Francia prohíbe el uso de los celulares dentro de las escuelas

Con 62 votos a favor y uno en contra, los legisladores de Francia prohibieron este lunes el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos con conexión a internet en las escuelas.

La medida aplica para los estudiantes entre los 3 y 15 años.

En el caso de los alumnos mayores, la decisión dependerá de cada institución.

Con esta ley se cumple una de las promesas de campaña del presidente Emmanuel Macron.

Se sabe que habrá excepciones con fines pedagógicos y para alumnos con discapacidad.

Ya desde 2010 la ley francesa prohibía el uso de los celulares en cualquier actividad de enseñanza.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, aplaudió esta nueva ley “de entrada al siglo 21” y que “envía un mensaje a la sociedad francesa”.

Pero también al extranjero, donde “otros países han mostrado su interés”, dijo.

En el capítulo dedicado a la Educación del programa electoral de Macron, elegido presidente en mayo de 2017, figuraba la prohibición de los celulares en las escuelas de primaria y secundaria.

Lee más: Kaos salvó vidas en Italia durante terremoto, pero su recompensa fue cruel

La entrada Francia prohíbe el uso de los celulares dentro de las escuelas se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Reflexiones sobre la prohibición del plástico

#HaciaLaLibertad

Hace dos días, el Congreso de la República pasó en segunda lectura la iniciativa 5196 que es un proyecto de ley que pretende regular el uso y comercialización de las bolsas de plástico.

Los diputados pretenden con esta ley eliminar, en cierto tiempo, las bolsas de plástico que se usan hoy en día en todos los mercados y supermercados del país.   La iniciativa está basada única y exclusivamente en un aspecto de la vida útil del plástico, el final de su vida y el hecho que el mismo no sea adecuadamente recolectado y llevado ya sea a un relleno sanitario adecuadamente manejado o a reciclaje o a incineración.  No han tomado los aspectos positivos del plástico en la vida humana.

La ley es muy mala.  El problema que se quiere resolver, es decir, la basura plástica en las carreteras, puentes, montañas, ríos, lagos, playas y mar no se hará por esa vía.   Para que tengamos una mejor idea de lo que hablamos, quienes piensan que se debe prohibir el plástico no se dan cuenta que las bolsas plásticas representan menos del 1% del total de la basura del país.  Entonces, el problema no es el plástico, el problema es la basura.  ¿Por qué entonces no nos enfocamos en el verdadero problema? ¿Por qué no resolvemos la verdadera causa?  Prohibir el plástico es un distractor.  Es una ley popular, está de moda oponerse al plástico, pero no es ni por asomo la solución a nuestro grave problema de basura y contaminación que hay por todos lados.

En Guatemala existen 340 municipalidades.  De estás se pueden contar con los dedos de una mano las que más o menos tienen un adecuado sistema de recolección y tratamiento en rellenos sanitarios de la basura.  Existen aproximadamente 10,000 vertederos clandestinos.   Y 10 municipalidades, por su cuenta, han prohibido el uso de ciertos plásticos en sus municipios.  Sin embargo, el problema de la basura sigue, y las alternativas al plástico son más contaminantes, peores para la salud humana y caras.

Esta iniciativa de ley cambia las reglas del juego por las que muchas personas decidieron confiar e invertir en Guatemala en la producción de bolsas y otros productos plásticos.  Aprobar esa ley nos coarta nuestra libertad de producir, distribuir y comerciar sin coerción ni privilegios.  Hoy prohíben las bolsas de camisetas y las bolsas que se venden en los mercados.  Mañana ¿Que prohibirán?  ¿Dónde para esto?  Mañana prohibirán otros tipos de plástico.  Y pasado mañana se les ocurrirá prohibir la comida rápida con grasa, o las bebidas de cierto tamaño, o ….   Cada vez estaremos más sujetos a limitaciones y permisos.   Cada vez perdemos más libertad como individuos libres que pacífica y voluntariamente podemos tomar nuestras propias decisiones.

Con buenas intenciones, quienes abogan por la prohibición, no se dan cuenta que otros piensan diferentes que ellos, y que la decisión final debe ser del consumidor.  Pero no, ellos prefieren la fuerza bruta del gobierno, obligándoles a dejar de consumir las bolsas que quieren consumir.  Y a los productores, distribuidores y todos los que trabajan en el sector y perderán sus empleos se les obliga, con dinero de sus propios impuestos, a dejar esa producción, a dejar de tener los ingresos que sustentan la vida de ellos y de sus familias.  Sólo porque un grupo de personas decidió que es mejor la coerción que la persuasión.  Respeto a quienes libro y voluntariamente deciden no usar las bolsas plásticas.  Incluso a quienes hacen campaña para que otros no la usen, que reduzcan su consumo, que reúsen lo que tienen y que reciclen cuando es conveniente.  Pero no respeto a quienes te ponen una pistola en la cabeza para prohibírtelo y menos si es del gobierno.

Si un diputado prohíbe una actividad que está legítimamente funcionando en el país, ¿está dispuesto a correr con el costo de quienes tendrán que cerrar alguna fábrica, o cubrir la maquinaria que se importó para ello, o liquidar a la gente que perderá su trabajo.? Lamentablemente eso no pasa en Guatemala porque no hay simetría fiscal.  Un diputado puede aprobar una ley que afecte a otros y no sentirse responsable del daño causado.  Sólo ven parcialmente un beneficio que no se dará.

Estoy preocupado por la pérdida de libertad para el país que leyes como ésta implican.   Estoy preocupado porque en vez de facilitar la producción y el crecimiento económico, estas leyes lo frenan.   Estoy preocupado porque hay mucha basura en el interior del país y no hay un buen manejo de desechos sólidos (la ley de desechos sólidos que se ha propuesto se ha estancado porque no es popular, implica más gastos para los alcaldes).   Y estoy preocupado porque esta ley nos desanima a seguir invirtiendo en el país.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Reflexiones sobre la prohibición del plástico se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

Prohibir uso de bolsas no es la solución, asegura Gremial de Plásticos

Prohibir el uso de plásticos no es la solución para un problema mayor, dijo el representante de la gremial de estos productos.

Rolando Paiz, de la Gremial de Plásticos, expresó que las bolsas que van a parar a los basureros solo representan el 2 %.

Es preciso destacar que Villa Canales se convirtió en la sexta localidad que prohibió el uso de productos no reusables.

En el departamento de Guatemala, la antepenúltima localidad en adoptar esta medida fue San Miguel Petapa.

Lee más: ¿Es posible erradicar el uso de plásticos en Guatemala?

Prohibir la utilización de plásticos surgió en Sololá

La primera prohibición ocurrió en San Pedro La Laguna, Sololá, donde han sustituido las bolsas plásticas por hojas de plátano.

Tiempo después se sumó San Juan La Laguna, del mismo departamento, que promueve el uso de bolsas ecológicas.

Asimismo, la aldea San Gabriel Pasuj, San Miguel Chicaj, Baja Verapaz, se ha convertido en una comunidad ecológica.

En Acatenango, Chimaltenango, en marzo de 2017 se prohibió el uso de pajillas, artículos de duroport y bolsas plásticas.

Sin embargo, para Paiz, apoyar estas acciones es tomar parte de “acciones populares y no querer resolver un problema de fondo”.

“En el país hay más de 10 mil basureros clandestinos… Es una falta de cultura ambiental”, agregó.

basurero mercado
Según el representante de la Gremial de Plásticos, las bolsas y pajillas solo representan el 2 % de los desechos que van a parar a los basureros. Foto: MuniGuate.

La entrada Prohibir uso de bolsas no es la solución, asegura Gremial de Plásticos se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Villa Canales le dice adiós al uso del plástico

Desde el próximo 22 de junio entrará en vigencia el acuerdo edil que prohìbe emplear productos no reusables en el municipio de Villa Canales.

La disposición fue publicada hoy en el Diario de Centro América y establece que no se podrán usar bolsas plásticas, pajillas, utensilios de duroport o derivados.

Con dicha acción, Villa Canales se convierte en la sexta localidad que implementa esta medida ecológica; la antepenúltima fue San Miguel Petapa.

Según el acuerdo, se instruirá al Departamento de Recursos Naturales y Medio Ambiente para que realice campañas de concienciación con los vecinos.

Además, el juez de Asuntos Municipales y de Tránsito será facultado para imponer multas a las personas que infrinjan la disposición.

Acuerdo municipal publicado hoy en el Diario de Centro América.

Municipios ecológicos

Los municipios que comenzaron a impulsar la prohibición fueron San Pedro La Laguna, Sololá, donde han sustituido las bolsas plásticas por hojas de plátano, y San Juan La Laguna, del mismo departamento, que promueve el uso de bolsas ecológicas.

Asimismo, la aldea San Gabriel Pasuj, San Miguel Chicaj, Baja Verapaz, se ha convertido en una comunidad ecológica.

En Acatenango, Chimaltenango, en marzo de 2017  se prohibió el uso de pajillas, artículos de duroport y bolsas plásticas.

Este tipo de medidas pretende disminuir la contaminación por plástico, ya que es un material dañino para el medioambiente.

Hay que cambiar hábitos

Se sabe que las botellas de plástico PVC o PET, así como las bandejas y vasos de duroport tardan en degradarse alrededor de mil años, por lo que son altamente contaminantes.

Entre las alternativas para sustituir el uso de bolsas plásticas está utilizar canastos artesanales, bolsas de papel o servilletas de tela.

Con estas acciones se puede evitar que los desechos vayan a parar a espacios naturales y los recursos hídricos, y dañen el ecosistema.

 

La entrada Villa Canales le dice adiós al uso del plástico se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

El maravilloso plástico

El ser humano tiende a ver lo negativo de algunas cosas y olvida ver la parte positiva de las misma, la otra cara de la moneda.  Por ello, ante lo que no nos gusta reaccionamos muchas veces impulsivamente sin analizar a profundidad las verdaderas causas del problema.

Esto pasa con el maravilloso e increíble plástico.  Vemos la parte final de la vida de su ciclo cuando está tirado en carreteras, ríos, lagos y mares.  Yo detesto como la mayoría de las personas ver toda esta acumulación de basura que no es sólo plástico porque no debería estar ahí.  Y decidimos actuar con cierta emotividad y pasión pidiendo su prohibición mediante una ley.  Pero se nos olvida analizar todos los beneficios para la vida humana de este maravilloso material.

En una de sus conferencias, una joven preocupada por el medio ambiente le preguntó al maestro Sadhgurú (Jaggi Vasudev, un místico de la India, uno de los autores de libros más leídos según el New York Times, fundador de «Isha Foundation» que es una organización que ofrece programas de yoga alrededor del mundo y está involucrada en ayuda social, educación e medio ambiente): ¿Cuál es la solución para eliminar la existente basura plástica? Hay mucho trabajo que hacer en India como en todos lados, así que, ¿cuáles son las soluciones para eliminar esto?

El sabio gurú respondió: «El plástico es un material milagroso.  Entendamos esto.  Todos los guerreros contra el plástico, por favor escúchenme con cuidado.  El plástico es un material milagroso.  Es uno de los más fantásticos materiales que los seres humanos han creado.  El problema no es el plástico, el problema es la irresponsabilidad de los seres humanos.  Así que eso es lo que debemos arreglar.  Si generamos una población más responsable, el plástico es una cosa maravillosa.  ¿Cuántas cosas en nuestra vida se han vuelto fáciles… y maravillosas debido al plástico?  Pero creemos que el plástico es malo….    ¡El plástico no es malo! El plástico es un maravilloso y fantástico material.  Los humanos se han vuelto irresponsables.  ¡Arreglemos eso!  Pero el daño ya está hecho.  Por favor entiendan, todo el daño que hemos hecho en forma de contaminación no es tan difícil de arreglar, sólo se necesita acción política determinada y acciones responsables de los ciudadanos de este país y del mundo.    Lo cual puede hacerse.  Pero, el problema más serio es el agotamiento de los recursos.  El agotamiento del suelo y del agua es un problema muchísimo más serio.  Y mucho más difícil de revitalizar.  Decimos:  OK, vamos a revitalizar los ríos… ¡no es así de sencillo!  Pero limpiar el plástico realmente no es un problema tan grande si tenemos un proyecto para removerlo.  Primero, tú te aseguras que cada ciudad sea lo suficientemente responsable para no andar tirando plástico por todos lados.  Después verás que removerlo es cuestión de un mes, de dos meses…. Cualquier tipo de plástico.  Podemos removerlo en un período de dos meses, ¿piensas que vale la pena?  Pero primero dejemos de tirarlo. Tu dejas de hacer eso, y removerlos pasará en dos meses, luego reciclamos el plástico que es un material muy útil.  ¡Un material que no se deteriora no está en contra tuya!  Esto significa que puedes usarlo mil veces.  Cualquier cosa que puedas usar mil veces, significa que no vas a ir a explotar otros recursos innecesariamente.  Así que el plástico es la solución para un sinnúmero de problemas que tenemos, pero desafortunadamente hemos convertido la solución en tu problema.

La solución al problema de la basura plástica pasa por no tirarla en cualquier lado, mejorar nuestro sistema de recolección de basura (de todo tipo de basura) y trabajar adecuadamente los rellenos sanitarios.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada El maravilloso plástico se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

Ministerio religioso y presidencia

Entre las prohibiciones para optar a los cargos de Presidente o Vicepresidente de la República el artículo constitucional 186 incluye en su literal f) a «Los ministros de cualquier religión o culto». Hasta hace algunos años el asunto se había mantenido aletargado lo suficiente para no causar preocupaciones políticas ni especulaciones académicas.  Lo ocurrido recientemente en Costa Rica, sin embargo, nos obliga a repensar nuestra normativa constitucional al respecto.

Nos dice la historia que la prohibición tuvo especial dedicatoria para la Religión Católica porque sus ministros, de acuerdo con el Derecho Canónico, hacen votos a perpetuidad, aparte de otros motivos políticos.  Ello no impidió que el tribunal electoral paraguayo inscribiera como candidato para la presidencia de la república al obispo católico Fernando Lugo quien ganó la investidura. Se argumentó en apoyo de su participación –palabras más, palabras menos— que, independientemente de su investidura religiosa, prevalecía su calidad de ciudadano como derecho irrenunciable. Conviene meditarlo seria y objetivamente.

Desde una perspectiva jurídica esta prohibición hoy resulta ser técnicamente endeble.  ¿Cómo se demuestra fehacientemente la calidad de ministro religioso? Porque a diferencia de la situación que prevalecía cuando se promulgó la Constitución de la República Federal de Centro-América, en 1824, eran muy pocas las Religiones que en el mundo se reconocían como tales.  Hoy, en cambio, han proliferado una gran cantidad de sectas además de haberse reconocido religiones vernáculas, caracterizadas por su fluidez institucional que impide determinar a ciencia cierta quienes son sus «ministros» para los efectos de aplicar la prohibición constitucional.

Problema adicional para aplicar el impedimento es el caso de aquellas personas que, sin tener la calidad formal de ministros, se comportan como tales; les llamaré «ministros de facto» quienes, evidentemente, no pueden –ni deben—ser discriminados impidiéndoles optar al cargo de Presidente o Vicepresidente de la República, a pesar de que al hacerlo se puedan alterar valores tradicionales, tales como la tradicional separación del Estado y la Iglesia.

La entrada Ministerio religioso y presidencia se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente