Capturan a supuestos sicarios de ataque armado en contra de repartidor de golosinas

Esta mañana, agentes de la PNC lograron la captura de 5 supuestos sicarios, responsables de haber asesinado a vendedor de golosinas.

Tras una larga persecusión, se logró la detención de 3 hombres y 2 mujeres, mismos que presuntamente habrían dado muerte a Carlos Alberto Martines de León, de 30 años aproximadamente.

El hecho armado se perpetró en la 11 calle 18 avenida de la colonia Venezuela de la zona 21, justo cuando Martines se encontraba repartiendo producto.

Según presunciones del hecho, el motivo del ataque directo era por extorsión. El occiso presentaba múltiples heridas de bala en distintas partes del cuerpo que le causaron la muerte.

Tras inspeccionar el lugar se encontró 6 casquillos de bala, según confirmaron autoridades.

Agentes de la policía capturan a 5 presuntos sicarios, entre ellos, 2 mujeres, supuestos responsables de ataque armado donde murió una repartidos de golosinas, en la 11 calle y 18 avenida de la colonia Venezuela, zona 21. pic.twitter.com/ZkIXWWuqy4

— Canal Antigua (@CanalAntigua) July 12, 2019

La entrada Capturan a supuestos sicarios de ataque armado en contra de repartidor de golosinas se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Bolsonaro quiere tratar con Trump la situación de Venezuela

El presidente Jair Bolsonaro quiere que su par estadounidense Donald Trump visite América del Sur para tratar con presidentes de la región la situación de Venezuela, sumida en una grave crisis política y humanitaria.

Durante un evento de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos en la embajada en Brasilia la noche del miércoles, Bolsonaro dijo que la semana pasada realizó la invitación a Trump.

«Tenemos un problema en el norte de Brasil, que no es apenas nuestro, sino de todos lo que amamos la libertad», dijo el mandatario brasileño. «No queremos que otros países vayan en esa dirección».

Bolsonaro se reunió con Trump la semana pasada, en Osaka, Japón, durante la cumbre del G20.

La víspera celebró el acercamiento entre Brasil y Estados Unidos, un país «hermano».

«Estuvimos juntos en los momentos más difíciles de la historia del mundo», agregó el presidente brasileño, quien concurrió a la embajada en Brasilia junto con el canciller Ernesto Araújo, el ministro de Justicia Sergio Moro y el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes.

Bolsonaro rompió el protocolo al posar para una foto con Pontes detrás de una lámina que lo vistió de astronauta norteamericano.

«Nuestro gobierno llegó para dejar a un lado el sesgo ideológico. Vino para aproximarse de varios países con ideología semejante», dijo Bolsonaro, quien en sus primeros seis meses de gestión se ha reunido dos veces con Trump. El mandatario brasileño le agradeció a su homólogo que Brasil haya sido aceptado como «aliado importante extra-OTAN», condición que permite al país acceso prioritario a la compra de tecnología y material bélico a pesar de no ser miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

En apenas unos meses, Brasil ha pasado de su histórico perfil de relaciones multilaterales a un acercamiento marcado con países conducidos por líderes de derecha, pincipalmente con Trump y el premier israelí Benjamin Netanyahu.

Además, Bolsonaro ha mostrado buena sintonía con el presidente conservador argentino Mauricio Macri. Tanto Argentina como Brasil son los países que más fuertemente han condenado al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, al que califican como una dictadura.

La entrada Bolsonaro quiere tratar con Trump la situación de Venezuela se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

Everton, un ave rara en una Brasil multinacional

Everton celebra luego de haber anotado en el partido inaugural entre Brasil y Bolivia del grupo A en la Copa América 2019, en el estadio Morumbí de Sao Paulo (Foto Prensa Libre: EFE)

Además de Everton, apodado el Cebollita, sólo el tercer guardameta Cassio Ramos y el lateral suplente Fagner, ambos jugadores del Corinthians, forman ese grupo casi en extinción de internacionales de la Canarinha que no han abandonado su país para buscar la gloria y el dinero lejos de casa.

A diferencia de estos dos, cuyo papel parece residual en los planes de Tite, el habilidoso Everton Sousa Soares, de 23 años y jugador de Gremio, sí puede tener un rol de protagonista, como demostró en el partido inaugural de la Copa América contra Bolivia, cuando a los cuatro minutos después de ingresar en la cancha del Morumbí anotó un gol con un disparo colocado para cerrar el triunfo local (3-0).

Con Neymar fuera de la Copa América por lesión, Tite prefirió para el primer partido colocar a David Neres para ofender por la banda izquierda y pese a que el jugador del Ajax, una de las revelaciones de la temporada en Europa, no desentonó, la actuación de Everton en poco más de 10 minutos podría abrirle las puertas a la titularidad frente a Venezuela, mañana en Salvador.

El apodo de Cebollita no le viene dado por el hecho de que haga llorar a los defensas, sino por su parecido con un personaje de dibujos animados muy popular en Brasil que tiene su mismo corte de pelo: una mata de cabello en la parte superior del cráneo, completamente afeitado.

A #SeleçãoBrasileira treinou ontem em Salvador!

Vem ver como foi a atividade da equipe que se prepara para enfrentar a Venezuela. 📹⚽🇧🇷 #JogaBola pic.twitter.com/0OfspRw08L

— CBF Futebol (@CBF_Futebol) June 17, 2019

En un país que sueña con ídolos locales -que no dejen el país por Europa nada más acabar la adolescencia-, ya están acostumbrados a sus gambetas y goles, pero Everton es relativamente desconocido para los que no siguen habitualmente el campeonato brasileño. Aunque no es el caso de los grandes clubes europeos, con algunos de ellos, como el Mánchester City, siguiendo a esta promesa, según la prensa.

Originario del estado pobre de Ceará (nordeste), Everton debutó como profesional con Gremio en 2014 y se ha forjado un destacado palmarés con este club del sur del país, ganando la Copa de Brasil en 2016 y la copa Libertadores el año siguiente.

El seleccionador de Brasil, Tite, confía en las capacidades de Everton (Foto Prensa Libre: AFP)

Por si te lo perdiste: Estos son los cinco datos históricos que dejaron los cinco primeros partidos de la Copa América

“Descaro”

“Everton tiene que ser titular con la Seleçao”, reclama Juca Kfouri, uno de los cronistas más reputados de Brasil, en una columna del diario Folha de Sao Paulo, tras su actuación frente a Bolivia.

“Hay que tener valentía para alinear a los que juegan la pelota con descaro”, añadió, visiblemente molesto por el pobre debut del equipo de Tite en la Copa América, sobre todo tras una pobre primera parte que mereció los abucheos del público paulista.

El tanto fue una de las jugadas características del Cebollita: arranque desde la banda izquierda, cambio de ritmo hacia el centro, un regate para deshacerse de dos defensas y una rosca colocada al palo.

“Es una de mis típicas acciones (…) Encadené dos regates y disparé duro, sin dar opción al arquero”, explicó tras el partido.

Gol de FIFA de Everton. Con marca y sin asco sacó tremendo misil. El mejor tanto del partido. Qué gol para empezar la #CopaAmerica ¡GOLAZO! ⚽ pic.twitter.com/FSxWz1F0BN

— José Adrián Incio (@joadrian93) June 15, 2019

Llamado por Tite por primera vez tras el Mundial de Rusia 2018, Everton encarna el rejuvenecimiento del ataque brasileño, con Neres y Richarlison, ambos de 22 años.

Pese a que hasta ahora solo ha disputado siete partidos con la Seleçao, ninguno completo, Everton admitió que ya estaba impaciente por festejar su primer gol con la Canarinha: “Tenía muchas ganar de marcar este primer gol, me presionaba por no marcar y comenzaba a estar impaciente”.

Una vez que ya se ha sacado este peso de sus hombros, son los hinchas de Gremio los que comienzan a estar preocupados por la posibilidad de que sus destacadas actuaciones puedan hacer inevitable un pase a Europa. Tras el partido contra Bolivia, la cuenta oficial del Mánchester City en Twitter publicó una foto de sus jugadores brasileños, Fernandinho y Gabriel Jesus… junto a Everton.

Contenido relacionado:

> Maradona está furioso con la selección de Messi tras derrota contra Colombia

> Golazo de Cavani hace soñar a los uruguayos con ganar la Copa América 2019

> La selección brasileña se convierte en una enfermería

Consultar la fuente

Países europeos sopesan sanciones contra Nicolás Maduro

Varios países europeos importantes sopesan imponer sanciones a Nicolás Maduro y otros altos funcionarios de Venezuela en respuesta a las recientes medidas severas adoptadas contra opositores políticos, aunque todavía hay divisiones en cuanto a si es el momento oportuno, por temor de que se podrían obstaculizar los actuales esfuerzos hacia una salida negociada a la crisis del país, revelaron fuentes informadas a The Associated Press.

Un grupo básico de cinco países _Alemania, España, Francia, Gran Bretaña y Holanda _ contemplan restricciones de viajes y financieras antes de proponerlas al Consejo Europeo, agregaron diplomáticos y miembros de la oposición venezolana con conocimiento de los planes.

Un total de cinco fuentes hablaron bajo condición de no ser identificadas porque no estaban autorizadas para mencionar públicamente las deliberaciones.

Aunque Maduro es uno de una decena de funcionarios a quienes se les podrían imponer sanciones, no se ha tomado una decisión final, dijeron dos de los consultados. El grupo todavía debe superar divisiones internas antes de presentar una propuesta formal a la rama ejecutiva de la UE.

Existe un mayor consenso para sancionar a miembros importantes de las fuerzas armadas y del sistema judicial, quienes han sido fundamentales en la detención de los aliados del líder de la oposición venezolano Juan Guaidó, ente ellos el ministro de Defensa Vladimir Padrino, cuya familia se cree que vive en España.

También está incluido en esa lista el ministro de Comunicaciones Jorge Rodríguez, un importante asistente de Maduro y enviado a las conversaciones con la oposición organizadas por Noruega, y Jorge Márquez, director del poderoso organismo regulador de las comunicaciones y que fue responsable de cesar la transmisión de la televisora española Antena 3 y la británica BBC a principios de año.

Se ha logrado un avance constante para construir un caso legal sólido para las restricciones, pero el principal obstáculo es la incertidumbre del impacto que podrían tener en el esfuerzo de mediación de Noruega entre los representantes de Maduro y de Guaidó, agregaron las fuentes.

«Nuestra prioridad no es imponer nuevas sanciones, pero tampoco relajar la presión de las existentes a miembros del gobierno venezolano», dijo un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de España. «El esfuerzo por el momento está centrado en el diálogo de Noruega».

Después de dos rondas de conversaciones en Noruega, la oposición no había aceptado para el sábado una tercera ronda programada para comenzar la próxima semana en Barbados, dijeron tres diplomáticos a la AP.

Guaidó, quien ha sido reconocido como el presidente interino de Venezuela por más de 50 países, entre ellos la mayoría de los miembros de la UE, prometió no regresar a la mesa de negociación hasta que Maduro esté dispuesto a convocar elecciones presidenciales anticipadas.

El gobierno sueco también confirmó el viernes que organizó conversaciones esta semana entre dos importantes potencias con intereses en Venezuela. A las conversaciones en Estocolmo no asistió ninguna parte de la lucha por el poder venezolano, pero incluyó a diplomáticos de Rusia _el principal apoyo financiero y militar de Maduro_ así como a Enrique Iglesias, el nuevo enviado de la UE para Venezuela.

Hace casi dos años, el gobierno del presidente Donald Trump agregó a Maduro a su lista de sancionados, que ya incluye a más de 100 funcionarios venezolanos y allegados cuyos bienes en Estados Unidos fueron congelados y tienen prohibido hacer negocios con estadounidenses.

Sin embargo, la UE ha sido más lenta que Estados Unidos y Canadá en su enfrentamiento con Maduro por el temor de que pueda afectar la posibilidad de una solución negociada al estancamiento político que ha exacerbado la miseria en un país en donde más de 4 millones de personas, casi 15% de la población, ha migrado al extranjero en busca de trabajo y alimentos. La cautelosa estrategia de la UE ha generado críticas de miembros de la oposición venezolana, ya que consideran que oxigena al gobierno de Maduro.

Un factor que ahora influye en la consideración de implementar sanciones de la UE son las recientes medidas del gobierno de Venezuela bajo las cuales fue arrestado el vicepresidente del Congreso, controlado por la oposición. Otros 18 legisladores han sido despojados de su inmunidad parlamentaria.

Maduro ha argumentado que su campaña represiva se ha dirigido contra los legisladores que respaldaron el fallido levantamiento militar del 30 de abril y que Guaidó ha dicho que fue un intento para restaurar la democracia de Venezuela.

La UE, que intenta allanar el camino hacia unas elecciones libres y justas mientras garantiza la entrega de ayuda humanitaria al país a través del Grupo Internacional de Contacto, no ha descartado las sanciones en sus comunicados públicos. Cualquier sanción del bloque requeriría el aval de sus 28 miembros, cuatro de los cuales _Italia, Grecia, Eslovaquia y Chipre_ no reconocen a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela. Gran Bretaña es el principal promotor de las sanciones.

«La cuestión de oportunidad política de las sanciones es importante. En las circunstancias actuales no hay unanimidad», dijo un alto diplomático de la UE. «Pero eso podría cambiar rápidamente si los esfuerzos en Oslo fallan o si, por ejemplo, se producen nuevas detenciones de miembros de la oposición», agregó.

Además de un embargo de armas y una prohibición para exportar equipo antimotines para la policía desde 2017, el Consejo Europeo ya congeló los bienes de 18 personas y les prohibió viajar al bloque. La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y el líder del partido socialista, Diosdado Cabello, están entre quienes fueron sancionados previamente, pero hasta ahora la UE ha evitado sancionar al propio Maduro.

La oposición intenta persuadir a la UE para que adopte las nuevas sanciones y así presionar a Maduro para que acepte una elección presidencial justa y transparente, supervisada por observadores internacionales. Argumenta que las sanciones de Estados Unidos fueron fundamentales para forzar a varios allegados de Maduro a cambiar su lealtad y apoyar el levantamiento militar.

Para enfatizar esta estrategia, Lilian Tintori, la esposa del prominente activista de la oposición venezolana Leopoldo López, se reunió el viernes con el canciller español y pidió que el país y la UE fortalezcan las restricciones y que aumenten la «presión mundial sobre la cruel dictadura de Nicolás Maduro».

La entrada Países europeos sopesan sanciones contra Nicolás Maduro se publicó primero en El Siglo Guatemala.

Consultar la fuente

Hiperinflación en Venezuela: qué busca el gobierno con los nuevos billetes de bolívar y cuánto pueden tardar en perder valor

Menos de un año después de la introducción de un nuevo cono monetario en el que se le quitaron cinco ceros al bolívar, las autoridades venezolanas introducen nuevos billetes con una denominación mucho más alta.

El Banco Central (BCV) anunció la entrada en circulación de los nuevos billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares para “complementar y optimizar el actual cono monetario“, así como “cumplir con los requerimientos de la economía nacional”.

Hasta ahora el billete más alto era el de 500, muy lejos de las altas denominaciones que se imprimirán en los nuevos billetes, y cuyo valor al cambio ha caído a causa de la agresiva subida de los precios hasta ser inferior a los 8 centavos de dólar.

El nuevo billete de 10.000 bolívares cotiza a US$1,6; el de 20.000, a US$3,2; y el de 50.000, a US$7,9.

Nuevos billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares.

Banco Central de Venezuela
Los nuevos billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares.

Son valores bajos que, según la mayoría de expertos, reflejan la gran debilidad de la moneda venezolana, constantemente depreciada por la hiperinflación que aqueja al país sudamericano, superior al 130.000% en 2018, de acuerdo con los datos del propio Banco Central de Venezuela (BCV).

¿Por qué ahora?

No ha pasado ni un año desde que en agosto de 2018 las autoridades venezolanas introdujeran un nuevo cono monetario en el que eliminaron 5 ceros de los billetes del bolívar, que habían perdido tanto valor que el precio de productos de consumo cotidiano alcanzaba los cientos de miles o a veces incluso superaba el millón.

Bolívares.

Getty Images
Según los economistas, el desorbitado déficit fiscal es una de las causas de la hiperinflación que sufre la economía venezolana.

Ahora el BCV interviene de nuevo, según dijo en una nota de prensa, para “hacer más eficiente el sistema de pagos y facilitar las transacciones comerciales”.

Asdrúbal Oliveros, de la consultora Ecoanalítica, cree que “el problema de fondo sigue siendo la hiperinflación“, una opinión compartida por la mayoría de analistas.

Óscar Forero, economista que se define como chavista, sostiene que la nueva medida “confirma que el BCV prevé un mayor crecimiento de la hiperinflación”.

Por su parte, Luis Vicente León, presidente de la consultora Datanálisis, sostiene que “los nuevos billetes de alta denominación buscan resolver el problema operativo causado por la pérdida de valor de la moneda“.

En Venezuela los billetes de bolívares pierden valor cada día y los bancos solo dispensan cantidades muy pequeñas, totalmente insuficientes para hacer frente a los gastos del día en una economía hiperinflacionaria, así que hasta las cosas más nimias como un jugo o un pan han de pagarse con tarjeta o a veces incluso mediante transferencia bancaria.

El bolívar tiene tan poco crédito que en muchos lugares no se admite como forma de pago.

Por ejemplo, en Táchira, zona fronteriza con Colombia, predomina la moneda de ese país, el peso colombiano, mientras que en zonas de la frontera con Brasil se transa usando el Real brasileño.

Personas caminando en Caracas, Venezuela.

Getty Images
En Venezuela los billetes de bolívares pierden valor cada día y los bancos solo dispensan cantidades muy pequeñas, totalmente insuficientes para hacer frente a los gastos del día en una economía hiperinflacionaria.

Oliveros afirma que con la nueva medida el BCV está intentando “generar ahorros en el costo de fabricar billetes, por eso la brecha tan grande entre el billete más alto hasta ahora (500) y el nuevo, inmediato superior (10.000)”.

Esto debería ayudar a paliar el problema de la escasez de efectivo, que los venezolanos sufren hace años y es especialmente grave en amplias zonas del interior del país, en las que ha obligado a volver al trueque.

https://www.youtube.com/watch?v=rdPnUQmJweo

¿Darán resultado los nuevos billetes de bolívar?

Oliveros indica que los nuevos billetes le dan “un respiro al problema del efectivo unos cuantos meses más, probablemente hasta finales de año.”

Este y otros economistas detectan en los últimos tiempos un giro en la política económica del gobierno de Nicolás Maduro, cuestionado por muchos dentro y fuera de Venezuela, entre otras razones por su gestión de la economía, que redujo su tamaño casi a la mitad desde que sucedió al fallecido presidente Hugo Chávez en el poder en 2013, según confirmó el BCV hace pocos días después de años sin publicar cifras macroeconómicas.

Maduro mantiene que los problemas del bolívar son resultado de las maniobras especulativas en su contra lanzadas desde Estados Unidos y Colombia.

Según él, Venezuela sufre un “bloqueo criminal”, impulsado por el “imperio estadounidense”, con el que colaboraría el Ejecutivo colombiano.

No obstante, en los últimos meses su gobierno ha puesto discretamente en marcha cambios nunca vistos desde que en Venezuela se impuso el socialismo de la llamada “Revolución bolivariana” y que se interpretan como pasos hacia la ortodoxia que distintos observadores han reclamado durante años, como la liberalización de los tipos de cambio o el fin de la aplicación de las medidas de control de precios, entre otros.

Nicolás Maduro.

Getty Images
En los últimos meses, el gobierno de Maduro ha puesto discretamente en marcha cambios nunca vistos desde que en Venezuela se impuso el socialismo de la llamada “Revolución bolivariana”.

Los nuevos billetes son la última decisión de calado de las autoridades venezolanas, aunque de esta sí hay precedentes.

La pregunta que todos se hacen en Venezuela es cuánto tardará la hiperinflación en consumir su valor, como les sucedió a sus predecesores.

Para Forero, “mientras no se apliquen medidas para detener la inflación, el BCV tendrá que seguir imprimiendo nuevos billetes, cada vez de mayor denominación, para luego, como en una rueda, volver a otra reconversión monetaria más, quizá ya en el primer semestre del próximo año”.

De cumplirse su pronóstico, sería la segunda reconversión en menos de dos años.

Según León, la clave es que “el valor de la moneda no tiene nada que ver con su denominación, ni los ceros que quites o agregues sino con la confianza que los agentes económicos tengan en las autoridades monetarias y la política oficial. En este momento esa confianza es cero… como el valor del bolívar”.

Consultar la fuente

Guatemala reafirmará condena al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela

El gobierno de Guatemala llevaría a cabo dicha reunión el 20 de mayo pasado, sin embargo, la decidió  aplazar para seguir analizando la situación de Venezuela.

La entrada Guatemala reafirmará condena al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela se publicó primero en Emisoras Unidas 89.7FM.

Consultar la fuente

Las insólitas formas de pagar por la gasolina en Venezuela (que es casi gratuita)

Muchos conductores no pagan en esta gasolinera de Caracas.

Hay un montón de bolívares. Pero el bolívar vale tan poco que el valor total de esa montaña de papel no llega ni a medio dólar al cambio.

Así que junto al dinero hay otras cosas con las que le pagan los clientes y que Egar aprecia más.

“Algunos me dan paquetes de arroz o de harina pan; esos son los buenos clientes”, cuenta.

“A veces te dan caramelos, paquetes de galletas; uno acepta lo que le den”.

Cuenta que es raro el día en el que los conductores dejan más de 2.000 bolívares, menos de medio dólar al cambio, que además habrá de repartir con sus compañeros.

En Venezuela la gasolina es casi totalmente gratis y un empleado de los que la sirven en las estaciones de la petrolera estatal venezolana, PDVSA, cobra un sueldo mínimo, unos 40.000 bolívares al mes, menos de 10 dólares al cambio.

Y por eso se ha impuesto la costumbre de agradecerles sus servicios entregándoles una pequeña cantidad de dinero…o las cosas más insospechadas.

Empleado.

BBC
A este empleado le pagaron regalándole un rotulador.

En la caja de la gasolinera en la que trabaja Egar hay un rotulador con el que le pagaron esta mañana.

A poca distancia de allí, en la gasolinera que PDVSA tiene en una de las esquinas de la Avenida Rómulo Gallegos, los empleados almacenan los racimos de plátanos con los que algunos transportistas les han pagado la mañana de este martes.

“Ayer fue mejor porque nos dieron muchos huevos“, explica uno de ellos.

Aunque lo que más se agradece es esa élite de privilegiados que pueden deslizar un billete de un dólar, la divisa estadounidense, que tiene cada vez mayor presencia en la Venezuela de la crisis.

Lo que dejó a todos perplejos lo que le ocurrió a uno de ellos la semana pasada, cuando un conductor pagó su combustible con un vibrador.

“Lo agarré, pero no tenía pilas”, narra el empleado entre las risas del resto.

El plan de Maduro

De acuerdo con el World Factbook de la CIA, Venezuela es el país con las mayores reservas probadas de petróleo.

Su presidente, Nicolás Maduro, anunció el pasado verano un polémico plan para comenzar a vender el carburante a precios internacionales, para lo que llamó a todos los venezolanos a inscribir sus automóviles en un censo nacional de vehículos a motor.

Surtidor.

BBC
El precio oficial de la gasolina en Venezuela es el más bajo del mundo.

Maduro quería acabar con la “deformidad” de la “gasolina regalada”.

Casi un año después de aquel anuncio, el precio oficial sigue por debajo del medio centavo de dólar por litro, lo que, según la consultora Global Petrol Prices, convierte a Venezuela en el país con la gasolina barata del mundo.

“Aquí nos bañamos en petróleo”, afirma uno de los empleados de la estación de la Rómulo Gallegos, con las manos empapadas en gasolina.

Por eso le molesta que “hay algunos clientes que ni pagan”.

Conductor.

BBC
Antonio Marmoto dice que solo paga por la gasolina cuando está en Caracas.

Antonio Marmoto explica mientras llena el depósito de su camioneta que él suele dejar 10 bolívares (unos US$0,002) en Caracas, pero cuando viaja por el Estado Anzoátegui, que recorre a menudo, no deja nada.

Es tan insignificante el precio que muchos se van sin pagar sin que tenga consecuencias.

Alexis Bozalo suele dejar 500 bolívares (menos de US$0,10) por llenar el depósito de su moto. Pese a lo escaso del monto, se jacta de que es más de lo que deja la mayoría.

“Yo lo hago porque me sale del corazón”, comenta ufano.

“La gasolina es lo único que hay barato en Venezuela”, señala.

Como venezolano conoce de primera mano el coste de la vida en un país que va camino de cumplir dos años castigado por la hiperinflación.

Empleado.

BBC
Los empleados de las gasolineras reciben muchos billetes, pero apenas tienen valor.

Pero Venezuela es el país de las paradojas.

Y pese a que el Estado prácticamente regala la gasolina y hay petróleo en abundancia, en una gran parte del país repostar se está convirtiendo casi en misión imposible.

En estados como Zulia, Bolívar o Táchira, la gente tiene a menudo que hacer cola durante días para conseguir gasolina debido a los problemas en el suministro, que, según la prensa local y muchos usuarios de redes sociales, parece haberse agravado en los últimos días.

La caída sostenida de la producción petrolera de Venezuela a causa de la ineficiencia en la gestión de PDVSA y el impacto de las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro están llevando, según los expertos, a una situación límite.

Pese a que PDVSA difundió esta semana un comunicado en el que aseguraba que garantizaba el suministro en todo el territorio nacional, la experiencia en las carreteras de Venezuela dice lo contrario.

Ciudades convertidas en estacionamientos

En Maracaibo, por ejemplo, una de las ciudades más importantes del país y antaño epicentro de la industria petrolera, se han vuelto habituales las filas enormes de automóviles junto a las gasolineras.

Gasolinera.

Getty Images
La escasez de gasolina ha provocado que enormes colas de autos sean frecuentes en Maracaibo y otros lugares del país.

Hace tiempo que amplias zonas del país el contrabando de gasolina se ha convertido en la opción más rápida debido al desabastecimiento.

En el Estado Bolívar, el más grande de los que conforman la República Bolivariana, los autos viajan con bidones de gasolina sobre el capó.

Quienes los conducen saben que más allá de Puerto Ordaz será casi imposible repostar y toman sus precauciones.

En poblaciones como Tumeremo, las calles están salpicadas de tenderetes en los que buhoneros intercambian gasolina, bolívares en efectivo y oro, las mercancías más preciadas allí.

El conductor José López, que se gana la vida trasladando pasajeros desde Puerto Ordaz hasta otros lugares de Bolívar, explica que suele llevar consigo oro con el que poder conseguir efectivo para pagar el carburante en los lugares donde es más escaso y los contrabandistas lo venden más caro.

Gasolinera.

Getty Images
Este motorista paga 50 bolívares. Es menos de un centavo de dólar al cambio.

Desde San Cristóbal, en el suroeste del país, Vanessa Rubio relata su dura experiencia de los últimos días.

“Aquí conseguir gasolina se está convirtiendo en una cuestión de supervivencia del más apto. Hace falta mucho aguante para pasar cuatro días haciendo cola“.

“Yo llegué a la fila el jueves a las 8 de la mañana en una cola de aproximadamente 5 kilómetros. Un señor pasó numerando los carros y me dieron el 745”, relata.

Rubio describe un escenario apocalíptico en una ciudad que apenas tiene transporte público.

“San Cristóbal se ha convertido en un gran estacionamiento en el que la gente está dispuesta a golpearse para defender su puesto en la cola”.

Aunque también hay espacio para la solidaridad.

“Uno termina conociendo a la gente que está alrededor, se hacen favores y turnos para que puedan ir a bañarse a sus casas“, narra Rubio.

A los pacientes que resisten los días de espera, con suerte les espera una manguera de gasolina al ínfimo precio oficial.

Se paga más por uno de los primeros puestos en la fila. “Hay gente que ofrece hasta 50.000 ó 60.000 pesos colombianos”, la moneda que, dada la imparable depreciación del bolívar, se ha convertido en predominante en esta parte de Venezuela.

Son entre US$15 y US$18.

Consultar la fuente

Venezuela: Al menos 29 reos mueren en un motín en estación policial convertida en calabozo

Las autoridades no han aportado detalles precisos sobre el número de muertos. (Foto tomada de Internet)

La Fiscalía está investigando el caso, aunque se desconoce con exactitud cuándo se produjo.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), una organización no gubernamental que defiende a los reos, fue el primero en denunciar que había al menos 23 reos muertos.

A través de Twitter, reveló que el motín se registró en la Comandancia General de la Policía en el municipio Páez y responsabilizó de ello al Ministerio de Servicios Penitenciarios.

Según el OVP, que denuncia una “masacre” en el lugar, todos los fallecidos eran prisioneros.

Humberto Prado, director del observatorio, criticó a la chavista María Iris Varela Rangel, ministra de Servicios Penitenciarios, de su política de convertir las estaciones policiales en calabozos.

#24May @oveprisiones reporta un motín en los calabozos de la Comandancia General de la Policía de #Acarigua #Portuguesa donde habrían muerto 23 personas en medio de un motín. El hospital de Acarigua-Araure tomado por la policia. Vía @KaryPerazaR vídeo cortesía @VPITV pic.twitter.com/02YNzosrTC

— PrensaSinMordaza (@PrensaSinMordaz) May 24, 2019

El 29 de marzo de 2018 se registró uno de los motines más graves de Venezuela en el último cuarto de siglo. Se trató de un enfrentamiento en el centro de reclusión de la Policía Estatal de Carabobo (norte), donde 68 personas perdieron la vida en un posterior incendio.

Cerca de una decena de reyertas carcelarias han dejado decenas de fallecidos en el país en la última década, cuando se inició su peor crisis económica.

El OVP ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión de Venezuela, tanto en cárceles como en calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85 mil  personas, y que ha degenerado en el incremento de la violencia.

Los datos de la ONG aseguran que los centros penitenciarios bajo el control del Ejecutivo venezolano tienen una capacidad de 35 mil 562 y la población reclusa es de 54 mil 738.

La información del OVP, sin embargo, no coincide con los datos oficiales del Ministerio Penitenciario que asegura que en Venezuela existe una población de 54 mil 116 reclusos y una capacidad de ocupación penitenciaria de 82 mil 736.

Contenido relacionado

> Cómo Venezuela se convirtió en una prueba de fuego para Trump

> Cómo es el Comando Sur, la unidad militar estadounidense sobre el mar que es más grande que los ejércitos de la región

> Maduro llama a los militares a estar listos para los ataques de Estados Unidos

Consultar la fuente

Crisis en Venezuela: ¿qué ha pasado con la clase media en Caracas?

Los apagones han empeorado las circunstancias de por sí difíciles en Venezuela. (GETTY IMAGES)

La música suena con fuerza desde unos altavoces ocultos entre plantas suntuosas.

El moderno bar, ubicado entre jardines, tiene vista a una piscina decorativa y poco profunda que resalta como la pieza central del restaurante.

Y en el interior, hay una pared de vinos finos para los comensales que deseen una copa, mientras que en el menú ofrece platillos como carpaccio, aceite de trufa y poke bowl (plato tendencia en varios países del mundo que consiste en pescado marinado sobre una base de arroz o quinoa junto a verduras frescas).

El restaurante es otro mundo comparado con lo que se vive en gran parte de Venezuela, un país donde cerca del 90% de la gente vive en pobreza y el Fondo Monetario Internacional predice que la inflación llegará a 10 millones porciento este año.

Este es un país en el salario mínimo ronda los US$5 al mes y la mayoría de las personas batallan para poder comprar una docena de huevos o una simple bolsa de arroz.

Pero al otro lado de la ciudad, hay un pequeño supermercado que vende productos importados para aquellos que pueden darse el lujo de comprar algo ahí.

La mayoría de los clientes son extranjeros o venezolanos con más recursos como los llamados “Boligarcas”, epíteto que usan los venezolanos para referirse a quienes se han enriquecido con la “Revolución Bolivariana” de Hugo Chavez y Nicolás Maduro.

En este supermercado se pueden encontrar estanterías de queso gourmet, aceitunas mixtas y caviar. También hay una pierna de jamón serrano con un precio de US$1.800

Quedan pocos lugares como estos en un país que llegó a ser el más próspero de la región. Y aún en los momentos más difíciles de la crisis, es admirable que sigan existiendo.

Escasez de privilegios

Ronald Balza Guanipa, decano de la facultad de economía de la Universidad Católica Andrés Bello, en Caracas, dice que los negocios se han reducido a dos tipos de venezolanos: aquellos que reciben dinero de familiares en el extranjero y los que reciben salarios en otras monedas.

Es el resultado, dice, de periodos anteriores en los que las ganancias del petróleo eran altas y los Venezolanos podían ahorrar.

Pero esto enmascara una realidad complicada incluso para los más privilegiados.

Hombre contando billetes.

Getty Images
En Venezuela, el salario mínimo ronda los US$5 al mes.

“El hecho de que algunas personas puedan comer en los restaurantes, no significa que puedan obtener todos los medicamentos que necesitan”, advierte. “No pueden planear la educación de sus hijos ni comprar automóviles ni ver por su futuro”.

Desde 2013, cuando el presidente Hugo Chávez murió, la economía de Venezuela se ha reducido en más de la mitad.

“Para algunos se ha reducido mucho más que eso, por lo que hay tanta pobreza”, dice Guanipa. “Mientras tanto, millones de venezolanos se han ido. Los que vemos comiendo en restaurantes tienen a familiares viviendo en el extranjero. Somos menos los que quedamos”.

Dificultades en aumento

Los recientes apagones en todo el país han hecho que las circunstancias, ya de por sí difíciles, empeoren.

“Los apagones nos tomaron por sorpresa”, confiesa Carlos César Ávila, dueño de una cadena de cafeterías llamada Franca. Tiene 200 empleados y cuatro cafés. Están por abrir el quinto.

“Sabíamos que podían suceder en algún momento pero nunca pensamos que sería tan pronto. Los días en los que no teníamos nada de electricidad no recibíamos clientes. Pero cuando teníamos electricidad en alguna de nuestras cafeterías se llenaba de personas. Eran paraísos”.

Dos mujeres en un restaurante.

BBC
Un café y una rebanada de pastel pueden equivaler a un salario mínimo.

A pesar de los desafíos y del número de venezolanos que se han ido del país, Ávila todavía cree que existe oportunidad para servir a los 30 millones de personas que quedan.

“Las personas que viven aquí necesitan momentos de ocio, necesitan encontrarse, reunirse, compartir una taza de café y eso es realmente lo que ofrecemos, un refugio para eso”, explica.

“Para poder apoyar a este sector necesitas empleados, necesitas productores. Así que aunque nuestro impacto parezca pequeño, de alguna manera terminamos tocando las vidas de muchos”, dice.

Ávila, sin embargo, admite que mantener el negocio ha sido difícil

“Es realmente como montar una bicicleta cuesta arriba. Si te detienes te caerás. Tienes que seguir pedaleando”.

‘Todos hemos sido afectados’

Daniela Salazar, quien trabaja en mercadotecnia y gana US$150 al mes, es una de las clientas de Ávila que disfruta de tomar café y una rebanada de pastel con sus amigos.

“Si tienes la suerte de ganar en dólares, entonces puedes vivir decentemente”, dice, admitiendo que la comida frente a ella vale un salario mínimo en Venezuela. “Solía consumir mucho más, pedía pastel, galletas e invitaba a mis amigos. Ahora es solo un café. hoy es una excepción porque es mi cumpleaños”.

Cerca de ahí, Yuraima Cruz celebra su retiro con su hermana Yajaira y algunos colegas.

Yuraima Cruz (derecha) con su hermana.

BBC
Yuraima Cruz (derecha) con su hermana.

Ella solía trabajar como psicóloga empleada por el gobierno. Ahora trabaja en el sector privado y cobra por sus consultas en dólares.

“Los salarios son mejores, pero nada es lo suficientemente bueno para lidiar con la inflación“, dice.

Ahora su pensión del gobierno vale aproximadamente US$5 al mes.

“Con mi salario del gobierno solía pagarle a mi hijo para que fuera a la escuela, viajé a Europa y compré un automóvil”, recuerda con nostalgia.

“Todas mis amistades y yo tenemos títulos universitario. Fuimos clase media, pero todos hemos sido afectados”, concluye.

 

Consultar la fuente