La familia Hernández sobrevivió a la tragedia del Volcán de Fuego, ahora necesitan ayuda

Las declaraciones de Consuelo Hernández y las fotografías de su familia saliendo de la nube de ceniza provocada por el Volcán de Fuego fueron de las imágenes que impactaron al mundo durante la erupción de hace dos semanas.

La madre de familia vivía con sus hijos, nueras y nietos en la aldea San Miguel Los Lotes, Escuintla, junto a Concepción Hernández, de 88 años, quien falleció el 6 de junio pasado debido a las quemaduras, fueron de los primeros en dar su testimonio ante una cámara, en distintos puntos de la tragedia.

Durante una entrega de ayuda que realizó un grupo de personas apoyado por una abogada dominicana, residente en New Jersey, Estados Unidos, se encontró a Concepción viviendo ahora en San Juan Alotenango, Sacatepéquez.

“Logramos huir por la finca San Miguel, pasamos montañas, matorrales, milpas y potreros para poder escapar de la lava, pero la lluvia con ceniza nos alcanzó”, expresa la sobreviviente, quien logró escapar junto a una parte de su familia, pues cuenta que dos nueras y nietos murieron.

Una de sus hijas expresa que ahora están alquilando un cuarto, pero duermen en el suelo, pues todas sus pertenencias quedaron enterradas por la lava y la ceniza.

Cerca de los Hernández, viven otras 25 familias que no están albergadas, pero que reciben ayuda de la Fundación Esperanza de Vida, que está a cargo del pastor Juan Manuel Hernández y que reunirá fondos para construir igual número de techos mínimos.

El testimonio de Concepción y sus hijas es impresionante, mira el video aquí

Llevan un poco de alegría

Al ver lo que pasaba en Guatemala, la dominicana Miosotis Belmarez decidió reunir ayuda en New Jersey, donde vive, y por medio de amigos en el país pudo coordinar la entrega, que se realizó ayer, 18 de junio.

En la localidad fueron entregados implementos de limpieza e higiene, utensilios de cocina y se comprometieron a pagar el alquiler de dos viviendas durante el tiempo en que la fundación tarde en construir las casas para los damnificados.

Además, llevaron piñatas y regalos para convivir con los niños, quienes han resultado bastante afectados por lo sucedido. Así lo dice Alma Aguilar, una de las personas que viajó desde Petén para poder entregar la ayuda. “Me impactó mucho la narración de un niño que cuenta que ‘era como ver el fin del mundo’, pues vieron cómo amiguitos y vecinos eran arrastrados por la lava”, finalizó.

Si deseas ayudarlos, puedes comunicarte al número telefónico 5937-8519 con el pastor Manuel Hernández.






La entrada La familia Hernández sobrevivió a la tragedia del Volcán de Fuego, ahora necesitan ayuda se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Lo mejor de nosotros, lo peor de nosotros

La tragedia que provocó la erupción del Volcán de Fuego propició que diéramos lo mejor y lo peor de nosotros mismos. Comencemos por lo positivo, porque no cabe duda de que el Volcán de Fuego nos trajo mucho más que muerte y destrucción. Para comenzar nos trajo esperanza y hermandad. Esta tragedia sacó a relucir el lado más maravilloso de los de guatemaltecos, una solidaridad absoluta hacia las víctimas de esta terrible catástrofe.

Los ciudadanos nos dispusimos ayudar a nuestros hermanos, ha sido hermoso y esperanzador ver cómo se han intentado cubrir todas las necesidades de los damnificados, además de alimentos, medicamentos, artículos de limpieza y aseo personal, se ha pensado en todo, terapia y juegos lúdicos para los niños, peluqueros, psicólogos, la lista es interminable. Ya hay personas organizándose para construir viviendas para los afectados. No se puede dejar de sentir orgullo en esta patria que nos vio nacer, en su gente maravillosa. Y no podemos olvidar el trabajo heroico del ejército, de los bomberos, de la policía y demás cuerpos de socorro y de rescate que han trabajado conjuntamente por largas jornadas rescatando a los sobrevivientes, cuidando de los enfermos y buscando a los desaparecidos.

Es terrible contrastar toda esta bondad con la avaricia, la maldad, la ambición y el oportunismo que también generó esta tragedia. Es vergonzoso como muchos están aprovechándose de la desgracia ajena para cumplir sus fines y agendas políticas, ¿se puede ser más bajo, más vil, más ruan? No es posible que en pos de una tragedia nos tengamos que aguantar la lucha de egos para ver quién brilla más. Los dimes y diretes que van y vienen, la cacería de brujas buscando culpables. Con esto no quiero decir que se exima de responsabilidad a quienes se les encuentre responsables de alguna falta u omisión, pero otra cosa muy distinta es buscar protagonismo y convertir una tragedia en una excusa para dividirnos y buscar un beneficio propio.

Quiero pensar que es la primera Guatemala la que va a prevalecer, la que nos permite dar lo mejor de nosotros mismos. Por último, deseo compartir con ustedes el inicio del libro «Historia de dos ciudades» de Charles Dickens, que fue publicado por primera vez en 1859, porque sentí que sus palabras eran las más adecuadas para describir el momento que vivimos.

«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo.»

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Lo mejor de nosotros, lo peor de nosotros se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

“Vamos a seguir hasta que encontremos a la última víctima”

Bajo una nube gris de ceniza, los equipos de rescate buscan desaparecidos este martes 5 de junio, tras la potente erupción del volcán de Fuego que dejó un saldo trágico de al menos 70 víctimas fatales y miles de evacuados.

Las autoridades guatemaltecas admitieron, sin embargo, que por la naturaleza del deslave volcánico, que arrasó varios poblados cercanos con una avalancha de lodo y ceniza ardiente, será casi imposible hallar sobrevivientes.

“Vamos a seguir hasta que encontremos a la última víctima, aunque no sabemos cuántas víctimas hay, pero vamos a revisar el área las veces que sea necesario”, anunció el secretario ejecutivo de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García Cabañas.

#VolcánDeFuego | A 70 personas asciende la cifra de víctimas mortales. Esto, luego de la confirmación del @HospigenGT del fallecimiento de Alex Amílcar Pernilla, de 8 años.

Vía @ZebaduaW pic.twitter.com/CLkXaxuJZp

— Canal Antigua (@CanalAntigua) June 5, 2018

Este martes, una pequeña columna de ceniza coronaba el cono volcánico ante la mirada atenta de los socorristas, que se cubren nariz y boca para protegerse del polvo que se levanta por doquier al paso de los vehículos de emergencia y alguna corriente de aire. En las localidades afectadas por el alud volcánico las calles están anegadas de ceniza.

El Inacif ha indicado que hasta el momento solo 17 personas fallecidas han podido ser identificadas por medio “de huellas dactilares y características físicas”.

#VolcánDeFuego | Esta es la lista de los heridos que ingresaron al @HospigenGT. Uno falleció al ingresar. Otro falleció este 5 de junio (tenía 8 años). Dos personas más se encuentran en estado crítico.

Vía @ZebaduaW pic.twitter.com/p3d9H8ha9X

— Canal Antigua (@CanalAntigua) June 5, 2018

Además, el desastre natural deja 46 heridos, 3,271 evacuados y mil 877 albergados en Escuintla y Sacatepéquez, que junto al de Chimaltenango son los departamentos más perjudicados por la erupción, según cifras de la Conred.

Difícil encontrar sobrevivientes

García Cabañas reiteró que las autoridades no han podido establecer una cifra de desaparecidos y que oficialmente solo tienen conocimiento de dos socorristas, pero las esperanzas de encontrar sobrevivientes se desvanecen.

“Si están atrapados en el flujo piroclástico es difícil encontrarlos con vida. Incluso va a haber personas que pudieron quedar calcinadas y no se van a poder encontrar”, dijo Cabañas.

“Continuaremos hasta que sea necesario y siempre guardando las medidas de seguridad”, agregó, en alusión a que en las laderas del coloso quedaron acumuladas grandes cantidades de sedimento que en cualquier momento se pueden desprender y causar otra catástrofe.

A su vez, el presidente Jimmy Morales indicó la noche del lunes que continuarán con las tareas de búsqueda y rescate el tiempo que haga falta.

El Ejecutivo dio a conocer que este martes comenzarán a definir el plan de acción para iniciar lo antes posible las tareas de reconstrucción.

Foto/AFP

“Reposo activo”

Eddy Sánchez, director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), señaló que tras la violenta erupción del domingo el coloso liberó “mucha energía” y entró en una fase de “reposo activo” que, si bien aún podría generar explosiones fuertes, no llegarían “a ser catastróficas”.

El Congreso aprobó un decreto presidencial para declarar el estado de Calamidad en Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, los departamentos más golpeados y sobre los cuales se extienden las faldas del volcán.

Decenas de personas murieron en Guatemala por la erupción del Volcán de Fuego, que arrasó el domingo varios poblados con una avalancha de lodo y ceniza ardiente; el balance asciende a 69 fallecidos, pero probablemente suba porque sigue habiendo desaparecidos #AFP pic.twitter.com/O1tg119gi8

— Agence France-Presse (@AFPespanol) June 5, 2018

Lee más: Papa envía pésame a pueblo guatemalteco por erupción del Volcán de Fuego

La entrada “Vamos a seguir hasta que encontremos a la última víctima” se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente