni dar un paso atrás, mucho menos pactar o transar con el enemigo. Tenían solvencia, honor y dignidad.

Al firmar la paz, continuaron produciendo en beneficio del país, generando empleo y aportando sus capacidades para sanar las heridas que deja todo enfrentamiento armado, pues tanto ellos como los efectivos militares, guardaron el fusil, para vivir en paz.

Con el paso del tiempo, empezaron a envejecer y obviamente a heredar los puestos gremiales a los juniors, seguramente esperando la continuidad del desarrollo empresarial y el apoyo a la institucionalidad del país. Pero se equivocaron. Su descendencia olvidó por completo los principios y valores en que se fundamentaron, olvidaron también a sus muertos, a sus secuestrados y sus ideales. De aquel respeto que infundían sus ancestros cuando emitían su postura gremial, ya no queda nada más que un puñado de blandengues timoratos a quienes incluso se les espanta con el petate del muerto, incapaces de defenderse a sí mismos, mucho menos de defender al país.

Creen que durmiendo con el enemigo y manejando perfil bajo, garantizaran el éxito de sus negocios. Pobres ilusos. Tal vez la ambición no les permite percatarse que la amenaza terrorista continúa por otros medios, pero con el mismo propósito de cooptar las instituciones del país, en especial el sistema de administración de justicia, para facilitar así el encarcelamiento y la expropiación de cualquiera que sea incómodo a sus intereses, utilizando para ello a la Comisión Internacional Contra la Impunidad.

Desde luego, ignoran que no se puede negociar con terroristas y que su temor reverencial al non grato y a las fuerzas obscuras que lo rodean, develará por completo su cobardía y torpeza para tratar con valor los asuntos de interés general. Al cabo, serán testigos de cómo el patrimonio heredado y forjado a lo largo de tantos años pasará a formar parte de los activos del Estado, de proyectos sociales o solidarios, de expropiaciones masivas, de pagos de resarcimientos ilegales, o de reforma agraria.

Si aún les queda algo de dignidad, hagan valer las enseñanzas de aquellos hombres que un día a base de sangre, sudor y lagrimas, apoyaron a las fuerzas armadas del país en el mantenimiento del orden público y asuman una posición activa de lucha desde las distintas cámaras que integran, a efecto de que unidos logremos de nuevo derrotar a los enemigos de la libertad que bajo la supuesta lucha contra la corrupción, pretenden tomar el control del Estado para postergarse en el ejercicio del poder.

“No llores como mujer, lo que no supiste defender como hombre” Aixa.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Al sector empresarial organizado. se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

Ridiculeces de la ley electoral

“Ridículo”: Dicho o hecho extravagante e irregular.

En el último párrafo del artículo 88 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos reformado por el artículo 21 del decreto 26-2016 del Congreso de la República, se sanciona a toda persona que “dañe o utilice el patrimonio cultural, los recursos naturales y el ambiente, los bienes del Estado a que se refiere el artículo 121 de la Constitución Política de la República,
, antes, durante y posterior a la campaña electoral.”  Esto implica, por ejemplo, ¡que quien fotografíe una concentración valiéndose de un dron será sancionado por utilizar nuestro espacio aéreo! (Distinto es el tema de la licencia de vuelo).

Es razonable sancionar a quienes causen un daño y tal es el principio que rige en nuestro Derecho, claramente enunciado por el artículo 1645 del Código Civil al decir que: “Toda persona que cause daño o perjuicio a otra, sea intencionalmente, sea por descuido o imprudencia, está obligada a repararlo, salvo que demuestre que el daño o perjuicio se produjo por culpa o negligencia inexcusable de la víctima.”

Pero el artículo 88 de la LEYDPP sanciona por igual a quienes “utilicen” determinados bienes del dominio público aún sin causarles daño alguno que a quienes al hacerlo sí los dañen. Por igual se sanciona el “uso inocente” que el “uso nocivo” que de esos bienes se haga.  Tal es lo que implica su mera “utilización”. Absurdo, ¿no?

El problema es aún más serio porque la redacción de la ley es tan defectuosa que, además, sanciona actos y hechos realizados con anterioridad a la campaña electoral.  En otras palabras, hoy, cuando falta poco más de un año para que el Tribunal Supremo Electoral convoque a elecciones generales, cualquier persona ya puede ser acusada de hacer “campaña anticipada”. ¡Por favor!

Y por si lo anterior fuese poco, cualquier persona mal intencionada –valiéndose de tan defectuosa redacción— podría acusar a otra de realizar actos propios de “campaña anticipada” con la vista puesta en el proceso electoral a celebrarse el año 2024 o en los que le sigan… y así, per saecula seculorum, hasta que el Decreto 26-2016 sea derogado o la CC lo declara inconstitucional. ¡Pasa solamente en Guatemala!

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Ridiculeces de la ley electoral se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente