Matan a cuatro personas en una vivienda en la zona 18

Versión preliminar indica que hombres armados ingresaron a la residencia y dispararon contra los miembros de la familia.

Los cuerpos de las víctimas quedaron en el piso de la vivienda, según se observa en las primeras imágenes del hecho.

Hasta el momento se desconoce el motivo del cuádruple crimen.

Se sabe que dos personas más fueron trasladadas a un centro asistencial, información que no ha sido corroborada por los socorristas.

Ampliaremos. 

Consultar la fuente

Vuelca otro autobús en la ruta Interamericana; dos pilotos baleados en el área metropolitana

El accidente en la ruta Interamericana dejó seis personas heridas. (Foto: Bomberos Municipales Departamentales).

El accidente ocurrió este domingo por la mañana en el kilómetro 184, en la misma ruta donde este sábado otro autobús de transportes Chepita volcó, dejando un muerto.

Los socorristas informaron que nueve heridos fueron trasladados a los hospitales nacionales de Quetzaltenango, Totonicapán y al Regional de Occidente.

Tanto en el accidente de ayer, en el kilómetro 34, como en el de hoy, los pasajeros indicaron a socorristas y autoridades que las unidades viajaban a excesiva velocidad. 

Pilotos atacados

En un hecho de violencia, una unidad del transporte extraurbano fue atacado a balazos en la 48 calle de la avenida Petapa, informaron socorritas y autoridades.

El piloto de la unidad fue trasladado en estado grave. El ataque causó atascos vehiculares.

Piloto de autobús quedó herido de gravedad. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

#CBMInforma | #AtaqueArmado#Ampliación

Una persona de aprox. 52 años de edad, piloto de un bus extraurbano, Rutas San Miguel Petapa, es herido por proyectil por arma de fuego, de inmediato es estabilizado y trasladado al HR

Avenida Petapa y y 48 calle de la #zona12#CBMguate pic.twitter.com/4kFnI0GLw7

— Bomberos Municipales (@bomberosmuni) May 19, 2019

La noche de este sábado fue ultimado Bryan Armando Jerónimo de la Rosa, de 20 años, piloto de un microbús, en la zona 2 de Fraijanes, informaron los Bomberos Municipales Departamentales.

Los ataques armados contra el transporte se han incrementado en el área metropolitana, y las autoridades lo atribuyen al cobro de las extorsiones por parte de pandilleros. 

El chofer quedó dentro de la unidad de transporte. (Foto: Bomberos Municipales Departamentales)

Contenido relacionado

> “Tiene una cuenta pendiente con nosotros»: Así extorsionaba una banda en complicidad con policías

> Madre de secuestrador es condenada a ocho años de prisión por extorsión a pilotos de buses

> Lo urbano metropolitano afectado por la violencia

 

 

Consultar la fuente

En Honduras, defender la vida es un pecado

En el libro «En Honduras defender la vida es un pecado» (2017) documento la oposición a la minería en Honduras, un país al borde de un «auge minero», producto de la aprobación de la nueva Ley de Minería en abril del 2013, y que tiene registrada la tasa de asesinatos de defensores de tierra y medio ambiente más alta de Latinoamérica y el mundo: una cifra que es poco probable que cambie sin cambios políticos anteriores.

La publicación es el resultado de un trabajo de investigación colaborativa con la ONG hondureña ASONOG — una ONG que brinda asistencia a comunidades afectadas por la minería, y comunidades que defienden su territorio contra la imposición de proyectos extractivos. El trabajo de campo principal fue llevado a cabo durante 6 meses en el 2013, meses después de la aprobación de la Ley de Minería, como investigación de tesis de maestría en Estudios de Desarrollo Internacional de la Wageningen Universidad, Países Bajos. Durante y después de tres otras visitas a Honduras entre el 2014 y el 2016, el texto fue adoptado y actualizado para su eventual publicación en español en el 2017, producto de una campaña de crowdfunding apoyado por el Dr. Carlos Sandoval de la Universidad de Costa Rica (UCR).

En tiempos coloniales Honduras era un productor importante de minerales, pero la importancia del sector minero se disminuyó considerablemente después de la independencia. El Huracán Mitch, que devastó Honduras en el año 1998, fue utilizado al estilo ´doctrina de choque´ para aprobar una primera ley minera neoliberal, que dio lugar al establecimiento de las primeras minas industriales a cielo abierto en el país: la mina San Andrés en el departamento de Copán, y la mina San Martín en el departamento de Francisco Morazán, ambas de propiedad canadiense. Los problemas asociados con estas dos minas, como la pérdida de tierras para la agricultura y más importantemente la contaminación del agua asociada con la lixiviación de cianuro y sus impactos de salud,  abrieron el paso para el nacimiento del movimiento antiminero en el país.

Considero la actual agresiva expansión de la industria minera como un empujón de la frontera de recursos (Bunker, 2003), un modelo de desarrollo extractivista que implica, en las palabras de Bridge (2004, pp.11), la acumulación por despojo: la mercantilización y privatización de recursos naturales como aguas y tierras; expulsión forzada de comunidades campesinas de sus territorios comunales; transformación de varias formas de derechos de propiedad común en regímenes exclusivos o privados; y supresión o negación de formas alternativas de producción.

El discurso principal del movimiento anti minero hoy es sencillo, pero poderoso: podemos vivir sin oro, pero no podemos vivir sin agua. ¡Sí a la vida, no a la minería!. Este movimiento, cuyo discurso sobre la importancia del acceso al agua no contaminada como requisito para la vida resuena fuertemente en las comunidades rurales, ya que dependen del acceso al agua para la continuación de sus modos de vida, tuvo unos logros importantes en los años 2000. A través de movilizaciones masivas, el  movimiento impidió la instalación de una mina canadiense a cielo abierto en el departamento de Ocotepeque en el año 2004. Con evidencias sobre graves impactos de salud — presencia de metales pesados en la sangre de habitantes del Valle de Siria — logró el cierre de la mina San Martín y la salida de la empresa Goldcorp de Honduras. Finalmente, a través de batallas legales y bloqueos de carreteras principales, lograron el declaratorio de inconstitucionalidad de varios artículos críticos de la Ley Minera por parte de la Corte Constitucional en el 2006, y convencieron al presidente Manuel Zelaya decretar un moratorio sobre nuevas concesiones mineras en el 2008.

El golpe de Estado de junio del 2009, que expulsó al presidente Zelaya y que restauró el poder al Partido Nacional, de ideología derecha y conservadora, deshizo los avances del movimiento antiminero durante un periodo en el cual el movimiento perdió fuerza. En el contexto de una política agresiva de comercialización de recursos naturales, el nuevo gobierno comenzó a otorgar nuevas concesiones mineras, y aprobó una nueva ley minera en el 2013, nuevamente con el objetivo de convertir Honduras en un país minero.

La nueva política minera generó, y sigue generando, una situación de conflictividad socio-ambiental considerable en los territorios. Debido a la falta de políticas para lograr un diálogo con el Gobierno central desde el golpe de Estado, el movimiento antiminero se ha enfocado en la búsqueda de oportunidades a nivel local, motivando a las comunidades a declarar sus municipios libres de minería a través de cabildos abiertos. A su favor, la ley minera contempla que los proyectos mineros requieren el consentimiento de la población local a través de una consulta. En contraste, la industria extractiva y el Gobierno central no tienen este nivel de éxito al intentar convencer a las poblaciones locales de los potenciales beneficios de la minería, aunque argumentan que la minería contribuye al desarrollo y el alivio de la deuda, y combate la inseguridad en el país a través de una tasa de seguridad, que implica que una tercera parte de las regalías del sector minero está destinado para las fuerzas de seguridad del Estado, con lo cual se creó la Policía Militar en el 2013.

Sucesivamente, donde medidas legales no logran obtener el consentimiento de las comunidades para proyectos mineros, frecuentemente se empuja la «frontera extractiva» a través de la criminalización de oponentes y la amenaza de violencia. Para comenzar, la tasa de seguridad crea vínculos perversos entre el sector minero, la policía y el ejército, fuerzas que operan para reprimir la protesta social en contra de las empresas. Líderes comunitarios enfrentan cargos penales como respuesta a la organización de bloqueos o manifestaciones, y varios activistas antimineros han sido asesinados en el contexto de su lucha, con el objetivo de reprimir e impedir la movilización social. En particular, el asesinato de Berta Cáceres, una mujer internacionalmente reconocida por su lucha en pro de derechos humanos y medio ambiente, ha contribuido a un ambiente general de temor.

Este grado de represión y violencia revela un Estado cuyas instituciones, en vez de representar a su ciudadanía para el bienestar de todos, han sido capturados por intereses particulares de empresas legales o intereses ilícitos. Mejorar esta situación requiere un cambio político drástico y urgente, pero eso no será posible sin un cambio social previo. Cada vez más hondureños están conscientes, tanto de sus derechos como de la corrupción del gobierno, pero lograr un cambio político significativo sigue siendo un reto para el país.

 

*Este texto fue producido/seleccionado por el equipo de la red-plataforma centroamericanista O Istmo (www.oistmo.com), donde ha sido publicado originalmente, y editado conjuntamente con el equipo de Nómada para reproducción en su página web como parte del proyecto de intercambio colaborativo entre O istmo y Nómada. 

Consultar la fuente

Entre nubes grises, luces de vida y alguna poesía triste

#DesdeMiTrinchera

Aun uso el reloj de cuerda heredado de mi padre, señala el medio día; en la 6ª avenida de la zona 1, camino entre la gente, hay dos niños con sus cajas de lustre que llaman ofreciendo brillo para mis zapatos, continuo mi marcha hasta que unos metros después me detengo, mis zapatos no necesitan brillo, pero los niños necesitan de mis zapatos. Me siento en una banca mientras le digo al niño «bueno… que queden nítidos», el instinto no me engaño, al ritmo de su trabajo nos envolvimos en una interesante platica, no le pregunte su nombre así que le llamare «Julio», como el mes que acaba de terminar, orgullosamente me decía, como llevaba ya Q 40.00 en sus bolsillos, desde que empezó su jornada a las 5:30 de la mañana, producto de su habilidad de tratar al cliente como se merece, narrándome con una sonrisa sarcástica, que no faltaba la clienta «traicionera», que se fue con el lustrabotas de dos cuadras delante, solo para que éste «por  salir de pobre», le cobrará Q 35.00 por el lustre de sus botas que le llegaban hasta  las rodillas; frente a «Julio» y mi persona descansa el majestuoso Palacio de la Policía Nacional de Guatemala, hoy sede del Ministerio de Gobernación; construido por el General Don Jorge Ubico en el año de 1935, entre estilos romanos y góticos, se alza entre la 6ª y 7ª avenida entre 13 y 14 calle de la Zona 1, este palacio ha sido testigo de grandes acontecimientos y difíciles decisiones , en sus jardines exteriores descansaban hace años, dos bustos que formaban parte de la historia del mismo, uno de ellos el del General Ubico y que fue destruido por una nube gris de vándalos, los mismos que se escudan en manifestaciones, con resentimientos ideológicos y que dañan nuestro patrimonio, que son parte de la historia de Guatemala.

Las nubes grises estáticamente decoran el ambiente del país, y entre violencia, mala práctica política y crisis financiera el guatemalteco no tiene mucho que escoger, no tiene mucho que soñar, se ha vuelto incapaz de levantar la mirada y darse cuenta que entre la amargura, decepción, manipulación y del engaño existen luces de vida, esas luces convertidas en  hombres que de alguna manera viven sin querer o queriendo para servir, para logra colocar estrellitas positivas a la historia de cada día, en un país… en nuestro país GUATEMALA. Para junio de este año el deportista Gelber Albertino Vásquez, conquistaba dos preseas en una competencia de alto rendimiento a nivel internacional, el «Desert Challenge, la de oro en lanzamiento de bala, y una de plata en la de lanzamiento de jabalina, Vásquez sin duda un joven  deportista, que promete una vida llena de triunfos, basados en la disciplina y el entrenamiento que alterna con su trabajo, un trabajo digno y de sacrificio, uno que no mira condición social para servir, que no posee horario, ni fechas festivas en ningún calendario, uno donde su uniforme representa y marca la ruta, el destino para servir a la patria, el ser soldado de infantería que integra orgullosamente las filas del Ejército de Guatemala; como lo ha aprendido que sin sacrificio no existe la gloria, y que a su regreso de los Estados Unidos de Norte América la ausencia de los medios de comunicación fue evidente, los que se atrevieron a cubrir su gloria se encargaron de ocultar su oficio, no fue recibido con una comitiva de 6 vehículos blindados, ni tampoco una escolta de 24 guardaespaldas , al contrario no dudo en vender su moto para cubrir  los gastos de estadía, comida y boleto  para poder viajar a los EEUU; una luz guatemalteca, digno guerrero maya de Petén que coloca otra medalla más en el pecho de la victoria y dignidad de Guatemala.

Era el grito del Volcán, era su inexplicable furia, talvez queriendo demostrar que el ser humano no es más grande que la voluntad de Dios sobre su propia creación, a ese grito que sería el preámbulo de un domingo de luto, acudió Juan Fernando Galindo Hurtarte, delegado de CONRED, que con el mismo sentido de sacrificio, salió de su hogar en la tarea de auxilio y evacuación de las víctimas de la tragedia del Volcán de Fuego, en San Miguel Los Lotes, sin saber que dejaría para siempre en su estado físico a su esposa y tres hijas, pero su espíritu y el orgullo de ser una luz más en Guatemala, brillara para siempre en su hogar y familia que jamás le olvidara, de igual manera correrá su sangre por la venas de su hermano Fabricio, un querido amigo mío de sangre verde, que sigue y seguirá sirviendo a su patria; así como Juan Fernando muchas otras luces pasaron a brillar en el firmamento y de seguro proveerán esperanza y bendiciones a nuestra tierra.

De esta manera abrimos el cielo gris, para demostrar que en Guatemala las luces de vida y de orgullo existen, que no las olvidamos; precisamente el día jueves 2 de agosto los atletas guatemaltecos acumulan ya 82 preseas en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se están llevando a cabo en la ciudad de Barranquilla, Colombia, nuestra delegación la integran 428 atletas guatemaltecos, participando en 44 disciplinas deportivas que maravillosamente representan a nuestra querida y orgullosa patria.

«Julio» termino su lustre, con el dilema de irse a descansar a su casa en la Zona 12 o continuar su tarde ganando unos quetzales más; «Julio» una luz de vida, lleno de inteligencia y personalidad, que ha falta de apoyo y motivación de parte de nuestra sociedad, lo más probable sea que su brillo se pierda como la luz de un disparo en medio de una oscura noche y yo por mi parte con un párrafo de triste poesía me despido y termino estas líneas, con ejemplos de «luz de vida» que en medio de nubes grises llenan de esperanza los cielos de mi amada Guatemala.

Se unen las palabras en un intento de los

Labios por murmurar la verdad…

La costa esta tan cerca pero mi vida se ahogó,

Hace mucho tiempo en la amargura de la mar.

Arameo Zealep.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Entre nubes grises, luces de vida y alguna poesía triste se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente

¿Por qué Juana Raymundo ya es un símbolo?

Este texto es un artículo de opinión.

La historia de Guatemala es la de la violencia y el terror. Ese pasado –cuando el control del Estado y de la sociedad lo tenían los militares y cualquier expresión de crítica y oposición era minimizado y eliminado a través de la desaparición, la tortura y la muerte–, se mantiene vivo y nos caracteriza como país.

Este fin de semana Juana Raymundo, enfermera y líder comunitaria Ixil de Nebaj, Quiché, integrante de Codeca y del Movimiento de Liberación de los Pueblos, fue asesinada. Su cuerpo apareció a la orilla de un río con señales de tortura. Una dirigente social joven a quien, como si nos encontráramos en las décadas de 1970 o 1980, se la llevó la violencia.

La muerte violenta de Juana Raymundo se suma a la de otros líderes comunitarios y campesinos asesinados durante los últimos meses en diferentes puntos del país: Luis Marroquín, Florencio Pérez, Alejandro Hernández y Francisco Munguía, todos de Codeca; y de Mateo Chaman, José Can Xol y Ramón Choc, del Comité Campesino del Altiplano (CCDA).

El asesinato de Juana Raymundo indigna y devela el fortalecimiento de reacciones violentas contra las expresiones sociales locales que exigen un cambio en la estructura económica del país. Actos criminales que son alentados y que también alimentan ese discurso hegemónico que justifica la muerte como opción para resolver conflictos y diferencias con argumentos tan poco humanos como el que afirma que «los matan porque en algo andaban metidos».

No puede pensarse en delincuencia común como la primera opción en este caso, porque a Juana la mataron en uno de los departamentos con menos violencia en el país. Según la organización Diálogos, Totonicapán, Quiché, Sololá, Alta Verapaz y Huehuetenango son los departamentos que muestran la tasa más baja de homicidios.  De hecho, de julio de 2017 a junio de 2018 en Nebaj se reportaron únicamente 3 asesinatos, con una tasa de 2.9 homicidios por cada 100 mil habitantes. Fue en ese contexto social en donde el cuerpo de Juana fue utilizado por sus asesinos como un papel para enviar un mensaje de terror.

Así, mientras el Ministerio Público no aporte información sobre las causas y los responsables de estas muertes, uno no puede pensar otra cosa más que los asesinatos de estos líderes comunitarios son perpetrados por estructuras criminales que pretenden sembrar el miedo entre la gente para impedir que se organice, dialogue y emprenda la movilización política y social para alcanzar sus objetivos. Preocupa pensar, además, que puedan operar desde el Estado o bajo el amparo de él.

A Juana, al igual que a sus compañeros de Codeca, la mataron para callarla. Tenía claro cuáles eran las causas de la injusticia social y cuáles son los mecanismos que utiliza esta sociedad para incrementar la desigualdad entre la ciudad y el campo y entre indígenas y ladinos/mestizos para beneficio de una oligarquía corrupta y opulenta.

Además, por ser mujer e indígena, Juana estaba condenada a enfrentar más obstáculos para llevar una vida digna. La oficina del OACNUDH en Guatemala lo reiteró en informe de 2017 sobre la situación de los Derechos Humanos. Este país concentra uno de los peores índices de desarrollo del mundo. Muestra de ello es que el 60 por ciento de la población vive en la pobreza, concentrándose los más altos porcentajes de este flagelo social entre las personas que viven en el campo (ahí el 76.1% de las personas son pobres) y en los pueblos indígenas (79.2%). 

Pero Juana, con sus dos décadas de vida, identificó el camino para la liberación de su comunidad y de su pueblo. Le apostó a la organización social y comunitaria para reiterar que las personas como ella, como todas, merecemos llevar una vida digna lejos de la miseria y con oportunidades de trabajo y de desarrollo y con acceso a los servicios sociales y recursos productivos. Dentro de Codeca era una de las encargadas de la formación política de los jóvenes para, tal como lo dijo su organización a la prensa, preparar a muchas Juanas.

Además de la organización social, Juana también le apostó a la vida partidaria porque este Estado, cuya población es diversa, impone una única forma de acceso a los puestos de poder público. Ella fue electa como integrante del comité ejecutivo municipal del Movimiento para la Liberación de los Pueblos, que pretende ser una opción partidaria organizada, desde la vivencia y conocimientos locales, en el proceso electoral de 2019.

Con estas características Juana sintetizaba el peligro para este sistema de exclusiones que se resiste a morir y que nuevamente echa mano, ya no solo de la criminalización de los liderazgos comunitarios a través del sistema de justicia, sino también de la violencia para desaparecerlos.

Juana Raymundo es ya un símbolo, no del martirio porque la organización social le apuesta a la vida, sino de la juventud que necesita este país. Por ello es imprescindible que el MP dé respuestas sobre su asesinato y el de los otros dirigentes campesinos, porque mantenerlos en la impunidad sólo alienta la violencia y establece la represión y la persecución política como prácticas normalizadas.

«Cuando nos organizamos a defender derechos, porque eso es parte del compromiso cristiano porque Jesús lo hizo y por eso lo crucificaron, es cuando nos persiguen», expresó Thelma Cabrera, dirigente de Codeca, durante el entierro de uno de los líderes campesinos asesinados. La organización es, precisamente, lo que pretende impedir el sistema cuando activa la violencia. Pero reconocernos, dialogar, ponernos de acuerdo y emprender el cambio es lo que permitirá modificar esta indignante realidad.

Consultar la fuente

Bullying, entre las causas de muertes violentas de menores de edad

A pesar de que existe una reducción de las muertes violentas de los menores de edad, a julio del presente año van 417 y el número de víctimas femeninas aumentó, en comparación con 2017.

Menores en riesgo

417 menores de edad han muerto de forma violenta en los primeros siete meses de 2018, según el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

Entre las causas de muerte destacan las provocadas por armas de fuego y en un segundo lugar está la asfixia por suspensión o ahorcamiento, lo que el GAM atribuye al bullying, entre otros motivos.

La entidad indicó que la cifra mencionada equivale a un 13 por ciento menos que en el mismo período del 2017, pero el número de mujeres aumentó y el de hombres disminuyó.

Lee más: Heridas de bala, con cuchillo o asfixiadas, escalada de violencia contra mujeres

La entrada Bullying, entre las causas de muertes violentas de menores de edad se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Ciudad de Masaya sitiada por fuerzas a favor de Daniel Ortega

Nicaragua vive otra jornada violenta este martes 17 de julio, cuando fuerzas allegadas al presidente Daniel Ortega lanzaron la “operación limpieza”, sobre la ciudad de Masaya.

La metrópoli de mayoría indígena, es símbolo de la resistencia, sobre todo el barrio de Monimbó.

Masaya bajo asedio

“¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote” de ese templo, escribió en Twitter el arzobispo auxiliar de Managua, Silvio Báez.

¡Invito a todos los católicos de Nicaragua a que en este momento oremos por el pueblo de Monimbó! Dejemos lo que estamos haciendo por unos minutos y hagamos silencio y dirijamos nuestra voz y nuestro corazón al Señor. ¡Señor, concede la paz a Nicaragua! ¡Señor protege a Monimbó!

— Silvio José Báez (@silviojbaez) July 17, 2018

La población ha levantado en la ciudad barricadas de adoquines de hasta dos metros.

“¡Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas!”, agregó Báez.

Las campanas de las iglesias sonaron al tiempo que ráfagas de armas de todo calibre se escucharon por todos lados de Masaya, dijeron testigos que llamaron a emisoras de Managua.

Incursión violenta

Por otra parte, unas 37 camionetas llenas de antimotines y parapolicías fuertemente armados ingresaron desde la madrugada por los cuatro costados de Masaya, 30 kilómetros al sur de Managua, según imágenes subidas en las redes sociales por vecinos de la ciudad.

#Video | Asi se defiende el pueblo heróico de Monimbó ante el ataque armado paramilitar del gobierno #AaiComoSuena pic.twitter.com/z8xDSdCdnp

— Radio Corporacion (@Corporacion540) July 17, 2018

“Nos están atacando por varios puntos de aquí de Monimbó”, dijo en un audio enviado por WhatsApp el dirigente del Movimiento de Estudiantes 19 de Abril, Cristian Fajardo.

La ciudad de Masaya se declaró en rebeldía desde que iniciaron en abril las protestas antigubernamentales que reclaman la salida del poder de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

El pasado domingo, un amplio operativo en Masaya y ciudades vecinas dejó al menos 10 muertos y numerosos heridos, según organismos de derechos humanos. La policía confirmó solo dos víctimas fatales, incluido uno de sus agentes.

#SOSNicaragua
AHORA: Más de 1.500 paramilitares con armas de guerra del Gobierno Ortega rodean y atacan a sangre y fuego las barricadas que protegen Monimbó, Masaya. Otra matanza ha comenzado. pic.twitter.com/cBE42nbp3b

— Javier Bauluz (@javierbauluz) July 17, 2018

Países condenan violencia

Los gobiernos de al menos 10 países se pronunciaron sobre la situación en Nicaragua exhortaron el cese de la violencia y la reactivación del diálogo entre las partes.

Comunicado Oficial: Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, ante la situación en la República de Nicaragua. Lea la nota completa ➡https://t.co/5o6rf7KUuq pic.twitter.com/RUDeep1TGJ

— MINEX Guatemala 🇬🇹 (@MinexGt) July 16, 2018

Por su parte, Estados Unidos anunció la revocación de visas a funcionarios señalados de violar los derechos humanos durante la crisis.

The U.S. condemns the ongoing attacks by Daniel Ortega’s para-police against university students, journalists, and clergy across the country. We call on Ortega to cease his repression of the people of #Nicaragua immediately. https://t.co/j4iPAFU4ac pic.twitter.com/v5VoZDJo7s

— Heather Nauert (@statedeptspox) July 16, 2018

*Información en desarrollo

La entrada Ciudad de Masaya sitiada por fuerzas a favor de Daniel Ortega se publicó primero en Canal Antigua.

Consultar la fuente

Video juegos: posible trastorno médico (OMS)

#DescubrirLasRaíces

Cuentan de hace pocas semanas, como alguien en París vió desde la calle a un niño que estaba en peligro de caerse desde cuatro pisos arriba: trepó por la fachada y lo salvó de caer al vacío. Y el padre del menor. ¿dónde estaba mientras su hijo  estaba en peligro?:  jugando al Pokémon Go y «cazando» criaturas virtuales por la calle. ¿Un padre irresponsable… o un enfermo?

Coincide con la noticia de que para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el trastorno por videojuegos es un peligro real. Y una vez registrado esto, se espera que los países lo tomen en cuenta a la hora de planificar sus estrategias de salud, y que lo contemplen en su cobertura sanitaria.

Porque cuando llevan a retrasar o no prestar atención a los deberes urgentes por priorizar el videojuego… Por eso la OMS ha declarado un nuevo trastorno, la adicción a los juegos virtuales,

Esto tiene una incidencia particular más fácil en los jóvenes; aunque no sólo en ellos. En Intermedia (intermediaconsulting.org) están  preocupados, señalando que con ocasión de los regalos  habituales, entre ellos están los videojuegos, y que no todo lo que sirve para jugar es bueno;  sólo como un ejemplo, hay videojuegos que enseñan a matar y violar y suicidarse. Debe tomarse conciencia del tema; porque hoy los jóvenes, puestos a elegir, la mayoría se quedarían con Internet y… los videojuegos.

Jesús Pardo, de Civértice, investigador de la Universidad de Navarra y especialista de relaciones de jóvenes con nuevas tecnologías y videojuegos, reconoce que hay bastantes videojuegos educativos y muy divertidos. Los videojuegos actuales permiten jugar a casi todo: puedo salvar la Tierra de una invasión extraterrestre, construir una ciudad; pero también abusar de los compañeros de clase, o simular relaciones sexuales. El problema es que todavía hay muchos padres que no saben a qué juegan sus hijos, y junto a videojuegos recomendables, hay otros que son una barbaridad.

Es muy conocido por su impacto en este tema un libro de la Universidad de Oxford cuya conclusión aplastante es que la violencia de estos medios aumenta el comportamiento agresivo; además, dejar ver que la naturaleza interactiva de los videojuegos produce una relación más fuerte con el comportamiento violento, comparado con la televisión o películas. Lógicamente igual sucederá en temas sexuales.

Y precisan de la OMS que la decisión de incluir la adicción a los videojuegos bajo esta categoría llega tras un proceso de recopilación de datos y a partir de los tratamientos aplicados a personas con síntomas semejantes a los que muestran aquellos individuos «enganchados» a este tipo de entretenimiento. El Dr. Vladimir Poznyak, miembro del Departamento de Salud Mental de la OMS, y quien propuso el nuevo diagnóstico,  apunta entre los síntomas de la adicción la alteración de los patrones de sueño, los problemas de alimentación y un déficit de la actividad física.

Es claro que los padres deben dar una orientación educativa sobre los videojuegos y, por supuesto, seleccionarlos. Estar informados, adelantarse y, sobre todo, dar ejemplo: los padres tienen que exigirse en vivirlo ellos: como es frecuente, la educación resulta más exigente para el que educa.

TEXTO PARA COLUMNISTA

La entrada Video juegos: posible trastorno médico (OMS) se publicó primero en El Siglo.

Consultar la fuente